null: nullpx
Arrestos

Tiró a su bebé a la basura, la arrestó la policía y ella declaró que fue violada

Las autoridades pusieron bajo custodia a la madre de un recién nacido que fue hallado en el cesto de un baño público el pasado 11 de junio. La mujer se encuentra en la cárcel por un delito grave, aunque ella dijo que lo hizo “por miedo” y que el bebé fue producto de una agresión sexual en su país de origen.
28 Jun 2021 – 02:26 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Una guatemalteca de 22 años que llegó ilegalmente a Estados Unidos hace dos meses fue arrestada por haber dejado a su bebé recién nacido en un bote de basura en California, informó la Policía.

La mujer fue detenida el jueves, dos semanas después de que su hijo fue encontrado dentro de un baño para mujeres en el parque Yvonne Burke-John D. Ham de Lynwood, en el condado de Los Ángeles.

Al ser interrogada por detectives ella declaró que es indocumentada, que nadie sabía que estaba embarazada y que “por miedo” se deshizo del bebé. “La sospechosa dijo que llegó ilegalmente a Estados Unidos desde Guatemala” y que “el bebé abandonado fue el resultado de una agresión sexual que ocurrió en Guatemala”, indicó la oficina de alguaciles del condado en un comunicado.


Esta inmigrante aseguró que dio a luz el 9 de junio y dos días después dejó al recién nacido en la basura. Se desconoce si ella tiene más hijos en su país. Fue llevada la tarde del jueves a la estación policial Century y un juez le impuso una fianza de 100,000 dólares. Se le acusa del delito de crueldad hacia un niño que podría causarle lesiones corporales graves o la muerte. Su nombre no ha sido publicado por las autoridades señalando que es una medida para garantizar su “seguridad y protección”.

El hijo de esta mujer fue atendido en el parque por paramédicos y fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos neonatales de un hospital local. Se encuentra “en condición estable” y su custodia ha sido turnada al gobierno del condado de Los Ángeles, que ya inició su proceso de adopción.

“El bebé fue encontrado por una visitante del parque que entró al baño y escuchó un ‘quejido’ proveniente el bote de basura dentro del baño. Y encontró al bebé entre los desechos. Ella inmediatamente rescató al bebé y llamó al 911”, narró en una conferencia el 17 de junio el teniente John Adams, del buró de víctimas especiales de los alguaciles del condado, cuando aún buscaban a la madre.


Las autoridades la consideraban en ese momento una “persona de interés” y la describían como una mujer hispana de unos 20 años, delgada, de baja estatura, tez oscura y cabello ondulado. Vestía un pantalón y un suéter negro.

Un video de seguridad capturó el momento en que ella y otra mujer caminan en el parque y se sientan en una banca. Las acompañaba un niño pequeño que empujaba una carriola de color rosa. Esas imágenes fueron difundidas por los alguaciles para tratar de localizarlas.

Otra grabación, proporcionada por un negocio local, registró que ambas pasaron cerca de la esquina de la avenida Atlantic y el bulevar Martin Luther King, en Lynwood. Los detectives fueron a un pequeño complejo de apartamentos de la zona, le mostraron un volante con fotografías de las mujeres a una persona y esta les indicó en qué unidad vivían.

Allí encontraron a la guatemalteca, quien estaba con ella en el parque y la carriola rosa. Las dos mujeres fueron llevadas a la estación policial Century para ser interrogadas. La madre del bebé fue puesta bajo custodia después de la entrevista. “Una investigación adicional reveló que la segunda mujer no sabía que la sospechosa estaba embarazada y no fue arrestada”, indica el comunicado de los alguaciles.

Al momento no se ha revelado en qué hospital nació su hijo. Lo cierto es que han llovido solicitudes para adoptarlo. “Ha habido mucho interés del público hacia este bebé, del personal médico donde fue atendido, del personal del Sheriff, detectives de nuestro buró, de bomberos, de todas partes. Así que podemos decir que el bebé nació con suerte”, declaró la teniente Betty Lascano, de la oficina de alguaciles de Los Ángeles, en una conferencia de prensa el 17 de junio.

Las autoridades indican que en California se promulgó una ley que le permite a los padres dejar a un bebé de manera “legal y segura” en hospitales y estaciones de bomberos. Quienes lo reciben no hacen preguntas y les dan un número por si se arrepienten en un plazo determinado. Desde que el programa se inició en Los Ángeles en 2001, más de 180 recién nacidos han sido entregados al gobierno.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés