Masacre en Orlando

Evidencias respaldan la historia del hombre que dice haber sido amante de Omar Mateen

Algunos medios han cuestionado la credibilidad de esta persona no identificada que asegura haber tenido una relación gay con el terrorista que atacó la discoteca Pulse.
30 Jun 2016 – 6:58 PM EDT

Mientras las autoridades intentan descifrar el motivo de la masacre en el club gay Pulse de Orlando, nuevas evidencias parecen fortalecer la teoría de que su autor, Omar Mateen, pudo haber sido un hombre gay frustrado que escondía su sexualidad a familiares y amigos.

El hombre que alegó ser amante de Mateen en una larga entrevista con Univision dijo la semana pasada que el ataque no fue un acto terrorista, sino de venganza personal.

Identificándose como 'Miguel' y camuflando su rostro, aseguró que Mateen era "100 por ciento" gay y sentía rencor contra los hombres latinos porque se sentía utilizado por ellos.

En la madrugada del 12 de junio, Mateen abrió fuego en Pulse con un rifle semi-automático durante la noche latina del club, matando a 49 personas e hiriendo a docenas más. Fue abatido horas más tarde en un enfrentamiento con la policía.

Aunque el presunto amante no ha podido presentar pruebas definitivas sobre su relación con Mateen, Univision ha comprobado que varios detalles sobre su estadía en Orlando concuerdan con lo que alega. Estos incluyen archivos del hotel donde supuestamente se reunieron y testigos que aseguran haber visto a Miguel acompañado por un hombre que se parecía a Mateen.

Dos empleados del hotel Ambassador en Orlando, donde Miguel dice que tuvo varios encuentros sexuales con Mateen, confirmaron que el hombre se hospedó allí por 63 días entre octubre y diciembre de 2015.

"Él estuvo registrado en el hotel", dijo la recepcionista Melanie Mercado, quien recuerda haber visto a Miguel acompañado por alguien que se parecía a Mateen. "Fue visitado por el señor, el gatillero de la masacre de Orlando", dijo otro empleado que pidió no ser identificado. El hotel dijo que el material grabado por una cámara de vigilancia durante la estadía de Miguel ya había expirado.

Luego de la entrevista de Miguel con Univision, varios reportes en medios como el New York Times y el Los Angeles Times cuestionaron su credibilidad. "Las autoridades federales investigaron su historia y no la encontraron creíble", reportó The New York Times el sábado, citando a un funcionario de seguridad.

Agentes federales indagaron entre varios dispositivos electrónicos de Mateen, entre ellos una computadora y un celular, pero no encontraron evidencias que demostraran que era gay, según los reportes de los medios. Una examinación de las comunicaciones digitales de Miguel y otro hombre gay que dijo conocer a Mateen tampoco mostró evidencias al respecto, reportaron los diarios.

Un portavoz del FBI contactado por Univision declinó comentar sobre esos reportes. En una declaración, el FBI solo dijo que los investigadores han realizado más de 600 entrevistas en el caso, "y continuarán buscando información de cualquier persona que alegue tenerla. Sin embargo, no podemos confirmar o negar si sostuvimos entrevistas específicas, o hablar sobre la credibilidad de su contenido porque aún es una investigación abierta".

El FBI confirmó a Univision la semana pasada que agentes habían entrevistado a Miguel como parte de la investigación.

Sin embargo, en una nueva entrevista esta semana, Miguel dijo a Univision que no fue hasta el fin de semana pasado que el FBI le pidió detalles de sus perfiles en aplicaciones móviles gay. Esto fue luego de que los medios cuestionaran su credibilidad. "Me llamaron pidiéndome mis apodos y mis cuentas de email", dijo.

Univision preguntó a la compañía Grindr si había entregado algún record al FBI de la cuenta en el app gay que Miguel dice que utilizó para comunicarse con Mateen. "Grindr no emite comentarios sobre investigaciones", dijo la compañía en una declaración escrita.

Miguel mostró a Univision un correo que envió a Grindr el lunes pidiendo una transcripción de sus mensajes con Mateen. "No entiendo como es posible que el FBI diga: 'No hemos encontrado nada'. Entonces necesito respuestas", escribió.

Un representante de servicio al cliente de Grindr respondió: "Por favor pida al FBI que nos contacte (...) y cooperaremos con ellos completamente para proveer cualquier información que pidan".

La primera esposa de Mateen dijo a Univision que está convencida de que su exesposo era gay, pero dijo que el FBI le pidió que no lo mencionara a los medios.

"Creo que (era) homosexual", dijo Sitora Yusufiy en una entrevista en su hogar en Colorado el lunes. "Creo que había una parte de él que quería explorar la homosexualidad pero no sabía cómo y estaba muy confundido", añadió, citando lo que describió como manerismos femeninos.



Yusufiy estuvo casada con Mateen en 2009 antes de escapar de lo que describió como una relación abusiva.

Univision también habló con una mujer, quien pidió permanecer en el anonimato, que trabaja en un centro de salud, y del cual Miguel había sido cliente por tres años y medio. Al preguntarle si consideraba que Miguel era una persona confiable y no propensa a inventar fantasías, ella dijo: "basado en mis interacciones con él, diría que sí".

Nacido en Cuba, Miguel llegó a Estados Unidos a los 18 años durante la crisis de balseros de 1994, cuando miles de cubanos salieron de la isla. Fue recogido en el océano y pasó varios meses en la base naval de Guantánamo, en Cuba.

Miguel alega haber tenido una relación de dos meses con Mateen tras conocerlo a través de Grindr en 2015. Ante la pregunta sobre por qué decidió contar su historia, dijo: "Es mi responsabilidad como ciudadano de Estados Unidos y como hombre gay".

Según Miguel, Mateen estaba particularmente enojado con los puertorriqueños, porque una vez tuvo sexo sin protección con un hombre de la isla que luego le confesó que tenía VIH.

"Creo que esta cosa horrible y alocada que hizo fue venganza", dijo Miguel.

La posible vida gay de Mateen contrastaría con su crianza estrictamente musulmana. Tampoco concordaría con una llamada al 911 que hizo Mateen durante la masacre, en la que expresó fidelidad al grupo Estado Islámico. Las autoridades también han encontrado evidencia de que él había explorado páginas web de extremistas islámicos.

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, dijo la semana pasada que existe la posibilidad de que los investigadores nunca descifren un único motivo para el ataque.

Esta historia fue publicada originalmente por Univision News.

RELACIONADOS:Masacre en OrlandoEEUUViolenciaAtaquesISIS

Más contenido de tu interés