publicidad

California otorga licencias de manejar a indocumentados en medio de fuertes dudas

California otorga licencias de manejar a indocumentados en medio de fuertes dudas

Unos 1.4 millones de indocumentados pueden pedir el carné, pero muchos temen que los deporten de EEUU.

California está lista para recibir a los indocumentados que pedirán una licencia de conducir Univision

Por Jorge Cancino

El 2015 trajo una buena noticia para 1.4 millones de indocumentados que viven en California: pueden tramitar una licencia de manejar a partir del 1 de enero. La medida, sin embargo, se hará efectiva el viernes 2 por el feriado de Año Nuevo.

El Departamento de Vehículos y Motores (DMV) dijo en su página de Internet que está preparado para emitir los carné de conducir en cumplimiento de la ley AB 60, aprobada en 2013 por la Asamblea Legislativa y promulgada en octubre de ese año por el gobernador Jerry Brown.

Las licencias serán entregadas a indocumentados que prueben ser residentes del Estado y cumplan con los demás requisitos, además de pasar un examen de conocimiento de leyes de tránsito y el examen de manejo.

"El DMV está comprometido a implementar con éxito esta nueva ley para aumentar la seguridad en las carreteras de California, poniendo a conductores con licencia detrás del volante", dijo en un comunicado la Directora del DMV Jean Shiomoto. "Los californianos que planean solicitar una nueva licencia de manejar bajo la ley AB 60 deben estudiar para sus exámenes y reunir los documentos necesarios para comprobar su identidad y residencia/domicilio", agregó.

 

¿Usan la información que usted da al sacar su licencia de conducir para luego deportarlo? Univision

Sólo con cita

El DMV advirtió que los indocumentados que califiquen para gestionar la licencia deben pedir previamente una cita. Y que si lo hacen ahora deberán esperar, por lo menos, tres meses para ser atendidos.

“No se atenderán personas que pidan el documento bajo la AB 60 que lleguen sin cita previa”, señaló.

Hasta la tercera semana de diciembre el Departamento tenía llenas sus citas hasta mediados de marzo de 2015, y en la última semana el plazo se extendió ante la demanda.

La AB 60 autoriza al Estado otorgar una licencia de manejar a cualquier residente del Estado de California, sin importar si tiene o no estatus legal de permanencia en Estados Unidos.

Requisitos poco claros

Los requisitos para que un indocumentado reciba una licencia de manejar del estado de California a partir de este viernes todavía no están del todo definidos.

publicidad

Se sabe, por ejemplo, que todos los indocumentados que califiquen deberán prepararse para rendir un examen de manejo. También deberán tener a mano pruebas de residencia en el Estado que en su momento le serán requeridas, tales como el recibo de la cuenta de energía eléctrica, cuenta de gas o cuenta bancaria.

 

En Un Minuto: en 46 estados se hace realidad las licencias de conducir para indocumentados Univision

De los documentos que prueben la identidad del solicitante de un carné de manejar, el DMV estudia una lista. Expertos consultados por NoticiasUnivision.com mencionaron que la Matrícula Consular y el pasaporte vigente estarán contemplados.

Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes señalaron que trabajarán junto al DMV para poder ayudar a los indocumentados a gestionar las nuevas licencias cuando se abra la ventanilla para la recepción de solicitudes.

Y señalan que tras 14 meses de espera todavía hay “preguntas sin respuestas” sobre la seguridad del proceso para los indocumentados.

Duda razonable

En el ambiente flota una duda que tiene a muchos con los nervios de punta. ¿Qué sucederá con aquellos indocumentados que califican para obtener una licencia pero han usado documentos falsos para poder con conseguir en el pasado un carné de manejar? ¿Serán descalificados y se exponen a ser arrestados y deportados de Estados Unidos?

“No lo sabemos”, dijo a Univision.com Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles. “Es un gran día el 2 de enero porque comienzan a darle licencias a los indocumentados, pero también es un día de gran incógnita porque no sabemos qué le harán a aquellos que usaron documentos falsos en el pasado”.

Gutiérrez dijo que están esperando “a ver si el DMV aclara el reglamento”, y que en caso que no exista seguridad de poder gestionar las licencias “sin problemas”, muchos optarán por “esperar la publicación del reglamento de la acción ejecutiva del presidente Obama”.

 

Miles se alistan para tener licencia de conducir en California Univision

La acción ejecutiva

El 20 de noviembre del año pasado el presidente Barack Obama anunció, ante la inacción del Congreso con la reforma migratoria, una acción ejecutiva que ampara de la deportación a entre 4.5 y 5 millones de indocumentados padres de hijos ciudadanos y residentes legales permanentes que están en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 2010.

También amplía la cobertura de la Acción Diferida de los dreamers (soñadores) del 15 de junio de 2007 al 1 de enero de 2010.

Ambos grupos deben carecer de antecedentes criminales.

Además de parar las deportaciones, los beneficiarios de la acción ejecutiva podrán tramitar un permiso de trabajo por un término de tres años. También califican para gestionar una licencia de manejar en 46 de los 50 estados, entre ellos California.

publicidad

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) dijo en diciembre que la primera parte del reglamento de la acción ejecutiva se publicará a mediados de febrero, y la segunda parte a mediados de mayo.

Ante la duda…

“Mientras no tengamos claro qué sucederá con aquellas personas que han usado documentos falsos, les estamos recomendando a los indocumentados que esperen, y exigiendo al DMV que clarifique el reglamento”, dijo Gutiérrez.

“Esta la gran incógnita hoy 1 de enero. Muchos inmigrantes han usado documentación falsa porque necesitan una licencia para poder movilizarse y acudir a sus puestos de trabajo”, indicó el activista. “Pero todavía no está claro cuántos problemas se pueden causar a los indocumentados las reglas que publique el Estado de California”.

Tampoco se sabe qué ocurrirá con aquellos indocumentados que tienen una orden de deportación vigente o han sido deportados y han vuelto sin autorización al país.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA) recomendó a los inmigrantes sin papeles que demoren sus gestiones hasta que el DMV y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en ingles) “den información clara sobre este punto”.

“El mejor consejo”, dijo Gutiérrez, “es que si existen dudas, mejor busque asesoría legal antes de hacer cualquier trámite con el DMV”.

publicidad

Demanda judicial

En diciembre el National Immigration Law Center (NILC) presentó una demanda contra el DHS y la Oficina Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) para que clarifiquen el tipo de información que comparten con el DMV a través de sus bases de datos.

Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes quieren tener la certeza si la información que entreguen los indocumentados al DMV será compartida con las autoridades federales, y si está luego será usada en su contra.

Las licencias para indocumentados en California fueron prohibidas en 1993, cuando el entonces gobernador, el republicano Pete Wilson, promulgó una ley que exige como requisito un número de Seguro Social.

La tarjeta con el número sólo puede ser gestionada por un inmigrante legal en Estados Unidos; los indocumentados no pueden recibir este documento federal.

La estadía indocumentada sigue siendo una falta de carácter civil no criminal en Estados Unidos.

Advierten estafas

El DMV abrió cuatro centros de procesamiento de licencias de manejar para aumentar la capacidad y procesar por primera vez los solicitantes de licencias de manejar con cita o sin cita.

También contrató a 900 empleados adicionales para atender la demanda de licencias.

Antes de la ley AB 60, la ley estatal requería que los automovilistas comprobaran su identidad y presencia legal en los Estados Unidos para obtener una licencia de manejar.

publicidad

El Departamento recordó además a sus clientes evitar las estafas que involucren el proceso de las solicitudes para licencias de manejar, al igual que intentos de cobrar por servicios que el DMV ofrece gratis.

"Pagarle a alguien que le promete acelerar el proceso para obtener una licencia de manejar de California sólo será una pérdida de su tiempo y dinero", dijo Shiomoto. "Es sencillo obtener una nueva licencia de manejar; solamente haga una cita gratuita en su oficina local del DMV, así que no pierda su dinero o le pague a alguien para ayudarle", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad