null: nullpx
Juicio El Chapo

"Los cómplices no pueden ser víctimas": niegan compensación a mujer que 'El Chapo' ordenó matar

La mujer que sobrevivió a un intento de homicidio que pidió el exjefe del cartel de Sinaloa ha solicitado ante el gobierno federal que le entreguen una compensación por daños. Sin embargo, la Fiscalía federal la considera una “cómplice” de Guzmán y sugiere que no le entregan nada.
15 Oct 2019 – 4:32 PM EDT

Andrea Vélez Fernández pasó de ser una colaboradora cercana del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán a una informante del gobierno estadounidense. Incluso testificó en el juicio en el que sentenciaron al mafioso a cadena perpetua. “El señor Guzmán trató de matarme”, afirmó en la corte.

En el llamado “juicio del siglo” se mencionó que, en efecto, ella sobrevivió a un intento de asesinato que trataron de encargarle a sicarios de la pandilla de motociclistas Hells Angels en Canadá. El capo ordenó que la mataran porque no logró entregarle un soborno de 10 millones de dólares a un general mexicano.

Pero este martes la Fiscalía federal le negó su pedido a Vélez Fernández al determinar que ella no debería recibir una compensación económica como víctima del exjefe del cartel de Sinaloa. Así lo expresó en una carta que le envió la dependencia al juez federal Brian Cogan, quien presidió este caso.

“Ella no es elegible para una restitución”, subraya la misiva firmada por Richard P. Donoghue, titular del distrito este de Nueva York del Departamento de Justicia (DOJ).

El documento de cuatro páginas explica que Vélez Fernández no califica para recibir dicho pago porque el 13 de noviembre de 2013 se declaró culpable de conspiración para importar cocaína a EEUU, el mismo cargo por el cual fue condenado ‘El Chapo’ Guzmán el pasado 17 de julio.

“Los cómplices no pueden ser ‘víctimas’ bajo los estatutos de restitución”, enfatizó la Fiscalía.

El nombre de esta mujer colombiana, quien cooperó con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) entre septiembre de 2012 y 2014, se mencionó varias veces en el proceso penal contra el capo sinaloense.

Quien fue su jefe directo, su paisano, el narco Alex Cifuentes, testificó que siendo su “secretaria” realizó varias tareas para el cartel de Sinaloa, como transportar ganancias ilícitas y ayudar en los esfuerzos para obtener droga. Mientras que el agente del FBI Steven Marston relató que les entregó varias grabaciones encubiertas que realizó durante una cooperación que calificaron como “proactiva”.

Al concluir el caso contra Guzmán, Vélez Fernández contó con lágrimas que llegó a ver a ‘El Chapo’ como si fuera su padre, hasta que esa imagen se le cayó al enterarse que éste ordenó que la asesinaran.

“Soy un milagro de Dios, porque el señor Guzmán trató de matarme (…) Ofreció un millón de dólares a los Hells Angels para acabar con mi vida, esto me causó un trauma psicológico y escapé con la ayuda del FBI”, leyó una carta en el tribunal de Brooklyn.


No le pudo entregar el soborno de $10 millones a un general corrupto “porque odiaba mucho a Joaquín”, relató Cifuentes, quien dijo que eso enfureció a ‘El Chapo’ y la llamó “mentirosa”. Jamás se pactó el homicidio, porque Cifuentes fue arrestado en un rancho de Sinaloa y lo extraditaron. En una prisión de EEUU, él aceptó echar de cabeza al hombre con quien compartió unos años en la sierra.

“Aún tengo pesadillas de cómo el señor Guzmán me usó de carnada para secuestrar a un exmilitar en Ecuador poniendo en riesgo mi vida”, relató Vélez Fernández leyendo su declaración preparada. “Tuve todo y lo perdí todo, hasta mi identidad”.

Ella ahora vive bajo otro nombre, como parte del programa de testigos protegidos de los US Marshals. “Perdí mi familia, mis amigos; me convertí en una sombra sin nombre”, lamentó la colombiana.

Llevándole niñas de 13 años a Guzmán

Unas horas antes de que iniciaran las deliberaciones del jurado, el mundo conoció que ‘El Chapo’ sería además un depredador infantil. Ese alegato perturbador señala que sostuvo relaciones sexuales con niñas a las que llamaba “vitaminas” porque creía que le daban “vida”.

“Por aproximadamente 5,000 dólares, el acusado o uno de sus asociados podían pedir que la niña de su elección fuese llevada a uno de los ranchos del acusado para tener relaciones sexuales”, afirmó Cifuentes, citado como testigo anónimo en documentos judiciales que se publicaron el 2 de febrero.

El capo colombiano afirmó a las autoridades que en múltiples ocasiones, en 2017 y 2018, Guzmán violó sexualmente a “niñas de tan solo 13 años”. A las más pequeñas les decía “vitaminas”.

También dijo a los investigadores que Vélez Fernández, a quien apodaban ‘Comadre María’, le ofrecía fotos de niñas a Guzmán para que eligiera. Vélez tenía una agencia de modelos en la Ciudad de México.

Un hombre que estuvo involucrado en el cartel de Sinaloa contó a Univision Investiga hace unos meses, que Vélez Fernández se encargaba de reclutar modelos y actrices que viajaban una o dos veces cada mes a los campamentos clandestinos en la sierra para participar en “brigadas de sexo” con Guzmán y su gente.

La colombiana, también identificada con el alias de ‘Ávatar’, le entregó un supuesto soborno de 100 millones de dólares al entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto. Cifuentes aseguró que el político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y quien dejó el cargo en noviembre de 2018, le había solicitado $250 millones a ‘El Chapo’ para financiar su exitosa campaña electoral.

En ese entonces era empleada de un consultor político de Peña Nieto, JJ Rendón. La acusación ha sido rechazada por funcionarios que trabajaron con el exgobernador mexiquense.

Para 2013, cuando Peña Nieto estaba en el poder y Vélez Fernández ya era informante del FBI, ella tenía contacto con un alto mando militar, el mismo que se dejó sobornar por ‘El Chapo’, se dijo en el juicio. “Le presentaba amigas al general de la Nación (sic) los jueves para fiestas privadas”, relató Cifuentes.

Vélez Fernández contó que llegó a considerar a ‘El Chapo’ y su cartel como parte de su familia, hasta que un día le advirtieron que solo podía salir de esa organización criminal “en una bolsa de plástico o con los pies por delante”. Es decir, muerta. Ahora asegura que fueron sus “captores”.

Al finalizar la lectura de su carta en el tribunal de Brooklyn, Vélez Fernández le dirigió este mensaje con la voz entrecortada a Guzmán: “Señor, como pido perdón, yo le perdono y espero que usted pueda perdonarme”. El exjefe del cartel de Sinaloa la miró como si fuese una extraña.

Túneles, latas de chiles y pistolas con diamantes: 22 fotografías que probaron los crímenes de ‘El Chapo' y lo enviaron a la cárcel de por vida

Loading
Cargando galería
Publicidad