publicidad

Golpe a los indocumentados: más gente pide fronteras y leyes migratorias más estrictas

Golpe a los indocumentados: más gente pide fronteras y leyes migratorias más estrictas

Una encuesta del Pew Research dice que ahora el 33% de las personas lo piden. Entre los republicanos son el 53%.

Se redujo el número de indocumentados en Estados Unidos Univision

La llegada masiva de indocumentados a EEUU ha disparado las alertas entre los estadounidenses. Cada vez son más los que piden fronteras y leyes migratorias más estrictas. Al menos, eso es lo que asegura una encuesta nacional realizada por el Centro de Investigación Pew el mes pasado y que fue dada a conocer hoy.

Según el sondeo, el 33% de los encuestados pide que la prioridad sea una mejor seguridad fronteriza y la aplicación más estricta de leyes de inmigración, frente a un 25 por ciento que pensaba eso mismo en febrero de 2013, lo que significa un aumento de 8 puntos.

La encuesta del Pew fue realizada entre 20 a 24 agosto e incluye las respuestas telefónicas de 1501 adultos.

Para un 23% de la población se debe dar prioridad a una forma para que los indocumentados en EEUU puedan encontrar un camino a la ciudadanía si cumplen ciertas condiciones, frente a un 25% del 2013. Si bien la cifra se mantiene en un porcentaje similar, muestra que hay un descenso en el apoyo a que los indocumentados puedan integrarse plenamente a la vida en EEUU.

Cuatro de cada diez (41%) dicen tanto la ciudadanía como leyes y fronteras más estrictas deben tener la misma prioridad, frente a un 47% del 2013.

En cuanto a las edades de los encuestados, cuando más jóvenes son más propensos también a favorecer a los indocumentados. Así, el 36% de los menores de 30 años apoyaron la creación de una forma para que los indocumentados se conviertan en ciudadanos. Ningún otro grupo les dio tanto respaldo. Entre los que tienen 30 y 49 años, solo el 23% dijo que esta debería ser la prioridad de las políticas migratorias frente a apenas un 15 por ciento de los que tienen entre 50 y 64 años. La cifra vuelve a subir cuando se trata de mayores de 65: el 22% apoyó esta opción.

publicidad

Opinan blancos, negros e hispanos

En cuanto a la raza, “entre los blancos, hay mucho más apoyo para mejorar la seguridad en las fronteras y hacer cumplir leyes de inmigración más estrictas: el 37% de los blancos dicen que debería ser la prioridad de la política de Estados Unidos, más del doble del porcentaje de hispanos (15%)”, dicen desde el Pew Rsearch.

“Cerca de cuatro de cada diez blancos (39%) dicen que la prioridad debe ser al mismo tiempo mejorar la seguridad fronteriza (y una más dura aplicación de la ley), así como proporcionar una manera para que los que están aquí ilegalmente puedan obtener la ciudadanía si cumplen con ciertas condiciones (frente a un 42% de hispanos). Sin embargo, sólo el 21% de los blancos dicen que la atención debería centrarse principalmente en la creación de un camino hacia la ciudadanía”, agrega el estudio en sus conclusiones que destacan que este último porcentaje entre los hispanos sube hasta un 41%.

Dos de cada 10 personas de raza negra (20%) apoyan la ciudadanía, frente a un 26% que quiere fronteras y leyes estrictas y un 51% le da la misma prioridad a ambas medidas.

Los republicanos, los más duros

Respecto de la afiliación política, los republicamos fueron los que se mostraron más duros con los indocumentados. Por un margen de 17 puntos (53% contra 36% de 2013), más republicanos dicen ahora que la prioridad debe centrarse en fronteras y leyes migratorias duras. Pocos de ellos, piensan que la prioridad debe ser sólo un camino a la ciudadanía (9%).

Entre los independientes, el apoyo a una mejor seguridad fronteriza y a aplicar leyes más duras aumentó del 25% al 33%, 8 puntos. Es del 24% para la nacionalidad estadounidense y del 36 para las dos opciones.

Los demócratas encuestados apoyan en un 33% a las normas que permitan a los indocumentados hacerse ciudadanos frente a un 19% que quiere fronteras y leyes migratorias rigurosas. Un 36% sostiene que son igual de importantes.

Niños migrantes

A pesar de que más gente apoya opciones que le hagan más difícil el camino a los inmigrantes, la mayoría se mostró a favor de que los niños que han logrado atravesar la frontera se reúnan con sus familias mientras se determina su estatus legal. Así, siete de cada 10 dijeron estar de acuerdo con esta opción, frente a un 28 por ciento que se opone.

Además, el 56% cree que a los chiquitos se los debe dejar asistir a la escuela y más de la mitad (51%) cree que deberían ser alojados en instalaciones que provea el gobierno.

Pew difundió su estudio mientras se espera que el presidente Barack Obama alivie la situación de los 11.3 millones de indocumentados que viven en EEUU a través de acciones ejecutivas ya que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a someter a votación el proyecto de ley aprobado en el Senado en junio de 2013.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad