El gobierno abrió a la prensa un centro de detención en Texas

La patrulla fronteriza de Brownsville, Texas, abrió su centro de detención de inmigrantes a la prensa.
18 Jun 2014 – 5:28 PM EDT

La patrulla fronteriza de Brownsville, Texas, abrió el miércoles su centro de detención de inmigrantes a la prensa. El objetivo fue mostrar las condiciones en que se encuentran cientos de niños y familias inmigrantes que han cruzado la frontera.

Este primer recorrido con periodistas se realizó a puerta cerrada, sin uso de aparatos electrónicos ni autorización para  conversar con los detenidos o agentes que trabajan en el lugar.

La visita duró aproximadamente 10 minutos. La primera escala fue el área de procesamiento, donde encontramos agentes junto a cientos de niños y familias en visible condición de hacinamiento.

Los menores, separados por sexo y edad, duermen en el piso ‎con cobijas de la Cruz Roja Americana y algunas son térmicas. En dos celdas vimos a padres junto a niños, y madres también con menores.

 


Afuera del recinto, la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) ha instalado dos trailers con duchas y cuartos de lavandería.

También han levantado carpas para que los niños puedan distraerse pintando con colores y reciban artículos de primera necesidad.

Muy cerca hay un campo cercado para que puedan jugar.

El personal que los atiende usa guantes permanentemente.

Una de las escenas más emotivas son los rostros de los niños saludando mientras pasábamos por el lado de sus celdas.

 


Al concluir la visita, agentes federales, que pidieron  no revelar sus identidades, contaron que la mayoría de estos niños refugiados no tienen acompañantes y son atendidos por personal de varias agencias federales.

Los niños se bañan por grupos en dos rutinas diarias de 12 horas y participan en actividades de diversión durante 30 minutos.

Aunque la Patrulla Fronteriza asegura que los niños y familias detenidos en el albergue de Bronsville, reciben un buen trato humanitario. Y destaca también que la instalación esta rebasada.

El centro de detención tiene capacidad para 250 personas pero actualmente hay 500 refugiados, y el hacinamiento eleva el riesgo de potenciales enfermedades, reportó el periodista Pedro Rojas, corresponsal del Noticiero Univision en Texas.

RELACIONADOS:Inmigración

Más contenido de tu interés