Masacre en Orlando

Sí, las leyes de armas de Florida son demasiado laxas. Pero son más la regla que la excepción

Los defensores de las armas llaman al estado "la envidia de los propietarios de armas". Un vistazo a sus leyes de control de armas explica por qué.
18 Jun 2016 – 11:21 AM EDT

El debate sobre el control de armas es de los temas que más se ha politizado en los últimos años en Estados Unidos. Según los Institutos de Salud Nacionales ha habido 90 tiroteos entre 1966 y 2012, y luego de cada uno, algunos políticos proponen leyes para restringir el uso y venta de armas, y acto seguido otros proponen bloquearlas, argumentando que infringen en la Segunda Enmienda de la Constitución, o el derecho a portar armas.

Usualmente estas fuerzas opuestas se cancelan, y tras el torbellino mediático, el país y sus políticos siguen en lo que iban. Ya que las leyes que regulan las armas a nivel federal son pocas, los estados quedan a sus anchas para aprobar leyes a la medida de sus constituyentes. Lo que resulta es un rango legal tan amplio como confuso.

El Centro Para Prevenir la Violencia de Armas junto con la Campaña Brady, organizaciones que abogan por un mayor control legislativo del uso y venta de armas, compilaron un ranking de los estados que consideran tienen las leyes más seguras en cuestión de regulación de armas, dándole una calificación de la A a la F a cada estado.


Los defensores de armas que quieren más leyes de "sentido común"

Loading
Cargando galería


El ranking mide qué estados requieren restricciones como la verificación de antecedentes, o limitan la capacidad del cargador, es decir, cuántas balas caben a la vez en un arma.

Después de la matanza de Sandy Hook en Connecticut en 2012, en la que murieron 20 niños y 6 adultos en un colegio de primaria, varios estados reforzaron sus leyes de regulación de armas. Connecticut, por ejemplo, ahora limita la capacidad del cargador en 10 rondas, y Colorado la limita a 15.

Entre los estados que cambiaron sus leyes estaba Florida. El estado había sido históricamente laxo con sus normas--ahora, en al menos un aspecto, Florida es más estricta que estados como Kentucky y Louisiana. Según el NRA, o Asociación Nacional del Rifle, el estado no permite llevar un arma a simple vista, o en inglés open carry, con o sin un permiso.

Pero en la mayoría de los otros aspectos, Florida no supera la prueba: la campaña Brady en 2013 le dio una F a Florida.



F para Florida

Del otro bando del debate, la revista Guns and Ammo, una publicación para los amantes de las armas, publicó en 2015 un ranking de lo que ellos consideran los mejores estados para poseer armas, en el que Florida se posiciona en el número 12.

“Por muchos años, las leyes de armas de Florida han sido la envidia de los dueños de armas por todo el país” explica su página web. “El Estado del Sol no le pone restricciones a las armas modernas, cargadores o accesorios… Encontrar un campo de tiro fue un reto por muchos años, pero el sector privado ha respondido a la demanda, y ahora se pueden encontrar campos de tiro en casi cada esquina”.

Las armas de asalto, también llamadas por sus defensores como armas de alto impacto, como la AR-15, la más usada en los tiroteos de los últimos años, y como la Sig Sauer MCX que se usó en Orlando, se pueden comprar legalmente en Florida. Con tal de que el arma sea semi-automática (ó sea que hay que apretar el gatillo con cada disparo) y no automática (que dispara en ráfaga), solo hay que pasar una verificación de antecedentes federal.

La verificación de antecedentes la conduce el FBI en las tiendas de armas que están licenciadas a nivel federal por el Buró de Tabaco, Armas y Explosivos. En ésta se chequea la historia criminal, uso de drogas y enfermedades mentales.

Qué tan exhaustivo es este chequeo también ha entrado en debate luego de la masacre. Según el FBI, Mateen pasó una verificación de antecedentes del FBI, y aunque ya había sido investigado en dos ocasiones en ambos casos la investigación se cerró, y así Mateen pudo comprar el arma. En tan solo 0.55% de los casos el FBI rechaza a un posible comprador.

Algunos estados hacen sus propios chequeos, como Nueva Jersey, Nueva York y California. Florida hace sus propios chequeos, al igual que la mayoría de estados, pero sí requiere un proceso de verificación estatal para tener una licencia para portar un arma escondida, o “ concealed carry permit”.


Florida requiere un periodo de espera de tres días para comprar una pistola, según el Centro Para Prevenir la Violencia de Armas. Este periodo también ha sido criticado como inefectivo: Mateen en este caso usó una pistola semi-automática en el tiroteo, para la cual tenía un permiso.

Algunos estados como Nueva York, Connecticut y Massachusetts limitan la capacidad de los cargadores, o cuántas balas le caben a un arma a la vez: 10 o más rondas clasifican al cargador o al arma como de “alta capacidad”, un termino que los defensores del derecho a portar armas consideran como politizado, ya que en la mayoría de estados una capacidad de 10 rondas es legal, lo que, según ellos, la convertiría en una capacidad standard, no “alta”.

Florida no limita la capacidad de los cargadores, como tampoco lo hacen la mayoría de estados. Y prohibir los cargadores de alta capacidad, de hecho, no siempre es efectivo. Los atacantes de San Bernardino, en California, donde están prohibidos los cargadores de 10 o más rondas, compraron sus AR-15s legalmente y las adaptaron para que aceptaran cargadores de alta capacidad. Una de las caracteristicas que hace tan popular a las AR-15s y Sig Sauer es lo modificables que son.


Más allá de Florida

Aunque Florida tenga leyes laxas, no es el único. De hecho, es más bien el estándar comparado a otros estados.

Gary Kleck, profesor de criminología en la Universidad del Estado de Florida le dijo a la página web Politifact que el estado es "esencialmente identico a la mayoría de estados respecto a este tipo de controles de armas".

Solo siete estados incluyendo a Washington DC prohiben algun tipo de "armas de asalto", dijo Kleck, mientras que los otros 43 estados las regulan igual que regulan otro tipo de armas. Solo ocho estados más prohiben los cargadores de "alta capacidad".

"Para bien o para mal, Florida está justo en el medio de lo típico en control de armas", explicó Kleck. "No se puede argumentar legitimamente, o sugerir, que fuera más probable que este tiroteo ocurriera en Florida por no tener este tipo de controles".


Lea más:


Más contenido de tu interés