null: nullpx

Kate del Castillo: no aplaudo, no glorifico y no estoy enganchada a "El Chapo"

En una segunda entrevista con Carmen Aristegui, la actriz negó haber dado información a las autoridades sobre el paradero del capo.
24 Mar 2016 – 2:26 AM EDT

La actriz mexicana Kate del Castillo aseguró en una entrevista de televisión concedida este miércoles por la noche a CNN en Español que no siente ningún tipo de admiración por el capo del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán.

"No aplaudo, no glorifico ni estoy enganchada, ni hay ningún tipo de admiración en cómo se manejó muchas veces. Ni nada amoroso en lo más mínimo", le dijo Del Castillo a la periodista Carmen Aristegui, de CNN en español, en una segunda entrevista con la actriz transmitida el miércoles a las 11:00 pm hora del Este, en la que le preguntó si cree que fue la "perdición" de Joaquín Guzmán Loera.

La intérprete mexicana, como ya lo había expresado en entrevistas anteriores, duda que el encuentro que tuvo con "El Chapo" –junto al actor estadounidense Sean Penn– haya sido determinante para la captura del narcotraficante. Tampoco cree que alguien de su grupo haya informado a las autoridades sobre su paradero.

Más bien piensa que el capo de Sinaloa, al que nunca llama por su nombre y siempre alude como "el señor", "se descuidó".

"La procuradora dijo que (la captura) era por nosotros, yo no creo que haya sido por nosotros. ¿Cómo vamos a tener nosotros más inteligencia que la DEA o la CIA o el Gobierno mexicano, de saber dónde está el Chapo?", aseveró.

En la segunda parte de la larga entrevista que mantuvo con Aristegui, Del Castillo reiteró que lo único que motivó sus contactos con el jefe del cartel de Sinaloa es su deseo de hacer un filme acerca de su vida, para el cual él le cedió los derechos.

También, como hizo en la primera parte, criticó al Gobierno mexicano, al que acusa de querer "desquitarse" con ella por la sonada fuga de "El Chapo" en julio pasado de un penal de máxima seguridad en el estado de México, el mismo donde se encuentra desde que fue recapturado en enero pasado.

¿La usaron de carnada?

Del Castillo se reunió con "el Chapo" junto al actor Sean Penn y unos productores cinematográficos el 2 de octubre pasado en un lugar para ellos desconocido, al que llegaron después de un viaje en avioneta seguido de siete horas de viaje por carretera en una camioneta conducida por un hijo de Guzmán.

A su juicio, hay "huecos" en la teoría de que ese encuentro con el entonces prófugo y las cartas y mensajes que ella cruzó con él antes y después ayudaron a las autoridades a capturarlo de nuevo.

"Eh, yo siento que si de verdad, eh, fuimos nosotros, pues ¿'pa' qué se esperaron tanto tiempo para agarrarlo, no?", señaló.

Además negó categóricamente haber dado información a las autoridades sobre "El Chapo" y dijo no creer que Penn y los productores lo hayan hecho, porque "sería poner en riesgo a todos".

A preguntas de la entrevistadora sobre si no pensó que las autoridades podían saber de sus contactos con "El Chapo" y por tanto podían estar siguiéndola cuando fue a la cita, la actriz indicó que si fue así, la usaron de "carnada".

Sin embargo, confirmó que, a través de una amiga suya, recibió un mensaje "un poco intimidatorio" del secretario de Gobernación del Gobierno mexicano, Miguel Ángel Osorio Chong, quien le advirtió que no iba a hacer la película de "El Chapo".

Ella a su vez le hizo saber que estaba a su disposición, indicó sin precisar cuándo le llegó el mensaje.

Sean Penn no será protagonista

Aunque tras la cita con "el Chapo" no pudieron regresar en avioneta por el mal tiempo y debieron hacer el viaje por carretera, en parte con ella al volante, Del Castillo asegura que no sabían donde estaban y que solo ahora sabe que el encuentro fue en Cosala, en el llamado "Triángulo dorado", donde los militares estuvieron a punto de capturar a "El Chapo" después.

La actriz dijo que no tiene miedo de que el cartel de Sinaola la culpe de la captura de su líder y tome represalias contra ella.

"¿Sabes por qué no tengo miedo? Porque sé que él fue genuino conmigo, por lo menos en ese sentido, y yo sé que él me confía y, y confió y puso hasta su vida en riesgo por mí", subrayó.

De lo que tiene miedo es de que el Gobierno mexicano se quiera "desquitar" con ella y que "quieran seguir llamando la atención en lugar de ver los problemas realmente importantes".

Al respecto mencionó que sus abogados no han tenido acceso al expediente y que les han dicho que el Gobierno no quiere que ella hable de la investigación, en la que está incluida como testigo.

Tras subrayar que tiene miedo de ir a México, la actriz que también tiene nacionalidad estadounidense, señaló que en su caso la presunción de inocencia ha "sido completamente violada" y que si la citan como testigo y va, puede acabar en arresto domiciliario durante 80 días o pasada de testigo a investigada.

"O sea, no quiero ir a México hasta que no se arreglen mis cosas legales, pero con estricto apego a la ley", subrayó.

La actriz destacó que sigue adelante con el proyecto cinematográfico sobre "El Chapo", que definitivamente Sean Penn no será el protagonista y que el papel le "quedaría bien" al mexicano Bruno Bichir.

Lea:


Publicidad