Corea del Sur apaga los altavoces con los que bombardeaba propaganda a soldados norcoreanos

El gesto de Seúl tiene el propósito de "aliviar las tensiones militares y crear un ambiente pacífico antes de la cumbre intercoreana de 2018" pautada para este viernes entre Kim Jong Un y Moon Jae-in.
23 Abr 2018 – 7:14 AM EDT

En un gesto más, camino a la distensión entre las dos Coreas y como antesala a la histórica reunión entre los gobernantes de ambos países que está pautada para este viernes, Seúl apagó este lunes los altavoces gigantes con los que emite propaganda en la frontera destinada a soldados norcoreanos con el fin de hacerlos desertar.

Desde hace años, Corea del Sur instaló estos potentes altavoces en su lado de la línea fronteriza para transmitir una mezcla de noticias, música y de mensajes de propaganda en una suerte de guerra sicológica contra el régimen comunista que rige en su vecino del norte.


"Apagamos las transmisiones con los altoparlantes (...) a partir de hoy para aliviar las tensiones militares y crear un ambiente pacífico antes de la cumbre intercoreana de 2018", dijo el ministerio de Defensa de Seúl en un comunicado.

Este anuncio se produce antes de la cumbre entre el gobernante norcoreano Kim Jong Un y el presidente surcoreano Moon Jae-in de este viernes, que precederá un esperado encuentro de Kim con el presidente estadounidense, Donald Trump, más adelante.


La reunión del viernes se celebrará en la localidad de Panmunjom, del lado surcoreano, y es la tercera cumbre intercoreana después de los encuentros de 2000 y 2007, que se celebraron en Pyongyang.

Otro paso en este nuevo clima de reconciliación se produjo el pasado vierenes cuando se instaló una línea telefónica directa entre los gobiernos de Seúl y Pyongyang.

También el gobierno de Kim Jong Un ha avanzado en ese sentido. Este fin de semana Corea del Norte anunció que ya no lanzaría más pruebas nucleares y ni ensayos de misiles, un gesto celebrado también por el presidente Donald Trump.

Los dos vecinos siguen técnicamente en guerra después del fin del conflicto (1950-53) que terminó con un armisticio pero sin un tratado de paz. Actualmente decenas de miles de soldados custodian la frontera, un territorio sembrado de minas.

En fotos: Las desgarradoras historias de escape y sobrevivencia de los desertores de Corea del Norte

Loading
Cargando galería
Publicidad