Inmigración

Al menos 17 estados demandan al gobierno de Trump para forzarlo a reunir a familias inmigrantes separadas

Luego de la crisis de niños separados de sus padres generada por la política de 'tolerancia cero' contra inmigrantes en la frontera, el gobierno federal es demandado para que reunifique a las familias.
26 Jun 2018 – 3:05 PM EDT

Al menos 17 estados presentaron una demanda contra el gobierno de Donald Trump para forzarlo a reunir a familias inmigrantes separadas.

Esta demanda llega luego de la crisis generada por la aplicación de la política de 'tolerancia cero' con los inmigrantes en la frontera entre EEUU y México que llevó a la separación de al menos 2,300 niños de sus padres.

Aunque Trump firmó un decreto cancelando la medida, aún cientos de niños siguen si ser reunidos con sus padres, incluso hay casos de adultos que han sido deportados a sus países de origen, pero sus hijos han quedado atrás en EEUU en centros de detención o albergues.

El fiscal general de Washington, Bob Ferguson, dijo que liderará una coalición de estados en la demanda.

La medida, que según reportes se espera que sea presentada el jueves en el estado de Washington, alega que la administración de Trump violó los derechos del debido proceso de los padres y niños que fueron separados.

Los estados demandantes son Massachusetts, California, Delaware, Iowa, Illinois, Maryland, Minnesota, New Jersey, New Mexico, New York, North Carolina, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, Vermont, Virginia y Washington.

Ferguson calificó la política de "arbitraria y caprichosa" e "irracionalmente discriminatoria" porque se dirige a individuos que específicamente cruzaron la frontera sur de Estados Unidos.


"Esta es una política deshonesta, cruel e inconstitucional", dijo Ferguson en un comunicado. "Vamos a detenerlo".

Desde principios de mayo, miles de niños migrantes han sido separados de sus padres en su intento por cruzar la frontera indocumentados.

Esto se debe a que el gobierno comenzó a procesar penalmente a los inmigrantes indocumentados, lo que significa que deben ser separados de sus hijo si vienen en grupos familiares. Durante el anterior gobierno de Barack Obama, los grupos familiares eran detenidos, pero sus casos son procesados administrativamente, no como un caso penal. Una vez este paso, eran liberados dentro de la política de 'catch and release' es decir de arresto y liberación, en la mayoría de los casos con grilletes electrónicos hasta la audiencia de deportación o de asilo, según el caso.

Cediendo a la presión de demócratas y republicanos, organismos de derechos humanos y la sociedad en general, el presidente firmó una orden ejecutiva el miércoles pasado para detener la separación de familias en la frontera.

Sin embargo esto no ha puesto fin a la situación de separación familiar ya que se estima que todavía alrededor de 2,000 niños siguen en centros de detención o albergues a la espera de ser reunificados.

Paralelamente, un juez en San Diego, California, ya está considerando emitir un mandato con alcance nacional pedido por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) que ordenaría al gobierno reunificar hijos y padres separados.

Por otra parte un grupo defensor de derechos humanos con sede en Seattle, Washington, demandó al gobierno en nombre de varios adultos que solicitaban asilo y fueron separados de sus hijos.

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónPolíticaDonald Trump
Publicidad