null: nullpx
Refugiados

Aumenta cuota de refugiados con el fin de recibir a afganos que colaboraron con fuerzas estadounidenses

El Departamento de Estado anunció que aumentó en 20,000 la cuota de refugiados correspondiente al año fiscal 2021 para recibir afganos que colaboraron con las tropas estadounidenses durante los casi 20 años de ofensiva militar en el país asiático (Programa de Prioridad 2 o P-2).
2 Ago 2021 – 12:44 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El Departamento de Estado (DOS) anunció que aumentó en 20,000 la cuota de refugiados correspondiente al año fiscal 2021 para recibir afganos que colaboraron con las tropas estadounidenses durante los casi 20 años de ofensiva militar en el país asiático ( Programa de Prioridad 2 o P-2).

A mediados de abril el gobierno de Joe Biden amplió de 15,000 a 62,500 la cuota de refugiados para el actual año fiscal, que finaliza el 30 de septiembre.

El cupo de 15,000 fue establecido por el gobierno de Donald Trump en el marco de su política migratoria de ‘tolerancia cero’.

Los 20,000 cupos adicionales fueron ordenados debido a los temores de la Casa Blanca por la seguridad de las personas que asistieron por casi dos décadas de guerra en ese país a personal civil y militar, principalmente como intérpretes.

El DOS dijo que la ampliación de la cuota de refugiados no solo beneficia a los afganos que colaboraron con las tropas y el personal diplomático destacado en Afganistán desde octubre de 2001, sino también a sus familiares inmediatos (cónyuges e hijos de cualquier edad).

“El objetivo sigue siendo un Afganistán pacífico y seguro”, agrega un comunicado de la Cancillería.

“Sin embargo, a la luz del aumento de los niveles de violencia de los talibanes (tras el retiro de las tropas estadounidenses, el gobierno está trabajando para brindar a ciertos afganos, incluidos aquellos que trabajaron con Estados Unidos, la oportunidad de reasentamiento de refugiados en territorio estadounidense”, indicó.


El DOS explicó además que la designación de la cuota adicional beneficia a personas “que pueden estar en riesgo” debido a su colaboración, “pero que no son elegibles para una Visa de inmigrante especial (SIV) porque no tenían empleo calificado, o porque no han cumplido con el requisito de tiempo en servicio para ser elegibles”.

Quiénes califican

De acuerdo con el anuncio, los afganos que califican para un cupo como refugiado en Estados Unidos son:


  • Aquellos que no cumplen con el tiempo mínimo para optar para una Visa de Inmigrantes Especial (SIV), pero que trabajaron o trabajan como empleados de contratistas, empleado localmente, intérpretes/traductores para el gobierno, tropas, la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) o Resolute Support;
  • Afganos que trabajan o trabajaron para un programa o proyecto financiado por el gobierno de EEUU en Afganistán;
  • Afganos que trabajan o trabajaron para un programa o proyecto a través de una subvención del gobierno de EEUU o un acuerdo de cooperación; y
  • Afganos que están o fueron empleados en Afganistán por una organización de medios u organización no gubernamental con sede en EEUU.

El reglamento indica que los afganos y sus familiares elegibles (cónyuge e hijos de cualquier edad, casados o solteros) pueden ser referidos al programa (denominado P2) por una agencia del gobierno federal, para organizaciones no gubernamentales (ONG) y las organizaciones de medios que no fueron financiadas por el gobierno, pero que tienen su sede en EEUU.
El Departamento de Estado dijo además que designó “ciertas categorías de ciudadanos afganos que tienen acceso al Programa de Admisión de Refugiados (USRAP) en virtud de sus circunstancias y la aparente necesidad de reasentamiento”.

“Para administrar el Programa P-2 para ciudadanos afganos, la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del DOS creó un grupo de trabajo de referencias afganas de la USRAP compuesto por agencias federales para derivar a las personas directamente a la USRAP”, precisó.


El gobierno dijo además que, si una persona no es elegible para el Programa P-2, puede ser elegible para el Programa Prioridad 1 (P-1) en virtud de sus circunstancias y la aparente necesidad de reasentamiento”.

”Las personas pueden ser derivadas al Programa P-1 por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), una embajada de Estados Unidos o una ONG designada”, precisó el comunicado.

Proceso complejo

El Programa de Admisión de Refugiados de EE. UU. (USRAP) es administrado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado en cooperación con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) y la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

De acuerdo con el programa, en la actualidad existen tres categorías de personas que pueden acceder a la USRAP, conocidas como "prioridades". Una vez que los casos reciben acceso a la USRAP, se someten a los mismos pasos de procesamiento, incluida una exhaustiva investigación de seguridad.

El proceso para viajar a Estados Unidos en la mayoría de los casos demora cerca de dos años. En caso de peligro para la vida de aquellos que pidan refugio, Estados Unidos moviliza al peticionario (y su familia inmediata) a un tercer país seguro mientras finaliza el proceso de verificación de antecedentes.

El Departamento de Estado dijo que entre los peticionarios de refugio existen prioridades:


  • Prioridad 1: Casos individuales remitidos por entidades designadas (una Embajada, una ONG designada o el ACNUR) al programa en virtud de sus circunstancias y aparente necesidad de reasentamiento.
  • Prioridad 2: Grupos de especial preocupación designados por el Departamento de Estado con acceso al programa en virtud de sus circunstancias y aparente necesidad de reasentamiento.
  • Prioridad 3: Casos individuales otorgados acceso para propósitos de reunificación con familiares que ya se encuentran en los Estados Unidos.

El DOS reiteró que los afganos que trabajan y/o trabajaron para subcontratistas y sub-beneficiarios “no califican para el Programa P-2, aunque pueden tener acceso a USRAP a través de una referencia de la Embajada P1 (si son conocidos por una embajada estadounidense de contratación directa) o mediante una referencia del ACNUR o una ONG designada)”.
El Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados (LIRS) dijo que la ampliación de la cuota de refugiados para el año fiscal 2021 “era una decisión correcta”.

“Este es otro paso vital en la dirección correcta, tras la llegada del primer vuelo de reubicación en la "Operación Aliados afganos" y la firma de la legislación bipartidista por parte del presidente Biden la semana pasada. Reconoce que el peligro de la afiliación con Estados Unidos se extiende mucho más allá de quienes se desempeñaron como intérpretes militares”, dijo Krish O’Mara Vignarajah, presidente del LIRS.

“Hay innumerables periodistas, maestros, activistas por los derechos de las mujeres y otros líderes de la sociedad civil que creen profundamente en los ideales por los que luchamos y cuyas vidas están en peligro a causa de ello. Es nuestro deber moral ofrecerles un camino hacia la protección, especialmente cuando la situación de seguridad se deteriora rápidamente”, agregó.

“Simplemente no podemos permitir que los talibanes decapiten a quienes se hicieron amigos de Estados Unidos”, precisó O’Mara. “Aplaudimos al presidente Biden y al secretario Anthony Blinken por reconocer el imperativo humanitario de actuar” a favor de estas familias”, concluyó.


Comparte
RELACIONADOS:RefugiadosAsilo Político

Más contenido de tu interés