publicidad
Inmigrantes están en la mira del Ejército de Estados Unidos.

Jóvenes indocumentados en la mira del Ejército de EEUU

Jóvenes indocumentados en la mira del Ejército de EEUU

Varios expertos analizan que serían necesarios para suplir futuras dificultades de enlistamiento militar.

Inmigrantes están en la mira del Ejército de Estados Unidos.
Inmigrantes están en la mira del Ejército de Estados Unidos.

Teresa Sánchez, de 18 años y residente de Waco, Texas, es la candidata ideal para los objetivos de reclutamiento de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y el año pasado, un reclutador local y un oficial de reclutamiento la cortejaron intensamente sobre su interés en enlistarse como reservista de la Guardia Nacional.

publicidad

Sin embargo, cuando supieron que no era ciudadana ni residente legal sino que tenía DACA, un estatus temporal para jóvenes que fueron traídos sin papeles cuando eran niños, el contacto cesó.

“Nunca más supe de ellos luego de eso, ni del que me entrevistó por teléfono ni del reclutador”, comentó Teresa, quien terminó sus estudios secundarios y ha sido admitida a Baylor University en Waco, pero aún no sabe si podrá pagar la colegiatura.  “Me llamaba la atención la experiencia y me habían dicho que me ayudarían a pagar mis estudios”, dijo la muchacha.

Preocupa a Dreamers el costo de renovar la acción diferida

Según Margaret Stock, abogada especialista en ley de inmigración y asuntos militares, veterana y becaria MacArthur,  reclutar a jóvenes como Teresa no sólo es una buena idea, sin que es imperativo para lograr los objetivos de reclutamiento de las Fuerzas Armadas, que están comenzando a encontrar dificultades en atraer a personas calificadas al mejorar la economía del país.

“Recientemente supe que la reserva del Ejército no llegó a sus objetivos de reclutamiento. Por el momento en los servicios activos no hay problemas, pero el cambio demográfico va a hacer que las cosas empeoren y rápido”, dijo Stock. “Además, cada vez hay menos estadounidenses capacitados para el servicio, ya no tenemos ni el nivel de salud y ni el nivel educativo que se requiere”.

¿Por qué temen inscribirse en el programa DACA?

Faltan personas capacitadas

De hecho, los expertos y líderes militares están muy al tanto de esta tendencia y la presión para ampliar el universo de aspirantes al enlistamiento es grande.  Un reporte realizado en 2009 por la organización “Mission: Readiness”, formada por militares, analizó cifras del Departamento de Defensa y llegó a la conclusión de que, hoy en día, las dos terceras partes de los adultos jóvenes en Estados Unidos no están capacitados para las Fuerzas Armadas.

“El Departamento de Defensa ha reportado que 75% de los jóvenes estadounidenses de 17 a 24 años no pueden entrar al servicio militar”, señaló el reporte. “Tres de las barreras más comunes son: no graduarse de secundaria, récord penal y problemas de salud física, incluyendo obesidad”.    

Dreamers sufren duro revés

La cantidad de jóvenes disponibles para el servicio se ampliaría, alegan algunos congresistas y expertos, si las Fuerzas Armadas volvieran a su práctica histórica de permitir el reclutamiento de inmigrantes sin papeles en tiempos de guerra, cómo marcaban los  códigos de reclutamiento o si simplemente se permitiera una excepción para jóvenes con DACA que calificaran.

“Me preocupa que la disponibilidad de reclutas no permita mantener los altos estándares que hemos establecido”, dijo Mike Coffman, un congresista republicano de Colorado que ha propuesto un proyecto de ley para permitir que ciertos “dreamers” con DACA y otros jóvenes sin documentos, puedan entrar a las Fuerzas Armadas y “ganar” su residencia.

Según Coffman, factores como una mejor economía, cambios culturales y la falta de apoyo popular por recientes conflictos, han contribuido a disminuir la cantidad de solicitantes calificados.

Jóvenes con DACA serían solución

Actualmente hay casi medio millón de jóvenes con DACA y se calcula que al menos hay 1.6 millones de jóvenes indocumentados que han pasado gran parte de su vida en este país pero no tienen estatus legal permanente.

Dos proyectos de ley pendientes en el Congreso, permitirían que jóvenes como Teresa no sólo entraran en el servicio militar, sino que obtuvieran su legalización al completar su servicio honorablemente. Ambos son patrocinados por congresistas republicanos, Jeff Denham, de California tiene HR 2377 y Mike Coffman, de Colorado, ha presentado HR 435.

Por el momento, parece políticamente difícil que las medidas avancen debido a la negativa de republicanos clave y del liderazgo de ese partido, en considerar hasta ahora medidas que tengan un componente de legalización, a pesar de la evidencia sobre crecientes problemas de reclutamiento.

La pasada semana, el presidente del Comité de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes dijo que no permitiría que Denham presentara su proyecto como parte de la Ley de Autorización de Gasto de Defensa, como era su intención.

A raíz de esta discusión, el congresista Steve King, conocido por sus escandalosas declaraciones anti inmigrantes, dijo que “tan pronto levanten su mano para decir, soy ilegal en Estados Unidos, no vamos a dejarles prestar juramento en las fuerzas armadas, sino les vamos a tomar declaración y ponerlos en un autobús a Tijuana”.

publicidad

Inmigrantes fueron reclutados antes

Margaret Stock indica que históricamente, las Fuerzas Armadas,  particularmente en tiempos de guerra, se apoyaron en el reclutamiento de inmigrantes, legales o no, para reforzar sus filas. No fue hasta 2006, sin embargo, que se añadió una ley al código de enlistamiento militar que redujo notablemente la cantidad de extranjeros reclutables.

Antes de esa fecha, el ejército y la fuerza aérea podía reclutar a personas sin tarjeta verde en tiempos de guerra (aunque no en tiempos de paz), otras fuerzas armadas podrían hacerlo en cualquier momento.

En 2006 se añadió un estatuto que prohibía el reclutamiento de extranjeros sin residencia permanente, con excepción de personas “vitales para el interés nacional”. “No vislumbraron en ese momento el efecto que esto iba a tener a largo plazo en disminuir la cantidad y calidad de reclutas”, dijo Stock.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad