null: nullpx

6 temas incómodos que Trump quiere tapar con su pelea contra el mundo del deporte

En una de las semanas más difíciles para el presidente y los republicanos, Trump ha conseguido de nuevo desviar la conversación de asuntos en los que se arriesga a fracasar, gracias a una polémica creada por él mismo.
25 Sep 2017 – 2:34 PM EDT

Donald Trump llegó el viernes por la noche a Alabama sabiendo que tenía por delante una semana difícil. Horas antes de encender un nuevo polvorín que le enfrenta a los deportistas estadounidenses, Trump sufría un nuevo revés al conocerse que el último y desesperado intento de los republicanos por tumbar Obamacare tenía visos de fracasar. El senador John McCain había dicho que votaría en contra de sus compañeros una vez más.

En Alabama, Trump se subió a un escenario junto a Luther Strange, un probable perdedor al que había decidido apoyar en la carrera republicana para el escaño vacante por ese estado en el Senado.

Después de media hora en la que arremetió sin telemprompter contra el pequeño "hombre cohete" de Corea del Norte y de prometer que el muro será construido, Trump resaltaba el patriotismo de Strange y se quedó pensativo con gesto agrio mientras el público aplaudía.

"¿No les gustaría ver que los propietarios de la NFL cuando alguien le falta el respeto a nuestra bandera decir: 'saquen a ese hijo de p*** del campo ahora mismo. Está despedido'", dijo Trump furioso.


Su insulto ha dado inicio a una nueva batalla contra el mundo del deporte, uno de los pocos sectores con los que el presidente aún no se había enfrentado en su corta carrera política, y que continúa avivando en Twitter este martes criticando la protesta de los Dallas, rodilla al suelo, el día anterior.

Trump se refería en su mitin a los jugadores de fútbol americano que en agosto de 2016 comenzaron a arrodillarse mientras sonaba el himno nacional antes de los partidos. El originador de las protestas, el quaterback de los San Francisco 49ers Colin Kaepernick, explicó que "no iba a mantenerse en pie mostrando orgullo por la bandera de un país que oprime a los negros y a otras personas de color".

El presidente confía en que sale ganando de esta nueva batalla. La NFL es un deporte muy popular entre los republicanos, pero a los votantes ultranacionalistas del presidente les molesta que los deportistas afroestadounidenses no respeten el himno y la bandera por agravios de la comunidad negra.

De paso, el presidente ha conseguido que la conversación se centre desde hace ya tres días en un tema que no le hace aparecer como indiscutible perdedor. Las protestas de la NFL no habían generado titulares recientemente, pero sí lo habían hecho varios asuntos incómodos en los que la imagen del presidente sale mal parada.

1. La última bala republicana contra Obamacare

Cuándo: Posiblemente el miércoles

Una de las derrotas más clamorosas a las que se enfrenta el presidente es el fracaso de su partido para tumbar Obamacare, la ley de salud aprobada durante el mandato del expresidente Barack Obama.

Esta semana es clave porque de acuerdo con las reglas del Congreso, después del viernes, 30 de septiembre, los republicanos ya no podrán aprobar leyes del alcance de ésta con solo 51 votos por medio del proceso de reconciliación. En adelante necesitarían apoyo de los demócratas.

Los republicanos del Senado tienen un nuevo borrador -el proyecto Graham-Cassidy- pero probablemente no tengan los votos suficientes. Para aprobarlo en el piso, necesitarían que no haya más de tres senadores republicanos que voten en contra.

Tres ya han dicho que votarán en contra del proyecto tal y como está escrito: Rand Paul de Kentucky, Ted Cruz de Texas y John McCain. Otras dos senadoras, Lisa Mukowski de Alaska y Susan Collins de Maine son vistas como probables noes.

Trump y los republicanos se enfrentan a un nuevo golpe de imagen. A final de julio, McCain les humilló con un voto en altas horas de la madrugada en el piso del Senado que provocó el fracaso de un proyecto parecido al de Graham-Cassidy.

El director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Marc Short, dijo este domingo en MSNBC que están apuntando al miércoles como día en que el proyecto sería sometido a votación.

Si los republicanos fracasan de nuevo esta semana solo les queda una opción clara por delante: aceptar que Obamacare será la ley vigente y trabajar con los demócratas para mejorarla.

2. El candidato de Trump en Alabama, abocado a la derrota


Cuándo: El martes

Luther Strange necesitaría un milagro el martes para ganar la primaria republicana en la elección especial para nuevo senador por Alabama. La elección se celebra para ocupar el escaño que dejó vacante Jeff Sessions cuando a principios de año dejó el Senado para convertirse en el fiscal general de Trump.

Las encuestas dan a Strange, senador interino, como perdedor claro frente al exmagistrado de la Corte Suprema de Alabama Roy Moore, con una distancia media en torno a los 10 puntos.

La primaria está siendo analizada como un indicador de la influencia de Trump sobre su propia base, que adora a Moore, un radical anti-dreamer y ultraconservador, por el que la web ultranacionalista Breitbart ha hecho una campaña intensa.


Trump decidió apoyar a Strange, más cercano al establishment del partido, en un momento en que necesita reparar las heridas con los líderes del partido en el Congreso para desatascar la agenda legislativa.

El viernes en Alabama, Trump ya parecía arrepentirse en voz alta de haber apoyado a Moore: "Podría haber cometido un error. Seré honesto, podría haber cometido un error", dijo Trump ante miles de seguidores. "Y por cierto, ambos son buenos hombres, ambos buenos hombres. Si su rival gana, voy a hacer campaña aquí como si fuera el infierno por él. Pero, debo decir esto... Luther ganará sin duda".

3. "Los puertorriqueños también son estadounidenses"

Cuándo: de inmediato

Trump está siendo criticado por su silencio sobre Puerto Rico tras el paso el miércoles pasado del destructivo huracán María, el más potente que ha golpeado la isla en décadas.

Al menos 13 personas perdieron la vida, el país continúa sin electricidad, una represa corre riesgo de quebrarse y faltan alimentos y otros bienes básicos.

Mientras Trump se pasaba el fin de semana tuiteando sobre la NFL, a muchos no les pasó desapercibido que no dijera nada sobre la isla. Una de las voces críticas más destacadas ha sido su antigua rival demócrata en campaña: "El presidente Trump, secretario (de Defensa James) Mattis y el Departamento de Defensa deberían enviar a la Marina, entre ellos el USNS Comfort (un buque militar que funciona como hospital) a Puerto Rico ahora. Son ciudadanos estadounidenses".

4. Nueva batalla en el Congreso: impuestos


Cuándo: miércoles

Durante nueve meses, los republicanos se han empantanado en el Congreso tratando de aprobar el fin de Obamacare. Esta semana veremos por fin la introducción de otro gran proyecto nuevo, la reforma de impuestos, y su éxito no está garantizado.

El miércoles, Trump dará un discurso en Indiana sobre el proyecto, del que apenas se conocen detalles. Se espera que comencemos a saber más a partir de hoy mismo, después de que el presidente del comité fiscal de la Cámara de Representantes, Kevin Brady, se reúna a las 6:00 pm con miembros republicanos de su comité.

La reforma fiscal es la mejor oportunidad que tienen la Casa Blanca y los republicanos para poner fin a sus diferencias y unirse en torno a una causa común. Pero a pesar de la afinidad ideológica, los miembros del Congreso molestos con el presidente podrían darle la espalda en este nuevo proyecto. Si la reforma fiscal fracasa, la crisis de los republicanos podría agravarse aún más.

5. El goteo del Rusiagate

Cuándo: en cualquier momento

El escándalo del Rusiagate no es un problema nuevo para el presidente, sino el mayor dolor de cabeza desde que asumió el cargo. Las revelaciones dañinas para Trump se han ido conociendo en forma de goteo incesante. Solo la semana pasada se reportó que los investigadores a las órdenes del fiscal especial Robert Mueller han puesto la lupa sobre las acciones de Trump en la Casa Blanca.

Además, el Congreso recibirá información sobre la propaganda favorable a Trump comprada en Facebook por operadores ligados al Kremlin.

6. Los emails del yerno

Cuándo: el pasado domingo

Politico reveló este domingo que el yerno del presidente y asesor del presidente, Jared Kushner, ha usado un email privado para comunicarse con otros empleados de la Casa Blanca.

Kushner abrió su cuenta en diciembre durante el período de transición, después de una larga campaña en que su suegro y partidarios pidieron la cárcel para Hillary Clinton por un caso similar. Según el abogado de Kushner, su cliente ha enviado desde esa cuenta menos de 100 mensajes a sus compañeros de equipo y los temas tratados eran personales.


En fotos: jugadores de la NFL se arrodillaron en protesta histórica contra Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés