null: nullpx
Inmigración Infantil

Las detenciones de familias inmigrantes en la frontera con México aumentaron un 99% en los primeros diez meses del año

Durante el mes de julio fueron detenidos 7,574 unidades familiares y 5,068 menores no acompañados, de acuerdo al último reporte de la Patrulla Fronteriza.
12 Ago 2016 – 6:52 PM EDT

El arresto de familias inmigrantes aumentó en julio al igual que el número de menores no acompañados, de acuerdo al último reporte de la Patrulla Fronteriza publicado el viernes.

Durante el mes de julio fueron detenidas 7,574 unidades familiares (menores acompañados por un adulto), un 14% más que los 6,627 detenidos en junio, precisa el informe. Mientras, el número de menores no acompañados arrestados en julio fue de 5,068, un 6% más que los registrados en junio cuando fueron detenidos 4,771.

La Patrulla Fronteriza dijo que en los 10 primeros meses del año fiscal 2016 van 58,720 unidades familiares detenidas frente a las 29,406 del año pasado en el mismo período, lo que equivale a un 99% de aumento.

En cuanto al total de niños o acompañados detenidos en los 10 primeros meses del año fiscal 2016, el reporte señala que la cifra alcanzó los 48,311, frente a los 30,847 del año fiscal 2015, un incremento del 56%.


La crisis

Las detenciones han ido en aumento pese a las campañas activadas por el gobierno dentro y fuera del país para detener la oleada, que hizo crisis en junio de 2014 cuando la Patrulla acumulada la detención de más de 46,000 niños no acompañados.

Al cierre del año fiscal 2014 (31 de octubre), la cifra de menores no acompañados llegó a los 68,541, mientras que el número de unidades familiares alcanzó los 68,445.

La mayoría de los detenidos, por encima del 75%, son de origen centroamericano (Guatemala, Honduras y El Salvador), quienes huyen de la violencia y la pobreza, y buscan asilo en Estados Unidos.

Una ley para prevenir el tráfico humano aprobada por el Congreso en 2008 prohíbe que los menores sean deportados inmediatamente como ocurre con los mexicanos. La gran mayoría de los detenidos fueron liberados, algunos de inmediato, otros después de pasar por albergues oficiales y ser reubicados con sus propias familias o en hogares de paso.

Unos pocos permanecen en centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés). Ambos grupos quedaron a disposición de los jueces de inmigración, quienes decidirán -o ya han decidido- su futuro en el país.


Nerviosismo moderado

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), bajo cuyo mando opera la Patrulla Fronteriza, dijo que a pesar del incremento en el número de detenciones de menores no acompañados y unidades familiares, “estas tendencias son por lo general de acuerdo con los patrones estacionales que hemos observado en años anteriores”.

Agregó que las aprehensiones en lo que va del año fiscal 2016 son “algo mayor” que las registradas en el 2015 pero “significativamente más bajas que las ocurridas durante los años fiscales 2014 y 2013”.

El 20 de noviembre del 2014 el DHS publicó las prioridades de deportación en cuyo listado figuran en la segunda categoría los indocumentados que entraron al país después del 1 de enero de 2014, no tienen causa de asilo y recibieron una orden de deportación.

En mayo Univision Noticias reportó que las cortes de inmigración habían emitido entre julio de 2014 y abril de 2016 casi 32,000 órdenes de deportación en casos de menores centroamericanos que buscaban asilo. Agregó que de los 51,723 casos de asilo presentados y vistos por las cortes de inmigración en ese período de tiempo solo 22,548 tuvieron representación legal (43.5%).

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), ha dicho que en más del 93% de los casos sin representación legal terminan siendo deportados.

El DHS también dijo que continúa trabajando en un camino alternativo y seguro para dar protección a los menores que buscan protección, y citó el programa de refugiados que la Casa Blanca amplió recientemente para aumentar el número de cupos disponibles y trasladar a Costa Rica a menores que requieren resguardo inmediato mientras sus casos son procesados conjuntamente con el ACNUR.

Lea también:

Más contenido de tu interés