null: nullpx

Canciller ruso niega injerencia en las elecciones de EEUU en 2016: "Se nos acusa sin una sola prueba"

Sergei Lavrov rechazó desde Moscú la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre nexos con Rusia para intervenir en la campaña electoral y dañar a Hillary Clinton. "La fantasía no tiene límites", dijo el ministro ruso.
31 Oct 2017 – 7:04 AM EDT

La imputación este lunes de tres exintegrantes del equipo de la campaña presidencial de Donald Trump investigados por supuestamente mantener y mentir sobre nexos con Rusia ha tenido resonancia en Moscú. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha reaccionado rápido al negar tales vínculos y asegurar que no existe "ni una sola prueba" que los comprometa.

"Se nos acusa, sin una sola prueba, de injerencia en las elecciones no solamente en Estados Unidos sino en otros países", dijo Lavrov en una conferencia de prensa en Moscú.

El fiscal especial Robert Mueller imputó al abogado Paul Manafort y a su socio Rick Gates por 12 cargos que no están relacionados directamente con actividades del comité electoral de Trump, sino con delitos cometidos mientras Manafort dirigía la campaña presidencial.

Mueller asegura en la acusación contra Manafort que lavó más de 18 millones de dólares producto de sus asesorías a otros gobiernos en la compra de propiedades, bienes y servicios en Estados Unidos.

Paralelamente, George Papadopoulos, asesor de política exterior de la campaña de Trump, admitió haber sostenido reuniones con funcionarios rusos que ofrecían información "sucia" sobre la candidata demócrata Hillary Clinton y se declaró culpable de haber mentido al respecto a agentes del FBI.

El acta de inculpación de 31 páginas no sugiere colusión entre el equipo del candidato Trump y Rusia para favorecer su elección.

En cambio, la acusación contra Papadopoulos es la principal evidencia de esa posible colusión.

Manafort y Gates comparecieron este lunes ante un juzgado a cargo de Deborah Robinson, tras lo cual se declararon "no culpables" de los cargos. Se les impuso arresto domiciliario.


Cuestionan la investigación

Lavrov no solo lo niega sino que desacredita la investigación del fiscal Mueller: "La fantasía no tiene límites", comentó el ministro ruso a los periodistas.

La portavoz de Exteriores rusa, María Zajárova, ya se había adelantado al ministro Lavrov la noche del lunes al tildar de "falsas" las acusaciones contra Manafort.

Según Zajárova, en el escrito de imputación el expresidente ucraniano Víktor Yushchenko fue confundido con la ex primer ministra Yulia Timoshenko.

"Les explicaré por qué son falsas. Me gusta especialmente la parte donde, según los cuerpos de seguridad de EEUU, el cargo de presidente de Ucrania antes de Yanukóvich lo ocupaba Yulia Timoshenko", dijo Zajárova.

Hasta la llegada al poder de Víktor Yanukóvich, destituido en 2014 tras las revueltas del Maidán, la jefatura del Estado ucraniano la ejercía Víktor Yushchenko (2005-2010), mientras que Timoshenko se desempeñó como primer ministra del país entre 2007 y 2010.

Trump y su campaña han negado las acusaciones de colusión con Rusia y ha dicho que las investigaciones e informes periodísticos son una "cacería de brujas".

Trump dice una cosa y sus subordinados la contraria: así contradice al presidente su propio equipo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés