ICE ha arrestado a familiares indocumentados que acudieron a buscar a niños migrantes en manos del gobierno, según reportes

CNN informó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ha detenido en meses recientes a más de 40 personas que asistieron a pedir que se les entregaran menores que se encuentran en custodia del gobierno.
21 Sep 2018 – 3:51 AM EDT

Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas han arrestado en meses recientes al menos a 41 personas que asistieron a pedir que se les entregaran menores que se encuentran en custodia del gobierno, según reportó este jueves CNN.

En el artículo se asegura que Matthew Albence, un alto funcionario de ICE, testificó ante el Congreso el martes pasado martes y afirmó que la agencia arrestó a 41 potenciales sponsors entre julio y septiembre, luego de completar verificaciones de antecedentes y tomar sus huellas dactilares de acuerdo con un memorando firmado por ICE y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

"Hemos arrestado a 41 individuos hasta ahora, que hemos identificado gracias al memorando", dijo Albence a CNN. "Cerca del 80% de ellos eran potenciales patrocinadores o miembros de hogares de patrocinadores que están en el país ilegalmente. Una gran parte de ellos son delincuentes extranjeros. Por lo tanto, continuamos persiguiendo a esos individuos".


De acuerdo con la versión periodística, el memorándum al que Albence se refiere se firmó en medio de preocupaciones de la agencia de que los niños terminaran siendo asignados a situaciones peligrosas. Críticos, sin embargo, han expresado preocupación de que el chequeo de antecedentes haga disuadir a potenciales patrocinantes.

La noticia confirma el miedo de muchos inmigrantes y activistas: el hecho de que el gobierno de Donald Trump está investigando a fondo a las personas que reclaman a menores indocumentados que se encuentran solos en Estados Unidos y está usando esa información para deportar a más personas sin papeles.


Un funcionario de ICE confirmó a la cadena CNN que el 70% de los arrestos se realizaron como consecuencias de violaciones migratorias, lo que quiere decir que fueron detenidos porque ICE descubrió que se encontraban en el país de forma ilegal, no porque hubiesen descubierto que cometieron algún delito.

En el año fiscal del 2017 ICE reportó que 56% de todos los deportados que procesó, en el interior del país y en la frontera, habían sido acusados de crímenes. Sin embargo, durante el gobierno de Trump, al igual que en gobiernos previos, cuando un deportado tiene antecedentes criminales, suele ser por infracciones menores.

Entre los más de 220,000 deportados en el año fiscal 2017, 79.270 no tenían condenas, de acuerdo con datos de ICE albergados en la Transactional Access Clearinghouse en la Universidad de Syracuse, refiere la agencia AP.

De aquellos con antecedentes, el delito más grave de uno de cada cuatro era ingresar o reingresar sin autorización al país. Esos dos cargos representaron el primero y tercero más comunes entre los deportados. Conducir en estado de ebriedad fue el segundo, seguido por agresión y violaciones de tránsito. Narcotráfico, entrada sin autorización a construcciones, violencia doméstica, latrocinio y venta de marihuana, completaron los 10 primeros.


📸 Unas 200 personas trabajaban en una empresa de jardinería; ICE se llevó a 114 en una mañana

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónPolíticaDonald Trump

Más contenido de tu interés