null: nullpx
Impuestos

Cómo los multimillonarios como Trump logran pagar cero impuestos

Para el candidato republicano no pagar impuestos es una muestra de inteligencia; para los expertos más bien una prueba de un entramado legal y empresarial que lo beneficia.
28 Sep 2016 – 4:45 PM EDT

Un multimillonario estadounidense puede pagar perfectamente cero impuestos sobre la renta.

De hecho, eso creó uno de los grandes momentos del debate presidencial del lunes 26 de septiembre: Hillary Clinton acusa a su rival de no haber pagado impuestos y Donald Trump le contesta que eso lo convierte en inteligente.

Y The New York Times puso el sábado 1 de octubre más leña en el fuego: el magnate declaró pérdidas de 916 millones de dólares en 1995 y habría evitado así pagar impuestos durante casi dos décadas.

El republicano se ha negado a presentar sus declaraciones de impuestos, pero expertos en fiscalidad están de acuerdo en que eso puede pasar. Trump podría haber pagado muy pocos o cero impuestos por varias razones y de forma legal:

Un ejército de contadores y abogados

"Las grandes fortunas pagan mucho dinero a sus contadores y esperan buenos resultados de ellos", explica a Univision Noticias Hunter Blair, un analista de Economic Policy Institute, un centro de estudios progresista.

Los contadores y abogados conocen cada deducción, cada matiz de las casi 75,000 páginas del código fiscal de Estados Unidos. Es legal hacerlo, pero no todos los ciudadanos pueden costearlo.

Las lagunas de los promotores inmobiliarios

Como otros economistas, la profesora Annette Nellen, que investiga sobre asuntos fiscales en San Jose State University, cree que la industria inmobiliaria es una de las que más impuestos puede eludir.

Hay múltiples ventajas para este sector en el código fiscal, dice Nellen a Univision Noticias: conseguir deducciones por los inmuebles aunque estén encareciéndose en el mercado, evitar gravámenes cuando se intercambia la propiedad de un edificio por otro, deducir los préstamos por razones de negocio, entre otras.

De hecho, en 1995, más de 15 millones de los 916 millones en pérdidas de Trump provendrían de estas ventajas para promotores inmobiliarios, según The New York Times.

Las pérdidas de una empresa

Los expertos en fiscalidad ya comentaban que Trump declaró pérdidas en 1991 y 1993, y que podría haber usado esos números rojos para ahorrarse pagar impuestos esos años y algunos más.

Pero con la declaración de impuestos de 1995 esa teoría se fortalece todavía más. Al tener casi 1,000 millones de pérdidas, las deducciones podrían haberle alargado casi dos décadas, a unos 50 millones de dólares deducibles por año.

La bancarrota de sus negocios

Empresas de Trump se han declarado en bancarrota seis veces y, en el debate, él dijo haberse beneficiado fiscalmente por ello. ¿Por qué si seguía siendo multimillonario?

El magnate suele usar tipos de empresas, de responsabilidad limitada o del tipo S, que trasladan las pérdidas a la declaración de impuestos del propietatario de esas compañías, dice el economista Blair. De esta manera, los empresarios pueden evitar impuestos.

Una larga lista de deducciones

"Trump es básicamente una gran empresa y puede aprovecharse de deducciones fiscales disponibles para grandes negocios y que ni usted ni yo podemos usar", escribe el abogado Robert Kovacev en la publicación Law Newz.

Explica que muchas actividades empresariales, como las inversiones o las energías renovables, pueden haberle beneficiado en sus declaraciones de impuestos.

Y los tres años que sabemos que no pagó

Se conocen muy pocas declaraciones de impuestos de Trump y no porque las publicara él.

Un documento público de New Jersey reveló que, entre 1975 y 1977, pagó 218,000 dólares, pero también que en 1978 y 1979 no pagó ni un centavo. Lo logró gracias a deducciones para promotores inmboliarios y a las pérdidas de algunos negocios en los que era socio.

Y en 1995, al declarar pérdidas, tampoco pagó. Los expertos contratados por el Times dicen que probablemente fueron muchos más años a partir de ese.

¿Paga o no paga impuestos?


No podemos saberlo con certeza. Donald Trump es el primer candidato presidencial de un gran partido que no publica sus declaraciones de impuestos desde 1976.

En ellas, por ejemplo, se puede saber qué tasa de impuestos paga en realidad el candidato (el máximo está en el 39.6% de los ingresos anuales), qué tan generoso es en caridad y cuánto recibe de sus inversiones.

En el debate, Trump dejó entender que no pagar impuestos le hacía inteligente. Tras el debate, el candidato republicano rectificó ante los reporteros y dijo que sí, que él paga impuestos federales.

Aunque por poder, el multimillonario podría pagar pocos, o ninguno. Ya lo hizo.


Una primera versión de esta historia se publicó el miércoles 28 de septiembre de 2016.

Publicidad