null: nullpx
Incidentes de Odio

La cuenta de Twitter que pone nombre a los supremacistas de Charlottesville

@YesYourRacist y otros usuarios de Twitter se han dedicado a indagar y a hacer pública la identidad (en ocasiones de forma errónea) de los manifestantes supremacistas que participaron en las protestas de Virginia.
14 Ago 2017 – 6:22 PM EDT

Cuando los retrataron el viernes por la noche, los manifestantes de Charlottesville eran desconocidos. Desde el sábado, varios usuarios de Twitter intentan acabar con su anonimato, poniendo nombre y apellido a los supremacistas blancos que marcharon con antorchas y gritando consignas como "Los judíos no nos reemplazarán".

Un usuario de Twitter ha tenido particular éxito desenmascarando a los asistentes. Se trata de @YesYourRacist, una popular cuenta que se dedica a exponer el racismo en Estados Unidos y que el sábado pidió a sus seguidores que le ayudaran a identificar a las personas que aparecían en las fotos: "Si reconoces a alguno de los Nazis que marchan en Charlottesville, mándame sus nombres/perfiles y los haré famosos", escribió.

Los resultados de estas investigaciones amateurs de @YesYourRacist y otros usuarios de internet han tenido desenlaces muy distintos: desde un hombre que fue identificado erróneamente y que se ha visto obligado a abandonar su casa por las amenazas recibidas hasta un manifestante que se ha defendido diciendo que "no es el racista enfadado que parece".

Este último es el caso de Peter Cvjetanovic, un estudiante de 20 años de la Universidad de Nevada, una de las primeras personas identificadas en internet. "Vine a esta marcha por el mensaje de que la cultura europea blanca tiene el derecho de estar aquí como cualquier otra cultura", dijo Cvjetanovic a Channel 2 News. El joven añadió que no esperaba que la foto se compartiera tanto como lo había hecho. "Entiendo que la foto tiene una connotación muy negativa, pero espero que las personas que comparten la imagen estén dispuestas a escuchar que no soy el racista enfadado que ven", añadió.


Otro de los jóvenes que acudió a la marcha y que fue identificado en Twitter es Cole White, que como consecuencia ha perdido su trabajo en Top Dog, un restaurante de perritos calientes de Berkeley, en California. "Las acciones de Charlottesville no son apoyadas por Top Dog", dijo la compañía en un cartel en la puerta de la tienda. "Creemos en la libertad individual y en la asociación voluntaria para todo el mundo".


James Allsup, un estudiante de Washington State University que apoyó la construcción de un muro simbólico en el que ponía 'Trump', también fue identificado a través de redes sociales. Más tarde, concedió una entrevista a una YouTuber del entorno 'alt-right' en la que admitió haber participado en la manifestación y en la que dijo: "La violencia que vi de primera mano ocurrió fue 100% iniciada por personas de la izquierda".


En una de las fotos más compartidas de la protesta, @YesYourRacist identificó al usuario de Twitter @Millennial_Matt, conocido por sus mensajes negacionistas del Holocausto. Desde que fue localizado en redes sociales, su cuenta, en cuya foto de perfil aparece posando junto a Trump, se encuentra temporalmente restringida. El manifestante dice haber recibido amenzas de muerte.

Identificaciones erróneas

Pero el sistema de este ejército de detectives aficionados no es infalible y puede tener repercusiones irreversibles para quienes son expuestos, sobre todo si son identificados de forma incorrecta.

Según ha reportado The New York Times, Kyle P. Quinn, un profesor de Ingeniería de la Universidad de Arkansas que fue erróneamente identificado como uno de los asistentes a la marcha. Varios usuarios de redes sociales lo confundieron con un hombre que acudió a la manifestación del viernes noche y que llevaba una camisa de la misma universidad. Después de recibir varias amenazas y de que su dirección fuera publicada en internet, Quinn dijo al periódico que se ha visto obligado a abandonar su hogar por unos días.


El mismo hombre con la camisa de la Universidad de Arkansas también fue identificado de forma errónea por el supremacista blanco Billy Roper, que no acudió a la marcha. La cuenta de Twitter @YesYourRacist también ha cometido el error de usar una imagen antigua del YouTuber Joey Salads, que llevó una insignia nazi a un mitin de Trump para comprobar cuál era la reacción de sus partidarios y así demostrar que no son racistas.

El fantasma del doxxing

En los últimos días, al hilo de los acontecimientos en Charlottesville, en las redes sociales se ha debatido sobre la práctica de doxxing, un término que se emplea para referirse a la búsqueda y publicación de información personal sobre un individuo en internet, generalmente con malas intenciones.

Algunos han argumentado que los manifestantes protestaron con el rostro descubierto en una marcha pública y que no se avergüenzan de tener opiniones racistas, por lo tanto, identificarlos es legítimo. "Atención trolls: no es doxxing identificar a gente que ha aparecido en una manifestación pública y que ha dado entrevistas a los medios sobre sus creencias", escribió en Twitter el periodista de The Washington Post Dave Weigel.

Otros, sin embargo, han señalado que la línea entre la identificar a una persona y desatar una campaña de acoso contra ella es muy fina. De hecho, una de las personalidades más destacas del movimiento antisemita y supremacista blanco en Estados Unidos, el fundador de la web neonazi The Daily Stormer Andrew Anglin, se encuentra a la espera de ser llevado ante la justicia por haber publicado información personal de varios ciudadanos judíos de un pueblo de Montana y por haber fomentado su acoso desde su plataforma. El conocido bloguero pro-Trump Mike Cernovich, cercano al entorno 'alt-right', ha argumentado que esta iniciativa solo contribuiría crear más resentimiento racial y la división en Estados Unidos.


Otros usuarios de Twitter, como el periodista y activista Shaun King, han decidido adoptar otro enfoque respecto a la exposición de supremacistas blancos. En una serie de tuits, King ha pedido a sus seguidores que le ayuden a identificar a manifestantes que hayan sido retratados cometiendo actos criminales y agresiones violentas, entre ellos, el ataque al joven afroamericano Deandre Harris.



Univision Noticas contactó con el autor de @YesYourRacist y no obtuvo respuesta inmediata.

En fotos: Así fue la batalla campal en Charlottesville entre los supremacistas blancos y los opositores a su marcha

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Incidentes de OdioTwitter
Publicidad