null: nullpx
Incidentes de Odio

Boston en el punto de mira por polémica concentración convocada este fin de semana, tras la violencia en Charlottesville

El alcalde adelantó que la ciudad hará todo lo posible para que no se celebre el evento al que están invitadas figuras de la derecha radical autodenominada ‘alternativa’; los organizadores se desvinculan de la violencia en Charlottesville y aseguran que seguirán adelante con el encuentro.
16 Ago 2017 – 3:09 AM EDT

Las autoridades de Boston se preparan ante la convocatoria este sábado de un evento del grupo Free Speech, que tiene prevista la participación de varias figuras de la ‘derecha alternativa’ y rechazan tras violencia durante una concentración de supremacistas blancos el pasado fin de semana en Charlottesville (Virginia), que acabó con un muerto y decenas de heridos.

El grupo Boston Free Speech aseguró en un mensaje de Facebook este martes que continúan adelante con la concentración pese a la oposición de las autoridades, aunque según se ha sabido algunos de los invitados a hablar han sido desconvocados.

“La concentración de este sábado NO SE HA CANCELADO. No sabemos de dónde ha salido el rumor”.


Entre los invitados anunciados en el cartel están el senador republicano Shiva Ayyadurai, simpatizante del movimiento ‘alt right’ (derecha alternativa); el activista Kyle Based ‘Stick Man’, que se define como nacionalista estadounidense y es un activo portavoz del movimiento, o el también activista Gavin McInnes, que se define como libertario a favor de cerrar las fronteras y el libre mercado y es fundador del grupo masculino Proud Boy, que promueve la ideología de la 'derecha alternativa'.

También se esperaba a Augustus Invictus, un activista de Orlando que se presentó como senador libertario en Florida en las pasadas elecciones, que cuenta con el apoyo de los supremacistas y la estuvo en Charlottesville. Sin embargo, según The Boston Globe los organizadores decidieron cancelar su participación “por una cuestión de imagen”, tras la violencia en Virginia.

Brandon Navom, otro de los principales oradores, canceló su intervención y consideró que el evento no debería celebrarse ante la tensión generada tras la violencia en Charlottesville.

“El ambiente se ha vuelto tan hostil y tóxico que estoy muy preocupado por la ciudad de Boston”, dijo Navom a la estación local de la cadena CBS. "El mayor acto de libertad de expresión que podríamos ver ahora sería cancelar este evento y escuchar a aquellos que han resultado heridos en la terrible tragedia en Charlottesville", dijo Navom.

En una rueda de prensa conjunta el día anteriore, el alcalde de Boston, Marty Walsh, y el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, rechazaron la violencia en Charlottesville y concentración prevista en el parque del Boston Common, en el centro de la ciudad.

“Boston no les da la bienvenida, Boston no les quiere aquí, Boston rechaza su mensaje”, dijo el alcalde, ante el temor de que el evento concentre de nuevo a grupos de diversa índole atraídos por la retórica supremacista venidos de otros partes del país y las tensiones que pueda generar con los grupos que se oponen a este tipo de ideología racista.

"Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para mantener el odio fuera de nuestra ciudad", agregó.

El Comisionado de la Policía de Boston William Evans aseguró que habrá una fuerte presencia policial en la concentración. “No toleraremos ningún acto de violencia o mal comportamiento o cualquier tipo de vandalismo, de ninguna manera”, señaló, al tiempo que lamentó tener que dedicar recursos a este tipo de manifestaciones.

En fotos: Así fue el violento atropello durante una marcha de supremacistas blancos en Charlottesville

Loading
Cargando galería
Publicidad