null: nullpx
Drogas

Policía se disfraza de empleado de FedEx y arresta a un hombre que recibía cocaína por paquetería

El operativo es una de las acciones más recientes de las autoridades para detener a traficantes que usan cada vez más los servicios de empresas de paquetería para distribuir droga dentro de Estados Unidos.
16 Jun 2021 – 02:58 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las acciones que realizaron policías estatales de Maryland para capturar a un hombre acusado de recibir droga por medio del servicio de paquetería parecen sacadas de una serie de Netflix. Sucede que uno de los agentes se disfrazó como empleado de la compañía FedEx y manejó un camión para que el traficante no sospechara que le habían puesto una trampa. El sujeto recibió cocaína falsa y lo arrestaron.

Pedro Ávalos, de 33 años y residente de California, se declaró culpable este martes en una corte federal de Baltimore de un cargo de intento de posesión de droga para distribuirla. Ahora enfrenta una pena mínima de 10 años de prisión y una máxima de cadena perpetua. Todavía no se ha programado la fecha de su audiencia condenatoria.

Documentos judiciales revisados por Univision Noticias indican que Pedro Ávalos rentó una propiedad en Baltimore a través de la aplicación Airbnb y su nombre aparecía como el destinatario de un paquete que ocultaba alrededor de dos kilos de cocaína dentro de un tocadiscos. Un perro policía detectó el narcótico el 19 de febrero de 2020. El envío se realizó desde Sierra Madre, en el sur de California.

Los policías tomaron 28 gramos de esa droga y los colocaron dentro de dos tabiques con polvo blanco, para aparentar que se trataba del cargamento original.

Así narra la Fiscalía federal el operativo: “Un oficial encubierto que fingió ser empleado de FedEx se acercó al domicilio del envío… Esa dirección era un Airbnb que fue usada por el acusado y fue rentada con un nombre falso. El agente encubierto tocó la puerta y el acusado abrió. El acusado acompañó al agente encubierto al vehículo para recoger el paquete. Unos minutos después, el acusado salió de la vivienda y policías lo arrestaron”.

Tan mala suerte tuvo Ávalos que mientras los agentes registraban la casa llegó un repartidor de la empresa UPS con un paquete similar: un tocadiscos con dos tabiques de cocaína que pesaban dos kilos. El traficante aparecía como la persona que enviaba la mercancía y el verdadero dueño de la vivienda, como destinatario, de acuerdo con la acusación federal.

Al día siguiente, el propietario del domicilio les llamó a los policías para decirles que había llegado otro envío sospechoso. Era otro tocadiscos con dos kilos de cocaína. Lo recibió una empleada doméstica.

“Los investigadores recuperaron el tercer paquete y lo analizaron de conformidad con una orden de registro”, señala la Fiscalía en un comunicado.

“En total, los investigadores recuperaron aproximadamente seis kilos de cocaína de los tres paquetes”, agrega.

Droga en juguetes, leche y un queso

FedEx no respondió a los mensajes enviados por este medio preguntando cómo participó en este operativo policial en Maryland y de qué manera colabora con las autoridades en casos similares.

En su acuerdo de culpabilidad, que firmó este martes, Ávalos acepta que podría recibir una multa de hasta 10 millones de dólares y que el gobierno tiene derecho a confiscarle todos los bienes que haya comprado con el dinero obtenido por la distribución de drogas.

Enviar droga por medio de servicios de paquetería dentro y fuera de Estados Unidos es una práctica cada vez más común entre las organizaciones criminales. Entre los años fiscales 2016 y 2018, los inspectores de correos reportaron un aumento del 1,000% en decomisos de paquetes internacionales que contenían opioides y un incremento del 750% en incautaciones de ese tipo en envíos dentro de este país, según datos que obtuvo Univision Noticias.

La minuciosa revisión también ha evitado múltiples envíos de marihuana, metanfetamina y heroína que iban ocultos dentro de réplicas de calendarios aztecas, juguetes y latas de leche en polvo.

Las autoridades han detectado que los narcos prefieren la comodidad, rapidez, anonimato y bajo costo que ofrecen los servicios de paquetería, en lugar de usar el tradicional método de llevar personalmente los cargamentos ocultos en autos, autobuses, camiones de carga, trenes y aviones.

En febrero de 2020, la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) detectó un método todavía más osado: una célula criminal envió 5.5 kilos de heroína desde uno de los lugares de México que más producen goma de opio, la sierra de Guerrero. La droga fue colocada dentro de una rueda de queso que mandaron a un domicilio en el estado de Alabama. Policías arrestaron al hombre que recogió el paquete y hace unos días él fue sentenciado a cinco años de prisión.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés