null: nullpx

Confirmada su reunión con Trump, ¿quién pagará la cuenta del lujoso hotel de Kim Jong Un en Singapur?

Es una de las grandes dudas de la logística de la reunión del líder de Corea del Norte con el presidente Donald Trump el próximo 12 de junio en Singapur. Según reportó el Washington Post, debido a su frágil economía, Pyongyang pidió que sea otro país quien pague la estancia de la delegación norcoreana que asista el encuentro. Y ya han surgido candidatos para hacerlo.
3 Jun 2018 – 12:38 PM EDT

Falta poco más de una semana para que el presidente Donald Trump participe en una cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, en un encuentro histórico que se celebrará el 12 de junio en Singapur. Y mientras los asesores de ambos gobiernos preparan el encuentro que se centrará en el futuro de las armas nucleares de Pyongyang, ha surgido un dilema en la logística: ¿quién pagará por el costoso hotel en el que quiere alojarse la delegación de Corea del Norte, una nación con una frágil economía, golpeada también por las sanciones occidentales por su programa nuclear?

La pregunta la hizo el diario Washington Post el viernes después de que Trump confirmase la celebración de la reunión que días antes había puesto en duda. "El estado paria, orgulloso pero carente de liquidez, requiere que un país extranjero pague la cuenta en su alojamiento de preferencia: el Fullerton, un espléndido hotel de estilo neoclásico cerca de la desembocadura del río Singapur donde una suite presidencial cuesta más de $6,000 por noche", escribió John Hudson en su artículo.

Según el diario, esa es una de las principales preocupaciones de la logística del encuentro que analizan las delegaciones de ambos países encabezadas por el secretario general adjunto de la Casa Blanca, Joe Hagin, y el jefe de gabinete de Kim Jong Un, Kim Chang Son.


Y pese a que en su artículo el Washington Post citaba a dos fuentes estadounidenses que decían que el país estaba abierto a correr con la cuenta, también sabían que eso podía resultar insultante para Corea del Norte por lo que se planteaban pedirle al país anfitrión, Singapur, que lo hiciera.

El sábado, la portavoz del departamento de Estado Heather Nauert descartó la posibilidad de que Washington sea quien pague la cuenta y también dijo que Estados Unidos "no pide a otros que lo hagan".

Sin embargo, que un país anfitrión pague por los costos de una cumbre de este tipo no sería algo inédito. En 2015, durante las conversaciones para el acuerdo nuclear con Irán, Austria ayudó a pagar la seguridad y la logística de la delegación iraní.

Por su parte, la Campaña Internacional para la Erradicación de las Armas Nucleares, una coalición que agrupa a organizaciones y ONGs de más de cien países, también se ofreció para pagar el alojamiento de Kim Jong Un con parte del dinero recibido por el Premio Nobel de la Paz con el que se hizo el año pasado valorado en 1.1 millones de dólares "para contribuir a los esfuerzos para prohibir y eliminar las armas nucleares", según escribió el grupo en su cuenta de Twitter.

La reunión entre Trump y Kim se confirmó este viernes luego de que el presidente estadounidense se reuniese con un enviado del régimen comunista que llegó a la Casa Blanca con una carta del líder norcoreano.


Según dijo a los periodistas el enviado norcoreano, Kim Jong Un seguiría dispuesto a la desnuclearización de su país por lo que mostró su confianza en lograr un acuerdo final con Pyongyang. Durante la entrevista también se abordaron numerosos temas, como las sanciones a Corea del Norte o un tratado que formalmente instaure la paz en la península coreana, pero no se tocó el tema de los derechos humanos.

Apretón de manos, sonrisas e historia: las fotos del encuentro entre los líderes de las dos Coreas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés