null: nullpx
Arrestos

Arrestan en Washington al líder del grupo de ultraderecha 'Proud Boys': portaba cargadores ilegales de un arma de alto calibre

Enrique Tarrio fue detenido bajo cargos de destrucción de propiedad de un iglesia de feligresía mayoritariamente afroestadounidense, donde presuntamente quemó una bandera el 12 de diciembre. Planeaba participar en las manifestaciones convocadas para este miércoles en la capital en apoyo a Trump.
5 Ene 2021 – 05:36 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El líder del grupo ultraderechista estadounidense ' Proud Boys', Enrique Tarrio, fue arrestado este lunes en Washington, donde planeaba participar el miércoles en una protesta masiva de apoyo al presidente saliente Donald Trump, confirmó la policía local.

El arresto de Tarrio, de 36 años, está relacionado con la quema de una bandera del movimiento antirracista Black Lives Matter, robada de la iglesia metodista Asbury, una congregación mayormente de raza negra, durante violentas protestas el pasado 12 de diciembre, explicó Dustin Sternbeck, vocero de la policía del D.C. al diario The Washington Post.

Tarrio, que acababa de llegar a la ciudad desde el estado de Florida donde reside, enfrenta cargos por poseer en el momento de su detención dos cargadores ilegales de un arma de alto calibre que permiten contener balas adicionales, agregó Sternbeck.

La policía local no descarta que las autoridades federales puedan presentar cargos contra Tarrio por crímenes de odio, algo que podría acarrear penas mayores.

Admite la culpa y dice que pagará por los daños

Durante la campaña electoral Tarrio estuvo implicado en la organización Latinos for Trump. En una entrevista con el Post en diciembre admitió que había arrancado la banderola de la iglesia y la había quemado.

"Lo hice", afirmó el activista, y adelantó que planeaba declararse culpable y pagar a la iglesia por el costo de la banderola si le acusaban formalmente.

Su sopresiva detención se produjo cuando entraba a la capital estadounidense este lunes en un vehículo que la policía detuvo para inmediatamente arrestarlo.

Tarrio niega que sus acciones en diciembre estuviesen guiadas por una motivación racista y afirmó que su problema con el movimiento Black Lives Matter radica en que, a su juicio, habían "aterrorizado" al país durante las protestas del año pasado contra la brutalidad policial.


Una opinión muy diferente es la manifestada por los integrantes de la iglesia metodista, cuya feligresía es mayormente de raza negra. "La conducta de los 'Proud Boys' en Washington el 12 de diciembre de 2020 es un nuevo y peligroso capítulo en la larga y terrible historia de violencia de supremacistas blancos contra templos negros", afirmó la iglesia en su denuncia.

El martes y el miércoles se esperan protestas de parte de seguidores del presidente Donald Trump que respaldan su denuncia infundada de que él, y no Joe Biden, es el ganador de la elección presidencial del 3 de noviembre pasado.

Marcharán de incógnitos, en pelotones pequeños

Los ' Proud Boys', vetados por Twitter y clasificados como un grupo de odio por el Southern Poverty Law Center (SPLC), organización que monitorea a organizaciones extremistas, está compuesto mayoritariamente por jóvenes anglosajones, aunque también hay hispanos, como Tarrio, que es de origen cubano.

Según el SPLC la agrupación congrega a supremacistas blancos, islamofóbicos y misóginos que se oponen a la inmigración. Entre las organizaciones de ultraderecha que apoyan a Trump, ganaron notoriedad al demostrar que están dispuestos a usar la violencia contra los opositores al presidente.

En el primer debate presidencial, de hecho, Trump se refirió a ellos cuando el moderador Chris Wallace le preguntó si condenaría a los supremacistas blancos y les pediría que no intervengan en las protestas raciales, y el presidente respondió: "Seguro, estoy dispuesto, pero diría que casi todo lo que veo es del ala izquierdista, no del ala de derechas. Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa. Quiero ver paz".

"Proud Boys, den un paso atrás y permanezcan preparados, pero les digo algo, les diré que alguien tiene que hacer algo con Antifa (movimiento anarquista) y la izquierda porque esto no es un problema del ala derechista", respondió el presidente.

Para el grupo extremista aquellas palabras fueron una especie de bendición presidencial. Inclusive, una cuenta del grupo en la red Telegram tomó como parte de su nuevo logo: "Dando un paso atrás y esperando".


Esta vez, han advertido que participarán en una megaprotesta de apoyo al presidente en la capital, justo cuando en el Congreso se haga la cuenta formal y final de los votos del Colegio Electoral, que dan al demócrata Joe Biden la victoria en las elecciones de noviembre.

"Los Proud Boys saldremos a la calle en número sin precedentes, pero esta vez con una diferencia", explicó Tarrio recientemente en la red social Parler, utilizada por muchos conservadores.

"No usaremos nuestro uniforme tradicional negro y amarillo. Estaremos de incógnito y estaremos dispersos por todo el centro de Washington D.C. en pelotones más pequeños", añadió.

Varios republicanos en el Congreso planean desafiar los votos electorales en algunos estados clave, lo cual promete retrasar durante horas el proceso de ratificación de la victoria de Biden, aunque no hay opciones reales de que cambien el resultado de las elecciones.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés