null: nullpx

20 años después, Clinton se defiende del escándalo sexual con Monica Lewinsky

"¿Sientes que le debes una disculpa?", le preguntó el entrevistador al expresidente. "No, no lo siento, nunca he hablado con ella, pero sí dije, públicamente, en más de una ocasión, que lo lamenté (...) la disculpa fue pública", respondió Clinton.
4 Jun 2018 – 05:32 PM EDT
Comparte
La exbecaria de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, junto con el entonces presidente, Bill Clinton. Crédito: Getty Images

El expresidente Bill Clinton habló del caso Monica Lewinsky este domingo en una entrevista televisiva, 20 años después del escándalo generado por la aventura que el entonces presidente tuvo con la joven becaria.

En declaraciones a Today de NBC News, Clinton se defendió cuando fue consultados si, actualmente, a la luz del movimiento #MeToo contra el acoso sexual, había cambiado su visión sobre lo que había pasado con Lewinsky.

El entrevistador Craig Melvin entonces citó un texto que Monica Lewinsky escribió para la revista Vanity Fair en marzo pasado, en donde revelaba que había sido diagnosticada con Desorden de Estrés Post Traumático (PTSD, por sus silas en inglés) a raíz de la aventura que tuvo con el entonces presidente que se hizo pública en 1998 y resultó en un escándalo que condujo hasta el juicio político a Clinton en el Congreso.

Melvin le preguntó a Clinton si se había disculpado con Lewinsky, a lo que el presidente respondió: "Sí, lo he hecho".

Melvin: "¿Pero no te disculpaste con ella?"

Clinton: "No he hablado con ella, lo pensé ..."

Melvin: "¿Sientes que le debes una disculpa?"

Clinton: "No, no lo siento. Nunca he hablado con ella, pero sí dije, públicamente, en más de una ocasión, que lo lamenté, eso es muy diferente, la disculpa fue pública".


Lewinsky relató en la revista Vanity Fair que tantos años después y con el surgimiento del movimiento #metoo que visibiliza los abusos y acosos que sufren muejres en toódos los ámbitos, veía diferente la relación que tuvo con Clinton y deslizó que la asimetría de poder en ese vínculo la hace dudar si fue realmente consensuado.

"Ahora, a los 44 años, estoy comenzando (apenas comenzando) a considerar las implicaciones de las diferencias de poder que eran tan vastas entre un presidente y una interna de la Casa Blanca. Estoy comenzando a considerar la idea de que en tal circunstancia la idea el consentimiento puede ser discutible (aunque existen desequilibrios de poder y la posibilidad de abusar de ellos, incluso cuando el sexo ha sido consensual)", dijo Lewinsky en la revista, 20 años después del escándalo.

En la entrevista de este domingo, Clinton enfatizó en que, de varios modos, él había pagado el precio por el escándalo y agregó que había dejado a la Casa Blanca con una deuda de $16 millones de dólares en defensa.

"Nadie cree que yo me salí libre de eso", dijo a Melvin y luego señaló que muchos medios habían "omitido hechos" de la historia y disparó contra el "actual ocupante de la Oficina Oval",


"Muchos de los hechos se han omitido convenientemente para que la historia (de Monica Lewinsky) funcione, creo que en parte porque están frustrados porque recibieron todas estas acusaciones graves contra el actual ocupante de la Oficina Oval y a sus votantes no parece importarles", dijo Clinton en referencia a las numerosas acusaciones de mala conducta sexual contra el actual presidente Donald Trump, quien las niega y es respaldado por una Casa Blanca que afirma que las acusadoras mienten.

Para intentar neutralizar las preguntas sobre si hubo o no acoso sexual en el caso, él destacó que había impulsado políticas contra acoso sexual cuando era gobernador de Arkansas en la década de 1980 y que había tenido a numerosas mujeres trabajando para él desde entonces en altos cargos.

Después de la entrevista, Lewinsky habló en Twitter, compartió su ensayo de Vanity Fair y escribió: "Agradecida con la gran cantidad de personas que me han ayudado a evolucionado más obtener una perspectiva en los últimos 20 años".

El caso

El romance de Clinton con Lewinsky fue descubierto durante la investigación del fiscal independiente Kenneth Starr sobre los negocios inmobiliarios de Clinton antes de convertirse en presidente.

Durante la investigación, Clinton negó la relación, pero posteriormente admitió el vínculo.

Fue famoso el Desayuno Nacional de Oración en 1998, cunado el presidente Clinton reconoció públicamente en vivo " yo he pecado".

"No creo que haya una forma elegante de decir que he pecado. Es importante para mí que todos los que han sido heridos sepan que el dolor que siento es genuino: primero y más importante, mi familia, también mis amigos, mi gabinete, Monica Lewinsky y su familia y el pueblo estadounidense".

El entonces presidente fue acusado de obstruir la justicia y de perjurio y acusado por la Cámara de Representantes liderada por republicanos en diciembre de 1998. Tras audiencias de varias semanas, fue absuelto por el Senado de cargos relacionados con el asunto.


Además del caso Lewinsky, poco antes Clinton estuvo señalado por acoso por Paula Jones, una empleada del gobierno de Arkansas cuando Clinton era gobernador de ese estado. La defensa del presidente se esgrimió en buena parte citando la inmunidad de la envestidura presidencial.

Pero en 1997 la Corte Suprema dictaminó que un presidente no era inmune a un litigio civil en cortes federales por algo que sucedió antes de asumir el cargo.

En 1999, justo en los días en los que el Congreso lo sometía a impeachment por mentir bajo juramento sobre su relación con Lewinsky, el demócrata acordó pagar $850,000 a la mujer para resolver el caso, aunque negó las acusaciones.

En la entrevista de este domingo, Clinton defendió su decisión de permanecer en el cargo después del escándalo. "Creo que hice lo correcto. Defendí la Constitución".

Las declaraciones de Clinton a Today este domingo generaron repercusiones y muchos en redes sociales lo señalaron como alguien insensible que buscaba victimizarse.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés