null: nullpx
Muertes

Acusan de homicidio a la madre de un bebé que murió por una “combinación letal de drogas” tras ser amamantado

La autopsia indica que en la sangre del niño de 11 semanas de nacido hallaron trazas de metadona, anfetamina y metanfetamina. La mujer, que puede enfrentar prisión perpetua, dijo a la policía que "estaba muy cansada" para preparar un biberón cuando sintió al pequeño llorar en la madrugada.
17 Jul 2018 – 1:19 AM EDT

Eran las 3 de la mañana del 2 de abril y el hijo de Samantha Whitney Jones, de 11 semanas de edad, lloraba. La mujer se levantó y tomó a su bebé para amamantarlo. Al cabo de cinco horas el recién nacido había muerto. Según la policía, a consecuencia de una “combinación letal de drogas” ingeridas a través de la leche materna.

Jones, de 30 años de edad y residente de Pennsylvania, fue impuesta el pasado viernes del cargo de homicidio por la muerte de su hijo, identificado en los documentos como R.J.

La autopsia reveló que la sangre del bebé contenía metadona, anfetamina y metanfetamina, según indica la declaración jurada de la probable causa de muerte.

La investigación aún está en curso, pero es posible que Jones pueda enfrentar cargos que conllevan una sentencia prisión de por vida, dijo la subprocuradora Kristin McElroy en una declaración de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Bucks. La fianza de Jones se fijó en 3 millones de dólares en efectivo, según el comunicado.

De acuerdo con la declaración de la fiscalía, en la madrugada del 2 de abril, Jones le dijo a la policía que estaba "demasiado cansada" para bajar y hacer un biberón de fórmula para su bebé. Por ello, optó por la lactancia materna, pero dijo que "se dormía de vez en cuando" y que no estaba segura de si realmente tomaba leche.

Fue cerca de las 6:00 am, cuando el esposo de Jones encontró que Jones estaba dormida y el pequeño estaba llorando, dijo la declaración jurada.

Después de que Jones se despertó, le pidió a su esposo que preparara un biberón de fórmula, que luego le dio de comer a su hijo y lo colocó en su cuna. Jones se volvió a dormir y cuando se despertó una hora después, fue a ver al bebé: estaba acostado en su moisés, pálido y no respiraba, con "mucosidad sanguinolenta saliendo de su nariz", según la declaración jurada.

Jones inmediatamente gritó a su madre, Cheryl Jones, quien también vive en su casa, y llamó al 911. Cheryl comenzó la reanimación cardiopulmonar y la policía llegó minutos más tarde para encontrar a R.J. en paro cardíaco, dijeron las autoridades.

Lo llevaron de urgencia al Hospital Doylestown, a poco más de seis millas de distancia, pero ya era demasiado tarde. Alrededor de las 8:30 am, el bebé fue declarado muerto en la sala de emergencia del hospital.


Sufrimiento de niña de 3 años en Houston nos recuerda por qué no se debe dejar nunca a un niño solo dentro de un vehículo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesEstados Unidos
Publicidad