Indocumentados

Las dudas sobre la muerte de Jakelin Caal, la niña guatemalteca que falleció bajo custodia de la Patrulla Fronteriza

Jakelin falleció el 8 de diciembre en el hospital Providence Children’s de El Paso, Texas, un día y medio después de ser detenida por agentes fronterizos junto a su padre. La versión oficial y la del padre de la niña se contradicen al describir las últimas horas de la pequeña, por lo que surge la pregunta de si su muerte hubiese podido evitarse.
18 Dic 2018 – 9:27 PM EST

Nery Gilberto Caal Cuz vino a Estados Unidos en busca del sueño americano, pero lo que vivió fue una pesadilla que terminó con la muerte de su hija Jakelin. La niña, que acababa de cumplir 7 años, falleció por un choque séptico el 8 de diciembre, un día y unas horas después de haber sido capturada junto a su padre por la Patrulla Fronteriza.

Mientras se esperan los resultados de la autopsia y las autoridades consulares guatemaltecas tratan de acelerar la repatriación del cuerpo de la niña, han surgido contradicciones entre la versión oficial y la de la padre de la menor.

Además, muchos se preguntan si la muerte de la pequeña podría haberse prevenido y qué tan preparados están los agentes fronterizos para atender a los niños ante el creciente número de familias que están llegando a la frontera sur acompañados por sus hijos.

¿Cuál es la versión oficial?


La versión de la familia y las discordancias del caso

Las autoridades dijeron que Jakelin murió tras pasar días atravesando el desierto y que, según el padre, Nery Gilberto Caal Cuz, la niña había pasado cuatro días sin comer ni beber.

Sin embargo, esa versión fue desmentida por el abogado de Caal Cruz que dijo que el hombre afirma que cuidó de su hija y se aseguró de que tuviese comida y agua suficientes mientras viajaban por México.

"Ella y su padre pidieron asilo a la Patrulla Fronteriza apenas cruzaron la frontera. No había sufrido de falta de agua o comida antes de llegar", se lee en un comunicado emitido por el abogado.

Por otra parte, CBP asegura que el padre de Jakelin firmó un documento que indicaba que su hija se encontraba en buen estado de salud. Pero en los últimos días ha surgido la duda de si el padre habrá comprendido qué fue lo que firmó.

La lengua materna de Nery Gilberto Caal Cuz es un dialecto del maya llamado Q’eqchi’ y su segundo idioma es el español.

El documento que firmó estaba redactado en inglés y le fue leído en español por agentes de la Patrulla Fronteriza, pero no está claro si el hombre entendió exactamente lo que estaba firmando y si hubo información que se perdió en la traducción y que podría haber agilizado la atención médica de la menor y evitar su muerte.

"Es inaceptable que una agencia del gobierno haga que gente bajo su custodia firme documentos en un lenguaje que claramente no entienden", señalaron los abogados del padre.

El padre además dijo que Jakelin era una niña saludable y que ella misma mostró su interés de ir con él a Estados Unidos, según dijo Rubén García, el director del refugio Casa Anunciación de El Paso donde está el padre.

"Jakelin y su padre vinieron a Estados Unidos buscando algo que miles han buscado por años: un escape a la peligrosa situación de su país. Ese era su derecho bajo la ley estadounidense e internacional, pero su viaje terminó en tragedia. La familia pide una investigación objetiva y a fondo", indicaron los abogados en una carta.


¿Se podría haber hecho algo para evitar la muerte?

Mientras el cónsul de Guatemala en Del Río, Tekandi Paniagua, le dijo a Univision Noticias que su prioridad es agilizar la repatriación del cuerpo para cumplir con el deseo de la familia de enterrar a la pequeña cuanto antes, en Estados Unidos, diferentes organizaciones continúan exigiendo respuestas.

Una comisión del Congreso viajará este martes al centro al que fue trasladada la niña guatemalteca en Lordsberg.

Por otra parte, la presidenta de la academia de pediatría estadounidense, Colleen Kraft, dijo en un comunicado que su organización no dejará de preguntar " hasta saber más de las circunstancias de la muerte de la niña para entender lo que le pasó" y asegurse de que no vuelva a ocurrir.

Algunos pediatras como Katherine D'Harlingue consideran que es esencial evaluar a los niños inmediatamente después de cruzar la frontera: "Solo mirar a un niño deshidratado uno puede ver que sus ojos están decaídos, tristes", afirmó la doctora en declaraciones a Univision Noticias.

Por su parte, Clara Long, de Human Rights Watch, lamentó que el sistema de salud dentro en los centros de detención de migrantess está roto. "Cuando el estado detiene a una persona tiene todavía más responsabilidad de cuidarla", dijo.

Pese a que el gobierno descartó ser responsable de la muerte de la menor, tras la muerte de Caal CBP se comprometió a revisar sus protocolos de atención a los migrantes indocumentados que cruzan la frontera.

📷 Cuando la reunificación no es feliz: esta niña muestra cómo el trauma acompaña a los niños separados en la frontera

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesPatrulla Fronteriza
Publicidad