null: nullpx
Refugiados

La Casa Blanca da marcha atrás en su decisión sobre la cuota de refugiados y dice que Biden la elevará el 15 de mayo

La decisión se da tras las críticas por un anuncio previo este viernes en el que la Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden mantendría la cuota en el nivel históricamente bajo de su antecesor, Donald Trump.
16 Abr 2021 – 05:33 PM EDT
Comparte

Tras las críticas recibidas, la Casa Blanca dijo este viernes que el presidente Joe Biden elevará el 15 de mayo la cuota de admisión de refugiados para este año desde el nivel históricamente bajo heredado por el gobierno de Donald Trump.

Previamente en el día, el gobierno había informado que mantendría esa cuota en el umbral de 15,000 estipulado por su antecesor, tras haber prometido que lo aumentaría a 60,000 este año. Pero en medio de críticas por ese anuncio, incluyendo de legisladores demócratas, la Casa Blanca dijo en un comunicado esta tarde que "espera que el presidente fije el 15 de mayo una cuota final y elevada para la admisión de refugiados por lo que queda de este año fiscal".

"La directiva de hoy del presidente ha sido objeto de cierta confusión", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en el comunicado.

"Por la pasada semana, (el presidente) ha consultado a sus asesores para determinar qué número de refugiados de forma realista pueden ser admitidos en Estados Unidos desde este momento hasta el 1 de octubre. Debido a que heredamos un programa de admisión de refugiados diezmado y a los problemas de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR en inglés) su meta inicial de 62,500 parecía improbable", agregó.

Psaki añadió que, mientras Biden definía su determinación sobre ese asunto, recibió pedidos para revertir la política de Trump que cerró la puerta a refugiados de algunas regiones y permitir los vuelos desde esos lugares en los próximos días. "La orden de hoy hizo eso", acotó.

Biden se había comprometido en febrero a dar la bienvenida a quienes huyen de la persecución en todo el mundo y a aumentar la cuota anual, en un anuncio que le permitiría al Departamento de Estado recuperar una política aprobada por el Congreso hace más de cuatro décadas. En ese momento, el secretario de Estado, Antony Blinken, notificó al Congreso que la administración planeaba permitir que hasta 62,500 refugiados ingresaran al país en el año fiscal que termina el 30 de septiembre.

Pero la demora que ha habido en la designación oficial de las admisiones de refugiados ha dejado a cientos de refugiados autorizados a viajar a Estados Unidos varados en campamentos en todo el mundo, reportó este viernes el diario The New York Times.

Fue por eso que los reportes de esta mañana sobre el plan para mantener la cuota de refugiados en los niveles de la pasada administración generaron amplias críticas. Amnistía Internacional (AI), por ejemplo, dijo que Biden “le está dando la espalda a decenas de miles de refugiados en todo el mundo que han sido aprobados para venir a Estados Unidos”.

Procesos migratorios completamente separados

Citando a un alto funcionario de la administración, que habló bajo condición de anonimato para discutir la toma de decisiones, el periódico dijo que el gobierno estaba preocupado de que el aumento de los cruces fronterizos de Menores No Acompañados (UAC) era demasiado y ya había abrumado a la sección de refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Sin embargo, los migrantes detenidos en la frontera con México que buscan asilo en Estados Unidos (la mayoría de ellos provenientes del Triángulo Norte, integrado por El Salvador, Guatemala y Honduras) son procesados bajo un sistema completamente separado del de los refugiados que huyen de la persecución en el extranjero.

La política de asilo estadounidense es regulada por otras leyes y compromisos, entre ellos el Acuerdo Judicial Flores de 1997 y la Ley TVPRA de 2008, sobre prevención de tráfico humano. Además, la política de asilo, a diferencia del programa de refugiados, indica que los solicitantes del amparo deben pelear sus casos ante la Corte de Inmigración y es un juez quien decide sus futuros en Estados Unidos.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés