null: nullpx
Muertes

"Dios, no quiero morir": las últimas palabras que escribió el misionero asesinado en India

El joven estadounidense John Allen Chau quería introducir el cristianismo a la tribu que nunca había tenido contacto con el mundo exterior. Al tratar de acercarse a ellos, fue asesinado a flechazos.
23 Nov 2018 – 10:28 PM EST

John Allen Chau, el joven misionero que fue asesinado a flechazos por un grupo de aborígenes en una remota isla en el Océano Índico, ofreció peces y otros pequeños regalos para acercarse a ellos e intentar evangelizarlos, según escribió él mismo en diarios y correos electrónicos que se hicieron públicos este jueves.

El joven "misionero" estadounidense John Allen Chau quería introducir el cristianismo a la tribu que nunca había tenido contacto con el mundo exterior. Por este motivo, el viajero se acercó a ellos.

En el diario de Chau de sus últimos días, compartido con The Washington Post por su madre, muestra un peligroso viaje a oscuras en un pequeño bote de pesca hacia el área donde la pequeña tribu vivía en chozas. Los hombres, de aproximadamente 5 pies y 5 pulgadas de alto con una pasta amarilla en la cara, escribió Chau, reaccionaron enojados mientras intentaba hablar su idioma y cantarles "canciones religiosas", escribió.

"Dios, no quiero morir", fueron las últimas palabras que John Allen Chau escribió en su diario.

John escribió también en su diario que mientras se acercaba a ellos uno de los jóvenes le disparó con una flecha, que perforó su Biblia.

Autoridades en India no pueden levantar cargos sobre la tribu que mató a flechazos a un turista estadounidense

"Ustedes podrían pensar que estoy loco por todo esto, pero creo que vale la pena declarar a Jesús a estas personas", escribió en una última nota a su familia el 16 de noviembre, poco antes de dejar la seguridad del bote de pesca para conocer a los miembros de la tribu en la isla.

Este jueves las autoridades indias trabajaban para recuperar el cuerpo. El portavoz de la Policía de Andamán, Jatin Narwal, indicó que "todavía" no han podido recobrar el cadáver de Chau de la isla Centinela Norte, a la que está prohibido el paso para la protección de las tribus que la habitan, si bien "continúan sus esfuerzos para ello".

Mientras tanto, la Policía ha arrestado a un amigo local de la víctima, un experto en deportes acuáticos y cinco pescadores por ayudarle a llegar a la ínsula a sabiendas de que los aborígenes que viven en ella son muy hostiles y no tienen contacto con el exterior.

"A pesar de conocer muy bien la ilegalidad de la acción y la actitud hostil de los tribales centinelas hacia los forasteros, esta gente colaboró con John Chau para su visita a la isla Centinela Norte sin permiso de las autoridades", informó anoche en un comunicado el director general de la Policía del archipiélago, Dependra Pathak.

Los siete fueron arrestados por violar la regulación para la Protección de las Tribus Aborígenes y por "causar la muerte de John Allen Chau", según la nota.


La víctima, que había visitado Andamán anteriormente en varias ocasiones y llegó al archipiélago el pasado 16 de octubre, viajó hace una semana acompañado de los pescadores para "evadir" las patrullas en la zona, hazaña para la que les pagó unos 350 dólares.

El pasado jueves, Chau se desplazó hasta la orilla en un kayak.

"En la mañana del 17 de noviembre los pescadores vieron una persona muerta siendo enterrada en la orilla que por la silueta del cuerpo, vestimenta y circunstancias parecía ser el cadáver de John Allen Chau", explicó el alto mando policial.

Los hombres regresaron a Port Blair, capital de Andamán, y avisaron al amigo local de Chau, que a su vez avisó a su gente en Estados Unidos.

Las autoridades indias se enteraron de lo ocurrido a través del consulado estadounidense en Chennai (sur).

El martes se realizó un reconocimiento aéreo de la isla y el miércoles una delegación de altos mandos viajó a la zona en barco para tratar de identificar el lugar del suceso, al tiempo que se ha formado un comité para revisar los mecanismos para evitar visitas de extranjeros a áreas restringidas, de acuerdo con la nota.


En un comunicado en la cuenta de la red social Instagram de la víctima, su familia "perdonó" a los responsables del fallecimiento y pidió la liberación de los arrestados en Andamán, ya que Chau viajó "por voluntad propia".

La nota le describe como un "misionero cristiano" que no tenía más que "amor" por los centinelas.

La población aborigen en las islas Andamán asciende a 28,077 individuos, según datos de la Comisión Nacional para las Tribus (NCST).

Mira también:

Estos son algunos lugares que deberías visitar antes de que el cambio climático los destruya (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesEstados UnidosMundo
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.