publicidad

Un juez de Reino Unido ordena desconectar a un bebé de 8 meses contra la voluntad de sus padres

Un juez de Reino Unido ordena desconectar a un bebé de 8 meses contra la voluntad de sus padres

Los padres de Charlie Gard tienen tres semanas para apelar la decisión del magistrado del Reino Unido, que asegura haber tomado la decisión con "la absoluta convicción" de estar haciendo lo mejor para el bebé que padece de una enfermedad mitocrondrial que causa el debilitamiento progresivo de los músculos y daños cerebrales.

Juez de Reino Unido ordena desconectar a un bebé de ocho meses sin la autorización de los padres /Univision

En una controversial decisión, un juez del Reino Unido ordenó que un bebé de 8 meses que padece de una inusual enfermedad genética sea desconectado a pesar de que sus padres se oponen.

La familia de Charlie Gard, que sufre de una enfermedad mitocondrial que ocasiona un debilitamiento progresivo de los músculos y daños cerebrales, recibieron la noticia gritando "¡no!", pues su deseo era trasladar al bebé a Estados Unidos para que recibiera un tratamiento alternativo. Los padres del pequeño tienen ahora tres semanas para apelar la decisión del magistrado, que aseguró la tomó "con la mayor de las tristezas" pero con "la absoluta convicción" de estar haciendo lo mejor.

publicidad

"Quiero dar las gracias a los padres de Charlie por su campaña valiente y digna en su nombre, pero, más que nada, rendir homenaje a su total dedicación a su maravilloso niño desde el día que nació", dijo el juez Nicholas Francis al anunciar su fallo.

Los padres –Chris Gard y Connie Yates– están "destrozados", dijo su abogada, Laura Hobey-Hamsher, quien agregó que aún no deciden si apelan. Tienen hasta el 2 de mayo para hacerlo. "El fallo de ayer –alcanzado con el beneplácito del hospital– es que la ventilación artificial no sea retirada mientras los padres evalúan sus opciones, y sus opciones incluyen la posibilidad de apelar la decisión judicial", explicó.

"Una pequeña ventana"


El fallo judicial se dio luego de que médicos del hospital Great Ormond Street, ubicado en el centro de Londres, consideraron que era momento de que el bebé sea desconectado pues podría estar experimentando dolor sin poder dejarlo saber, reportó The Guardian.

Los padres querían llevar a su hijo a Estados Unidos para que recibiera un tratamiento experimental. Pero el juez Francis opinó que nadie con la condición que padece el bebé lo ha recibido antes. Los médicos en Estados Unidos también dijeron que era "poco probable" que una persona con la gravedad de la enfermedad de Charlie presente una mejora.

publicidad

Sin embargo, para los padres existe "una pequeña ventana" de que su bebé reciba el tratamiento y mejore, dijo su abogada.

La condición que padece el pequeño, que nació el pasado 4 de agosto, es sumamente inusual debido a que afecta a apenas 16 niños en todo el mundo.

El caso generó interés en el Reino Unido y sus padres han recibido donaciones por más de 1.5 millones de dólares a través de una cuenta en GoFundMe para financiar el tratamiento en Estados Unidos.

En 2015, un juez británico ordenó desconectar a un bebé contra la voluntad de sus padres luego de que sufrió daños cerebrales irreversibles al quedar sin oxígeno durante el parto ocurrido en un auto, reseñó la agencia AFP.

En fotos: la mayoría de los recién nacidos de madres con zika en EEUU no han sido examinados al nacer
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad