null: nullpx
México

En busca de migrantes: cómo la presión de EEUU activó antes de tiempo a la nueva Guardia Nacional de México

La orden que tienen los agentes, junto con Policías Federal y agentes del Instituto Nacional de Migración, es detener a toda persona que no cuente con documentación que acredite su estancia legal en México.
17 Jun 2019 – 3:03 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde el sábado por la noche, militares con distintivos de la Guardia Nacional vigilan varios puntos, caminos y veredas de la sierra del estado de Chiapas donde regularmente pasan, a ciertas horas del día, vehículos de carga y autobuses con migrantes centroamericanos a bordo.

La orden que tienen los agentes, junto con Policías Federal y agentes del Instituto Nacional de Migración, es detener a toda persona que no cuente con documentación que acredite su estancia legal en México y en esa labor revisan vehículos de transporte público y privado.

La agencia de noticias The Associated Press presenció a alrededor de 10 soldados armados en un puesto de revisión cerca de Ciudad Cuauhtémoc en el estado de Chiapas. Los efectivos portaban brazaletes negros que los identificaban como miembros de la Guardia Nacional. El personal castrense detuvo vehículos para que los agentes de migración revisaran identificaciones y retiraran a los pasajeros que no portaran documentos.


En otro retén, apenas al norte de Comitán, también en el estado de Chiapas, más de una decena de supuestos miembros de la Guardia Nacional patrullaban caminos rurales, ocultos entre la lluvia y la oscuridad, en busca de migrantes y traficantes de personas.

Según lo que han declarado las autoridades, los migrantes son llevados a las estaciones migratorias para ser asistidos y saber si, en algunos casos, cuentan con documentación para entrar al país.

De acuerdo con la agencia de noticias EFE y medios mexicanos, los operativos y las revisiones ocurren principalmente en comunidades fronterizas como Carmen Xhán, El Jocote , Frontera Comalapa, Motozintla y La Trinitaria, las cuales corresponden a los municipios de Comitán-Margaritas.

En tanto, la Policía Naval inició la vigilancia de los márgenes del río Suchiate y también hizo presencia en calles y parques de la ciudad de Tapachula. En días anteriores se podía ver a migrantes siendo transportados en balsas al otro lado del río sin que las autoridades mexicanas intervinieran.

Además de vigilar las rutas que siguen los migrantes, los agentes vigilan el paso de traficantes con mercancía ilegal.


El domingo a las afueras de Comitán, varios soldados y policías que se identificaron como miembros de la Guardia Nacional estuvieron a cargo de los retenes.

En uno de ellos, el agente migratorio José Ángel Ramírez acogió la ayuda de la Guardia Nacional.

“Nosotros no tenemos como detener a tantos y los traficantes pasan por todos lados”, dijo Ramírez a la agencia AP, quien era el único agente en turno en este punto de revisión.

El sábado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó que agentes de la Guardia Nacional, Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración, detuvieron en Veracruz cuatro tráileres en los que viajaban 791 migrantes centroamericanos que viajaban en condiciones de hacinamiento y sin documentos.

Los agentes detuvieron a los cuatro tráileres sobre la autopista La Tinaja-Cosoleacaque, en el sur del estado de Veracruz.

Los migrantes habitualmente son transportados por México en atestados camiones de carga, y algunas veces bajo condiciones extremas, sin alimento o agua ni aire suficiente para respirar. Un video difundido por el gobierno muestra a los agentes mientras rompen el candado de la puerta de uno de los remolques para liberar a los migrantes.

La dependencia describió las detenciones y arrestos en Veracruz como parte de la estrategia implementada por el nuevo comisionado, Francisco Garduño. El exdirector de prisiones asumió el cargo el viernes, que asumió de un sociólogo y un académico.

Desde hace tiempo, los soldados mexicanos tienen autorización para inspeccionar vehículos en busca de drogas o armas, explicó uno de los elementos de la Guardia Nacional, sin embargo, ahora pueden detener a los conductores o a quien se sospeche de colaborar con el traslado de inmigrantes por territorio mexicano.


Los residentes de Comitán señalan que a menudo los camiones eluden los retenes por la noche. “Nosotros no podemos saber que llevan dentro”, dijo el agente migratorio Julio Velasco. Las autoridades mexicanas han instalado barricadas adicionales en los últimos días para abarcar mayor territorio.

La Guardia Nacional -un nuevo cuerpo de seguridad formado por policías federales, militares y marinos- entrará oficialmente en funciones en México el 30 de junio, pero debido al choque diplomático con Estados Unidos y su amenaza de imposición de aranceles, México tuvo que acelerar su presencia en la frontera sur del país donde despliega a unos 6,000 agentes.

En fotos: Decenas de migrantes centroamericanos esperan en la frontera de México con Arizona para solicitar asilo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés