Muertes

Este bebé debía ser desconectado hoy, pero el hospital ha dado más tiempo a los padres para despedirlo

Un juez dictaminó que se debía desconectar la ventilación que mantiene vivo a Charlie Gard, un bebé de 10 meses con una grave enfermedad. Los médicos dieron en el último momento la posibilidad a los padres de estar más tiempo con él, ya que tampoco pueden llevarlo a la casa.
30 Jun 2017 – 1:43 PM EDT

Este viernes es el día en el que Charlie Gard, un bebé de solo 10 meses con una grave enfermedad, debe ser desconectado de los aparatos que lo mantienen vivo después de que un juez así lo dictaminara pese a la oposición de sus padres.

Los dos progenitores del menor, Chris Gard y Connie Yates, han luchado hasta el último momento para que los médicos no apagaran la ventilación artificial que lo ha mantenido con vida hasta ahora. Pero han perdido todos los recursos legales.

El pasado abril, una corte en Reino Unido ordenó darle una muerte digna a Charlie Gard ya que padece una "enfermedad genética rara y mortal".

La condición que padece el pequeño, que nació el pasado 4 de agosto, es sumamente inusual debido a que afecta a apenas 16 niños en todo el mundo.

Pero sus padres siempre han mantenido la esperanza y querían trasladarlo a Estados Unidos para un tratamiento por lo que apelaron el fallo y llevaron el caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

De hecho, habían incluso conseguido reunir hasta 1.3 millones de libras (1.7 millones) para sufragar todos esos gastos. Pero sus intentos fueron vanos después de que este el miércoles perdieran la apelación ante dicha corte, que ratificó la decisión al considerar que el pequeño padece un "severo síndrome infantil de encefalopatía mitocondrial", que genera mutaciones en el gen RRM2B y le "priva de la energía necesaria para vivir".

Lo único que consiguieron este viernes, según informó BBC, fue "más tiempo para decir adiós" a su bebé.

"Estamos muy agradecidos por todo el apoyo de la gente en este tiempo extremadamente difícil", declararon los padres en una entrevista con el Daily Mail. "Estamos atesorando recuerdos que podemos guardar por siempre", añadieron. Además, solicitaron "privacidad mientras nos preparamos para dar el último adiós a nuestro hijo Charlie".

"Completamente destrozados"

En un video, los padres declararon que se encuentran "completamente destrozados pasando nuestras últimas horas preciosas con nuestro bebé".

La pareja se quejó nuevamente de que no se les permite "elegir si nuestro hijo vive y no tenemos permiso para elegir cuándo o dónde muere Charlie", después de que tampoco pudieran llevarlo a su casa.

"Nosotros, y lo que es más importante, Charlie, hemos sido enormemente abandonados durante todo este proceso", subrayaron.

El caso de Charlie Gard ha levantado gran polémica en el país por la decisión que pedía desconcectarlo sin el consentimiento de los progenitores. El fallo de abril se dio luego de que médicos del hospital Great Ormond Street, ubicado en el centro de Londres, consideraran que era momento de que el bebé fuera desconectado ya que podría estar experimentando dolor sin poder dejarlo saber.

Tribunal Europeo de Derechos Humanos avaló la conclusión de la Justicia británica, basada en "evaluaciones de expertos detalladas y de alta calidad" que daban como "muy probable que Charlie estaría expuesto a dolores y sufrimientos continuos".

Esos exámenes determinaron que "administrar cuidados experimentales sin perspectiva de éxito no ofrecería ninguna ventaja y continuaría causándole graves dolores".

El debate generado por el bebé se trasladó a las redes sociales, donde numerosos usuarios mostraron su solidaridad con la pareja. Bajo el hashtag #JeSuisCharlieGard, manifestaron su disconformidad con la decisión judicial y enviaron mensajes de ánimo a los padres.




En fotos: la mayoría de los recién nacidos de madres con zika en EEUU no han sido examinados al nacer

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Muertes
Publicidad