null: nullpx
Muertes

Muere a los 88 años Edward Albee, dramaturgo estadounidense tres veces ganador del Pulitzer

El autor de la controvertida obra '¿Quién teme a Virginia Woolf?' falleció en su residencia de Montauk, Nueva York.
17 Sep 2016 – 10:46 PM EDT

El dramaturgo estadounidense Edward Albee, tres veces ganador del Pulitzer y conocido por obras como '¿Quién le teme a Virginia Woolf?', murió este viernes a los 88 años en Nueva York.

El fallecimiento de Albee fue confirmado por su asistente personal y director de la Fundación Edward F. Albee, Jakob Holder, quien no informó de las causas, de acuerdo con medios locales.

Su crítica mirada a la vida estadounidense en sus obras, que incluyen una furia poderosa al explorar temas como la alienación, el resentimiento y el lado sombrío de la vida en la década de 1950, le valió la reputación como uno de los mejores en su campo.

Su polémico drama '¿Quién le teme a Virginia Woolf?' impactó a las audiencias cuando fue estrenado en Broadway en 1962. Pero ganó un premio Tony como mejor obra, tuvo dos exitosas reposiciones en Broadway y fue llevado al cine en 1966, en una película protagonizada por Elizabeth Taylor, Richard Burton y Sandy Dennis.

Aunque la versión teatral fue escogida por el jurado del Premio Pulitzer en 1963, el comité asesor del galardón revocó la decisión debido a la naturaleza controvertida de la obra.

Ese año no consiguió el reconocimiento, pero Albee obtuvo el Pulitzer en 1967 por 'A Delicate Balance' (Un equilibrio delicado), en 1975 por 'Seascape' y en 1994 por 'Three Tall Women' (Tres mujeres altas).

Albee dijo una vez al Paris Review que a los 6 años decidió que sería un escritor, pero que se dedicó a la dramaturgia luego de que determinó que no era muy buen poeta o novelista. Sus obras eventualmente lo ubicarían entre los grandes del teatro estadounidense como Tennessee Williams, Arthur Miller y Eugene O'Neill.

Albee describió a los dramaturgos como "alguien que muestra sus tripas en el escenario".

Nació en Virginia en 1928 y fue adoptado a las dos semanas por una familia de Nueva York con la que nunca congenió y abandonó el hogar durante la adolescencia porque se oponían a que se dedicara a la dramaturgia.


Publicidad