null: nullpx
Atentado terrorista

Los atentados en Pascua de Sri Lanka fueron en represalia por los ataques a mezquitas en Nueva Zelanda, según la investigación

El ministro de Defensa esrilanqués dijo en el parlamento que los primeros avances de la investigación de los atentados del pasado domingo en que murieron más de 320 personas, se cometieron como respuesta al ataque de un supremacista que causó 50 muertos en dos mezquitas en Nueva Zelanda en marzo. Por su parte, el Estado Islámico reivindicó la autoría.
23 Abr 2019 – 5:56 AM EDT

Los primeros elementos de la investigación sobre los atentados que causaron más de 300 muertos en Sri Lanka el domingo muestran que los sangrientos ataques fueron cometidos en represalia por la reciente masacre en dos mezquitas de Nueva Zelanda anunció el martes el ministro esrilanqués de Defensa.

"Las investigaciones preliminares revelaron que lo que ocurrió en Sri Lanka fue en represalia por el ataque contra los musulmanes de Christchurch", declaró ante el parlamento Ruwan Wijewardene, en referencia al ataque que causó 50 muertos el 15 de marzo en dos mezquitas de Nueva Zelanda, cometido por un supremacista australiano.

Por su parte, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió este martes la autoría de los ataques. "Los ejecutores del ataque que tuvo como objetivo los ciudadanos de los países de la coalición y cristianos antes de ayer (por el domingo) son combatientes del Estado Islámico", dijo en un comunicado una fuente de seguridad a la agencia Amaq, afín a los yihadistas, aunque su autenticidad no pudo ser verificada. En el pasado, el grupo ha reivindicado acciones terroristas llevadas a cabo por grupos independientes o lobos solitarios.

Suben los muertos

La policía del país declaró a CNN que el número actual de fallecidos ha ascendido a 321. La cadena de televisión estadounidense ha publicado un nuevo vídeo que muestra al presunto atacante de la iglesia de San Sebastián, con una mochila, mientras se acerca y entra al templo cristiano, deteniéndose por el camino para dar una palmadita a una niña en la cabeza y seguir su recorrido.

CNN reporta que, según la policía, una secuencia posterior, no hecha pública, muestra al sospechoso detonando su carga explosiva entre los asistentes al servicio religioso del domingo de Pascua en la Iglesia de San Sebastián. La policía se ha abstenido de hacer comentarios sobre el vídeo hasta que no concluya la investigación.

Tres hoteles y tres iglesias de Sri Lanka fueron atacados el domingo por terroristas suicidas pertenecientes al grupo islamista radical National Thowheed Jamaath (NTJ) en una operación de la que las autoridades parecen haber recibido una advertencia previa.


Cerca de 40 personas han sido detenidas como parte de las investigaciones sobre estos atentados, varios de ellos cometidos por atacantes suicidas.

Entre las personas arrestadas está el conductor de una camioneta supuestamente empleada por los suicidas y el propietario de una vivienda donde vivían muchos de ellos, apuntaron las autoridades el martes, citadas por AP.

Ruwan Wijewardene no ofreció ninguna prueba de la conexión y también reconoció que hubo fallos de seguridad que permitieron que se produjeran los ataques.

Enorme fallo de seguridad

Una carta del 11 de abril suscrita por Priyalal Disanayaka, el subinspector general de la policía, dirigida a los directores de cuatro agencias de seguridad esrilanquesas, advertía que el NTJ estaba planeando un ataque terrorista suicida contra iglesias en Sri Lanka.

Identificó a Mohammed Zaharan como el líder del grupo radical musulmán y añadió que la inteligencia estatal mostró que el NTJ planeaba un ataque suicida en el país. El informe nombró a seis individuos que podrían estar implicados en la trama.

El responsable policial pidió a los directores de las cuatro agencias que “prestasen atención extra” a los lugares y personalidades a su cargo. El reporte de inteligencia que acompañaba a la carta, que después circuló por redes sociales, estaba escrito tanto en sinhala, el idioma local, como en inglés.

El ministro de Salud de Sri Lanka, Rajitha Senaratne, ha pedido la dimisión del máximo funcionario de la policía por no detener los ataques a pesar de tener semanas para dar seguimiento a los informes de inteligencia.

Este martes, las autoridades de Sri Lanka tenían previsto informar a diplomáticos extranjeros y recibir asistencia del FBI y otras agencias de inteligencia.

Los seis ataques casi simultáneos contra tres Iglesias y tres hoteles de lujo, y tres explosiones relacionadas más tarde el domingo, fueron los ataques más letales en más de una década en el país.

Entre el sufrimiento y el miedo a nuevos atentados: comienzan los funerales a las víctimas de los ataques en Sri Lanka (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad