publicidad

Eliseo Medina fue detenido en Miami y acusado de una falta menor

Eliseo Medina fue detenido en Miami y acusado de una falta menor

Eliseo Medina fue arrestado y acusado de intentar ingresar a las oficinas del republicano Mario Díaz-Balart.  

Poco antes del arresto el sindicalista había participado en un evento de Fas for Families por la reforma migratoria.

El sindicalista Eliseo Medina fue arrestado por la policía en Miami, Florida, y acusado de una falta menor al intentar ingresar a las oficinas del congresista republicano Mario Díaz-Balart.

Medina integra la campaña Fast for Families que el 24 de febrero dio inicio a una caravana de buses por la reforma migratoria y que se dirige rumbo a Washington DC.

Antes del arresto, el activista participó en un foro en la facultad de leyes de la Universidad Internacional de Florida (FIU) para hablar de la reforma migratoria y la legalización de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

En el foro estuvieron presentes los congresistas demócratas Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata, y Joe García, quienes en octubre patrocinaron el proyecto de ley HR15, una iniciativa basada en el plan S. 744 que el Senado aprobó el 27 de junio e incluye un camino a los ciudadanía para los indocumentados.

El dirigente fue acusado de “traspasar propiedad privada”, dijo José Seiglie, subjefe de Policía de El Doral, ciudad al oeste de Miami donde fue arrestado.

Seiglie explicó que Medina fue el único de varios activistas que ignoró las órdenes de las autoridades de mantenerse al margen del complejo que albergan las oficinas del congresista Díaz-Balart y las del senador republicano Marco Rubio.

publicidad

Por tratarse de una falta menor, Medina podría permanecer detenido entre 4 y 16 horas, dependiendo de la cantidad de trámites que se realicen en la cárcel del condado de Miami-Dade, en donde está recluido.

Republicanos en la mira

Durante la conferencia de prensa celebrada en FIU, Medina y los congresistas Pelosi y García presionaron a los republicanos para que reactiven el debate de la reforma migratoria, estancado en la Cámara de Representantes desde junio.

“Vamos pedir en Washington una reunión con los líderes del Congreso para contarles del dolor que hemos visto en esta gira, pero también de la esperanza, y que necesitamos un voto y lo necesitamos pronto”, indicó Medina durante la conferencia.

Tras el arresto del sindicalista, Fast for Families dijo en un comunicado que "en las últimas tres semanas, hemos visitado miembros del Congreso y comunidades en más de 25 distritos del Congreso. El día de hoy, líderes de Fast for Families, entre ellos Eliseo Medina y Cristian Avila, se unió a residentes de Miami y defensores de los derechos de los inmigrantes para pedir al Representante Mario Diaz-Balart que continúe apoyando la reforma migratoria y pida a los líderes de la Cámara que, de una vez por todas, voten por una solución duradera y de sentido común al sistema migratorio".

"Este es el mensaje que hoy llevaba Medina antes de ser detenido por la policía local afuera de la oficina del Congresista Diaz-Balart y el cual apoyamos: es hora de que el Representante John Boehner y sus colegas acaben con la crisis moral de nuestro inhumano sistema migratorio. Hemos escuchado miles de historias en nuestro viaje a través del país y vamos a seguir trayendo estas historias a las puertas de cada miembro del Congreso hasta que la reforma migratoria se convierta en realidad", agregó el movimiento.

"No entendemos por qué no se permite el ingreso de miembros de la comunidad a la oficina de un miembros de Congreso, sobre todo cuando se le considera uno de los campeones de la reforma migratoria", dijo María Rodríguez, directora ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de Florida.

Presionan la reforma

La caravana Fast for families recorre más de 70 distritos electorales republicanos en una treintena de estados para exigir un voto por la reforma migratoria en la Cámara de Representantes, y pedirle al presidente Barack Obama que pare las deportaciones.

La caravana la integran dos buses que recorrerán más de 70 distritos electorales republicanos y arribarán a Washington la primera semana de abril.

En los lugares donde se detiene la caravana los activistas se reúnen con electores y funcionarios electos, incluyendo a los miembros del Congreso y los legisladores, para empujar la reforma migratoria este año.

En total la caravana recorrerá 30 estados, entre ellos California, Nevada, Arizona, Texas, Illinois, Florida, Utah, Colorado, Oklahoma, Ohio, Georgia, Nueva York, Nueva Jersey, Carlina del Sur y Carolina del Norte, todos ellos con alta concentración de hispanos.

“En cada distrito que estamos visitando dejamos gente que a partir de ahora va a seguir este movimiento. Nuestra meta es que todos sepan que esta cuestión no se acaba, que la reforma migratoria está viva y que en cualquier momento tendrán que reactivar el debate”, indicó Medina.

publicidad

“Según vamos caminando vamos a ver más apertura”, dijo Medina en alusión al poder del voto latino, que en las últimas elecciones fue determinante para decidir al inquilino de la Casa Blanca.

 concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad