Muertes

"¿Mártir o tonto mesiánico?": el misionero que murió a flechazos estaba obsesionado con la tribu de los centinelas

Evitó todo tipo de apegos románticos debido a su misión planificada, se unió a la secta 'All Nations' para poder llegar a los pueblos no alcanzados por el evangelio y hasta aprendió medicina de emergencia... todo para poder llevar a cabo su plan.
28 Nov 2018 – 1:11 PM EST

El viaje del misionero John A. Chau a la remota isla india de North Sentinel en donde encontró su muerte debido a los múltiples flechazos que recibió de miembros de la tribu de los centinelas, no era un plan reciente, ni a la ligera. Era más bien una obsesión que lo había acompañado desde niño, según han revelado los miembros su congregación.

El plan de convertir a esta tribu “que no había conocido el nombre de Dios”, como se puede leer en su diario, incluyó una planeación de años en donde aprendió lingüística, antropología cultural y hasta medicina de emergencia. Claro, Chau estaba muy al tanto del historial de reacciones violentas de la tribu ante cualquier intento de contacto de personas foráneas a la isla.

Por años hizo movimientos en su propia carrera que le permitieran acercarse más a su objetivo. En 2016, Chau se unió a las fuerzas All Nations, un grupo misionero con sede en Kansas City, que envía misioneros cristianos a 40 países y en donde mostró, según su líder ejecutiva Mary Ho, su intención radical de llegar con su mensaje “a grupos no alcanzados”. "Se podía ver que cada decisión que tomó, cada paso que tomó desde ese momento, fue impulsado por su deseo de estar entre la gente de esta isla", dijo la mujer en un comunicado en el que especificó que la congregación no pensaba que Chau hubiera hecho nada ilegal.


Por su parte, su amigo John Middleton Ramsey que habló con el diario The Washington Post dijo que incluso Chau había evitado todo tipo de apegos románticos debido a su misión planificada. “La isla siempre estaba en su cabeza”, dijo el joven de 22 años quien además explicó que Chau no quería que nadie saliera lastimado, aunque era consciente de que lo que quería hacer “no era exactamente legal”.

Chau tenía un plan de camuflarse como pescador y luego lograr vivir y aprender el idioma de esta tribu. Sus intenciones han provocado gran revuelo entre la comunidad evangélica de Estados Unidos, que no sabe si declarar a Chau como un mártir, un tonto, o un hombre con complejos mesiánicos.

"Ustedes podrían pensar que estoy loco por todo esto, pero creo que vale la pena mostrarle a Jesús a estas personas", escribió en su diario, en una última nota a su familia el 16 de noviembre, poco antes de dejar la seguridad del bote de pesca para conocer a los miembros de la tribu en la isla que tanto había dado vueltas en su cabeza.

Las acciones deliberadas del joven misionero no solo llevaron a su muerte, sino que hicieron que terminaran en la cárcel cuatro pescadores que lo ayudaron en toda su misión y su amigo Remco Snoeij quien dijo que John A. Chau había “perdido la cabeza”.

En un comunicado en la cuenta de la red social Instagram de la víctima, su familia "perdonó" a los responsables de la muerte y pidió la liberación de los arrestados, ya que Chau viajó "por voluntad propia".

En fotos: Los lugares que deberías visitar antes de que el cambio climático los destruya

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Muertes
Publicidad