null: nullpx
Drogas y Adicciones

De la sierra mexicana a una casa en EEUU: cómo enviaron droga por mensajería para evitar la frontera

Dentro de una rueda de queso que fue enviada desde Arcelia, en el estado mexicano de Guerrero, agentes aduanales descubrieron 5.5 kilos de heroína en febrero de 2020.
22 May 2021 – 04:08 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Es cada vez más común que agentes federales detecten paquetes con droga en oficinas postales y de empresas de paquetería en Estados Unidos. Este método que evita que los traficantes se expongan en aeropuertos y autopistas. Además, aprovecha la creciente popularidad de las compras en línea.

Lo que resulta novedoso es que una célula criminal haya decidido enviar 5.5 kilos de heroína precisamente desde uno de los lugares de México que más producen goma de opio: la sierra de Guerrero.

Sucedió el 11 de febrero de 2020. La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) detectó ese día una rueda de queso procedente de Arcelia, Guerrero, y que había sido enviada a un domicilio en Alabama. Al analizar el alimento los agentes descubrieron que adentro había droga.

El paquete iba dirigido a una casa en la cuadra 200 de la avenida Walnut, en Foley. El destinatario no vivía allí, de acuerdo con documentos judiciales obtenidos por Univision Noticias.

“El 13 de febrero de 2020, un agente especial de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), en capacidad encubierta, entregó el paquete en la dirección de Walnut Avenue. Unos 45 minutos después, un vehículo se detuvo en la entrada de la casa. Una mujer que llevaba un bebé salió, recogió el paquete y entró”, detalla una acusación sometida en el Distrito Sur de Alabama de la Fiscalía federal.

No habían pasado ni 15 minutos, cuando Uriel Romero llegó a la residencia para recoger la mercancía y le pagó a la mujer entre 200 y 300 dólares en efectivo, describe el documento judicial.

Romero, originario del mismo municipio del cual se envió la droga, fue detenido más tarde.


Él dijo a los oficiales federales que un paisano suyo, Renato Rodríguez, le había pagado 200 dólares para que se los diera a la mujer. Afirmó que había tenido una relación sentimental con ella y por eso aceptó que los envíos llegaran a su domicilio. Ocho días antes fue a recoger otro paquete, les contó.

La mujer, por su parte, declaró que la mercancía iba dirigida a Rodríguez, quien trabajaba en un restaurante con ella y Romero.

Para capturar al otro cómplice, los agentes federales le pidieron a Romero que lo llamara por teléfono para preguntarle a dónde le debía entregar la droga. Aquel le pidió se lo llevara al restaurante donde ambos trabajaban. Los policías encubiertos lo acompañaron hasta el establecimiento, pero el detenido hizo otra llamada que les pareció sospechosa, porque usó otro tono de voz.

“Estás poseído”, le escribió Rodríguez después de colgar.

“Algo”, respondió su cómplice.

Rodríguez dejó de responder el teléfono.

Los agentes encontraron en el celular de Romero fotos de droga y “grandes cantidades de dinero”. Además, había mensajes de texto “en los que admitía que estuvo involucrado en el tráfico de drogas”, indican documentos judiciales.

Romero se declaró culpable en enero pasado y este miércoles fue sentenciado a cinco años de prisión y a cuatro años de libertad supervisada, informó la Fiscalía federal en un comunicado.

Este caso fue investigado por el HSI, CBP y la agencia de aplicación de la ley de Alabama.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés