null: nullpx

Corea del Norte veta a periodistas surcoreanos para cubrir el desmantelamiento de su sitio de ensayos nucleares

En último momento, Pyongyang excluyó de la lista de reporteros invitados a los de Corea del Sur, en reclamo a las maniobras militares conjuntas con EEUU que siguen realizándose. La operación tendrá lugar entre este miércoles y el viernes, y será presenciada por periodistas de EEUU, China, Rusia y Reino Unido.
22 May 2018 – 05:15 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un pequeño grupo de periodistas extranjeros llegó a Corea del Norte este martes para reportar el desmantelamiento de un sitio de ensayos nucleares que tendrá lugar entre mañana y el viernes. Pyongyang invitó a un modesto grupo de reporteros de Estados Unidos, Rusia, Reino Unido y China, y excluyó a última hora a los de su vecino Corea del Sur, que inicialmente iban a ser testigos de la operación.

Los ocho periodistas surcoreanos fueron excluidos porque las autoridades norcoreanas cortaron los contactos de alto nivel con Seúl en protesta por las maniobras militares conjuntas con Washington, según reveló el ministerio de Unificación de Seúl.

La cancelación de las invitaciones supone un nuevo desplante después de que la semana pasada Pyongyang suspendiera abruptamente una reunión de alto nivel con Seúl, a cuyo Gobierno acusó de celebrar unas maniobras militares conjuntas con EEUU que considera un ensayo para invadir su territorio.

Medios norcoreanos hicieron hincapié en la protesta el martes diciendo que el ruido de sables y el diálogo no combinan bien.

Los periodistas surcoreanos que, en principio estaban acreditados para asistir al acto, trabajan para una agencia de noticias y una cadena de televisión de ese país.


Seúl recordó en un comunicado que la declaración de Panmunjon firmada por las dos Coreas durante su cumbre del 27 de abril subraya "el cese de las confrontaciones y hostilidades del pasado".

Los otros periodistas que sí fueron recibidos por Corea del Norte se alojarán en un hotel de la ciudad portuaria de Wonsan, en la costa este del país, antes de viajar en tren al sitio nuclear, que está en el noreste.

El acto de desmantelamiento se celebrará en los próximos días en función de las condiciones climáticas.

Pyongyang ha permitido el acceso limitado a las instalaciones para difundir su promesa de que suspenderá los ensayos subterráneos y el lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales. La moratoria se anunció de forma unilateral antes de la cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente de Estado Unidos, Donald Trump, prevista para el 12 de junio en Singapur.

Pero mensajes norcoreanos y los comunicados de Trump apuntando a que está dispuesto a cancelar la cita acrecientan las preocupaciones sobre el éxito de la cumbre y llevaron al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, a viajar a Washington, donde este martes se reunirá con el mandatario estadounidense.


La decisión norcoreana de cerrar el sitio nuclear de Punggye-ri ha sido considerada un gesto de buena voluntad de Kim para lograr un buen ambiente antes de la reunión con Trump.

El Norte realizó seis ensayos subterráneos en el lugar, incluyendo el más potente de su historia el pasado septiembre, y el gobernante norcoreano dijo a los líderes del partido comunista el mes pasado que ya no necesitan hacer más pruebas.

En el proverbial tono moderado que caracteriza el gobierno de Moon, el Ministerio de Unificación señaló que a pesar del desplante a los periodistas surcoreanos, Seúl seguirá trabajando en la cooperación con Pyongyang y en la mejora de las relaciones de EEUU y Corea del Norte.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés