null: nullpx
Muertes

Tres de los cuatro hijos de este multimillonario murieron en los ataques terroristas de Sri Lanka

Uno de los ataques acabó con la vida de los hijos de quien es considerado el hombre más rico de Dinamarca. Estaba de vacaciones con sus niños en el momento de los atentados que dejaron 321 muertos,de acuerdo con el último balance.
22 Abr 2019 – 5:17 PM EDT

Las historias humanas del horror comienzan a salir tras los atentados simultáneos que el domigo que dejaron al menos a 321 personas muertas en Sri Lanka (el balance anterior era de 310 víctimas mortales). Entre ellas, se supo que el multimillonario danés Anders Holch Povlsen perdió a tres de sus cuatro hijos en los ataques.

Povlsen, considerado uno de los hombres más ricos de Dinamarca, estaba de vacaciones con su familia en Sri Lanka según detallaron medios daneses.

El empresario es dueño de la compañía de ropa Bestseller que posee además una parte de la empresa de moda británica Asos.

Jesper Stubkier, gerente de comunicaciones de la marca de Holch Povlsen, dijo que la pareja había perdido a tres de sus niños en los ataques del domingo de Pascua.

"No tenemos más comentarios y pedimos que se respete la privacidad de la familia en este momento", añadió.

Las imágenes de los sangrientos atentados contra iglesias y hoteles que sacudieron a Sri Lanka este Domingo de Pascua

Loading
Cargando galería


Según medios daneses, los niños son Alma, Astrid, Agnes y Alfred, aunque no se ha confirmado la identidad de los pequeños fallecidos.

Anders Holch Povlsen, de 46 años, heredó la compañía de ropa Bestseller a sus 28 años de sus padres Merete y Troels Holch Povlsen, señalan reportes.

El empresario tiene una riqueza de 5.7 mil millones, de acuerdo con Bloomberg, y es la persona en el puesto 304 más rica del mundo.

Holch Povlsen y su esposa, Anne, poseen vastos territorios en Escocia. Fundaron Wildland, una compañía de conservación y desarrollo sostenible para "restaurar las Tierras Altas de Escocia" para reparar el daño que el "hombre ha hecho".


De entre los 290 fallecidos en la ola de atentados coordinados en iglesias y hoteles en Sri Lanka el domingo pasado, más de 35 eran de otras nacionalidades. Entre los muertos había cuatro estadounidenses, según un portavoz del Departamento de Estado.

Los ocho ataques con bombas dejaron además 500 heridos.


El gobierno culpó este lunes a un pequeño grupo islamista radical local que además recibió ayuda de una organización terrorista internacional.

Las fuerzas de seguridad de Sri Lanka habían recibido una alerta hace 10 días en torno a posibles ataques, pero no tomaron acciones, por lo que culpan a los cuerpos de seguridad como responsables de una catastrófica falla de inteligencia.

La policía de Sri Lanka descubrió este lunes 87 detonadores en una estación de autobuses de la capital, Colombo, al día siguiente de la ola de atentados que resultaron ser suicidas.


¿La semana más trágica del año? 13 catástrofes históricas ocurridas a mediados de abril (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad