null: nullpx
Pena de muerte

Por primera vez en EEUU usan fentanilo en una inyección letal para ejecutar a un reo

Carey Dean Moore, acusado de asesinar a dos taxistas en 1979, falleció en la mañana de este martes en Nebraska con una inyección letal que incluía fentanilo. Su ejecución fue también la primera en ese estado en dos décadas.
14 Ago 2018 – 3:41 PM EDT

Un hombre de 60 años de Nebraska acusado de haber matado a dos taxistas en el verano de 1979 para robarles falleció en la mañana de este martes después de que se le aplicara una inyección letal que, por primera vez en la historia de Estados Unidos, incluye fentanilo, el potente opioide que está en el centro de una crisis de salud pública en el país.

Con la ejecución que se produjo a las 10:47 de la mañana (hora local) en la Penitenciaria Estatal de Nebraska, en Lincoln, Carey Dean Moore se convirtió en el primer preso al que se le aplica la pena de muerte en ese estado en más de dos décadas.

La ejecución de Moore llegó tres años después de que en 2015 los legisladores de Nebraska abolieran la pena capital, una medida que después fue revocada en un referendo por cerca del 61% de los ciudadanos del estado.


Moore fue condenado en 1980, al año siguiente de cometer los asesinatos. Llevaba 38 años en el corredor de la muerte y no quiso presentar recursos para evitar su ejecución.

Sin embargo, dos compañías farmacéuticas pusieron objeciones a aplicar la pena capital con esa mezcla de drogas en una corte federal, ya que consideraban que podría afectar a su reputación. La ejecución pudo seguir adelante porque los funcionarios de prisiones no quisieron identificar la marca de los medicamentos que administrarían en la inyección letal.


El fentanilo: la potente droga que se propaga en EEUU

Loading
Cargando galería

"Estoy terriblemente arrepentido"

Según informó el Departamento de Servicios Correccionales de Nebraska, la mezcla de la inyección letal incluye dos miligramos de diazepam por cada kilogramo de peso, "seguido por una dosis idéntica de Diazepam si no se alcanza la inconciencia"; 25 microgramos del anestésico citrato de fentanilo; 1.6 miligramos por kilogramo de un bloqueador neuromuscular, el besilato de cisatracurio, más 50 centímetros cúbicos de solución salina; y finalmente, cloruro de potasio, que detiene el corazón del reo.


El objetivo del fentanilo, un narcótico causante de cientos de sobredosis en Estados Unidos, era calmar el dolor que ocasiona el cloruro de potasio.

Con la ejecución de Moore, en Nebraska se usó además por primera vez una inyección letal para aplicar la pena de muerte tras abolir la silla eléctrica en 2008 por inconstitucional.

El hombre fue detenido en 1979 junto a su hermano pequeño, Don, de 14 años, poco después del asesinato de los dos taxistas, a los que supuestamente mató para robarles la recaudación.

Don, que estaba acusado de asistir a su hermano mayor en uno de los asesinatos, salió de prisión en 2008 tras pasar casi 30 años encerrado.

A él le dedicó sus últimas palabras Moore antes de ser ejecutado: "Como su hermano mayor al que admiraba, debí haberlo guiado en el camino correcto en lugar de hundirlo muy abajo. Estoy terriblemente arrepentido. Por favor, Don, perdóname de algún modo", dijo, según los medios locales.

Un agónico castigo final: 20 ejecuciones fallidas en cárceles de EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad