null: nullpx
Frontera EEUU México

Niño de 3 años es rescatado en el desierto junto a su madre y hermana muertas

Luego de ser dejados a su suerte por parte del coyote que contrataron para llegar a Estados Unidos, la colombiana Claudia Marcela Pineda cruzó la frontera con sus dos pequeños hijos de 3 y 11 años antes de verse perdida en el desierto de Arizona, desde donde llamó a los servicios de emergencias pero ni ella, ni su hija mayor sobrevivieron.
31 Ago 2021 – 04:46 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Bajo el sol del desierto de Yuma, en Arizona, con solo 3% de batería en su celular y abandonada a su suerte con sus dos pequeños hijos de 3 y 11 años, quienes le pedían a los llantos algo para comer, Claudia Marcela Pineda, una mujer colombiana, decidió hacer la llamada de emergencia al Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i) de Sonora, México para pedir auxilio.

“Por favor ayúdeme, que me voy a desmayar”, le alcanzó a decir en la llamada del pasado 26 de agosto, mientras Cristián, el más pequeño de sus hijos no paraba de sollozar y de decirle que tenía mucha hambre.


Llena de angustia y con el que sería el último hilo de fuerza de su vida, Pineda pudo aceptar el mensaje que el operador del C5i le mandó por WhatsApp para que le indicara su ubicación exacta y tratar de ayudarla, luego de que fue abandonada por el coyote al que le pagó para llegar a los Estados Unidos.

Con las coordenadas de la mujer en el sistema, las autoridades mexicanas comenzaron el protocolo binacional de rescate en cooperación con la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos. Lamentablemente, cuando las autoridades arribaron al lugar, encontraron al más pequeño con vida junto a los cadáveres de su madre y su hermana, María José.

“Desafortunadamente localizamos a la mujer y a la menor de 11 años sin vida, sin embargo, el niño de 3 se encuentra con vida y fuera de peligro mientras recibe atención médica en un hospital de Arizona”, informó Guadalupe Lares Núñez, coordinadora del C5i, a través de una publicación en la cuenta de Twitter de la Secretaría de Seguridad Pública de Sonora (SSP).

Lares Núñez indicó que la colombiana ingresó caminando a suelo estadounidense -siempre con sus dos pequeños de las manos- por la frontera de Mexicali, Baja California, tras ser abandonada por el delincuente que los había dejado a su suerte.

Con la intención de que este tipo de historias dejen de suscitarse, la funcionaria le pidió a los migrantes que no esperen a que les falte agua, alimentos o batería en sus celulares, para solicitar auxilio a los servicios de emergencias, donde aseguró “se hace todo lo humanamente posible por ayudarles”.


Por este motivo, Lares Núñez agregó que “la estrecha coordinación y relación humanitaria que se tiene entre la SSP de Sonora y la Patrulla Fronteriza para la geolocalización y rescate de migrantes están reforzando la campaña ‘Los Peligros del Desierto’”, la cual refuerza el llamado a las personas que intentan cruzar de manera ilegal la frontera “para alertarlos sobre los riesgos y delitos a los que están expuestos”.

Pineda había viajado con sus dos pequeños para reencontrarse con su esposo, quien vive en EEUU. Luego del trágico suceso, el hombre le ha solicitado ayuda a las autoridades colombianas para que puedan repatriar los cadáveres, mientras se encuentra haciendo todo lo posible para poder reunirse con su hijo, explicó El Tiempo.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés