null: nullpx
Abuso Policíaco

Policías mataron a un hispano frente a su familia: el perturbador tiroteo captado por cámaras corporales

Las autoridades investigan una balacera en la que agentes le dispararon varias veces a un hombre que estaba bajo los efectos de una droga. Continuaron baleándolo por la espalda, aunque ya estaba tendido sobre la banqueta.
2 Ago 2021 – 04:33 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Videos de cámaras corporales publicados por la Oficina de Alguaciles del condado de Los Ángeles (LASD), en California, captaron cómo policías mataron a tiros a un hispano frente a su familia. Cuando este había caído al suelo y parecía no representar un peligro para ellos, los oficiales siguieron disparándole y, tras una pausa de dos segundos, uno de ellos decidió darle un último balazo en el pecho. El hombre fue transportado a un hospital local, donde murió.

“Quiero decir claramente que tengo serias preocupaciones con respecto a este tiroteo en el que participaron policías”, dijo el jefe del departamento, Alex Villanueva, en un comunicado. “Uno de los oficiales ha sido relevado de su cargo y sus facultades de agente del orden han sido suspendidas, a la espera del resultado de esta investigación”, agregó.


Este incidente sigue bajo investigación por parte de detectives de homicidios del LASD. Posteriormente, como parte del protocolo, se turnará a la Fiscalía del condado para que determine la legalidad del tiroteo. Villanueva indicó que también enviarán el caso al Buró Federal de Investigaciones (FBI).

La publicación de las grabaciones relacionados con la muerte de David Ordaz Jr, de 34 años, ocurre poco después de que su familia presentó una demanda contra el condado de Los Ángeles alegando uso injustificado de fuerza letal contra una persona drogada y con tendencias suicidas. Su abogado había compartido a la prensa un video de celular que, desde otro ángulo, fue captado por un testigo.

“Confiábamos en que los alguaciles de Los Ángeles tratarían a David con compasión y dignidad, pero en lugar de eso ellos llegaron, sacaron sus armas y asesinaron a mi hermano afuera de su casa”, dijo Gabriela Hernández, familiar de Ordaz, en una conferencia de prensa al anunciar la querella.

En la llamada al 911 que realizó una hermana de Ordaz la tarde del pasado 14 de marzo ella le pide un consejo para ayudarlo. Dijo que su familiar había estado consumiendo mucha metanfetamina, no había dormido durante varios días, tenía un cuchillo de cocina en su poder y amenazaba con suicidarse provocando que le dispararan policías.

“¿Se siente segura?”, le preguntó el telefonista. “No lo sé. No importa lo que pase, es mi hermano… El también habló sobre suicidarse por policías, entonces temo por eso”, dijo la mujer.

Mientras un telefonista de la estación de los Alguaciles en el Este de Los Ángeles tomaba su reporte, Ordaz intervino y describió su situación mental: “He estado consumiendo drogas… y no me he bañado en unos días”. También advirtió que tenía una navaja “tan grande como un cuchillo de carnicero”. Ordaz y su hermana estaban dentro de su auto, un Chevrolet Cruze 2013 color oro.

“El tiro mortal”

En la descripción de los videos, el Departamento señala que les indicó a sus agentes que usaran armas menos letales y que pidió la presencia de un equipo de evaluación mental. En la grabación se observa que solo uno de los cuatro agentes que llegaron al lugar a la 1:56 pm usó un rifle de sacos de arena. Los otros empuñaron sus pistolas apuntando a Ordaz, quien salió de su auto y caminó alrededor de este, hasta terminar a unos pasos de sus familiares, quienes le imploraban que se entregara a los oficiales.

“David, avienta el cuchillo para allá”, le dijo una mujer en español. “Te amamos”, expresó alguien más.

Cuando un agente le preguntó porqué estaba enojado, este gritó: “Porque ustedes no han disparado”.

“No estamos aquí para dispararte. Estamos aquí para ayudarte”, le respondieron los policías.

Catorce minutos después de una negociación fallida, cuando el reloj de las cámaras corporales marcaba las 2:10 pm, el oficial que tenía el rifle de sacos de arena detonó una primera descarga. Ordaz retrocede por el impacto y avanza hacia los policías sosteniendo el cuchillo.


Los primeros disparos de las pistolas lo hicieron caer sobre su costado derecho, dándole la espalda a los uniformados. Aún en esa posición estos siguieron baleándolo. Cuando queda tendido bocarriba y con las manos en el pecho, un agente decide darle un disparo más en el pecho.

Los familiares de Ordaz gritaron desconsolados y les imploran a los policías que dejaran de disparar, se observa en el video.

La Oficina de Alguaciles afirma que los agentes le dieron primeros auxilios y llamaron a los paramédicos, quienes lo transportaron a un hospital local. Ordaz falleció poco después.

En el lugar encontraron un cuchillo de cocina de unas 12 pulgadas de largo. Ordaz tenía antecedentes penales por posesión de droga y manejar bajo la influencia (DUI), según el departamento.

La demanda contra el condado menciona a los agentes Edwin Navarrete, Remin Piñeda, Jaime Romero y Nathaniel Trujillo. El Sheriff Villanueva no especificó cuál de estos oficiales está en baja administrativa.

Citando el informe del Médico Forense, la querella señala que todos los disparos, excepto dos, le dieron a Ordaz en la espalda y un costado. Describe que cuando este se encontraba “indefenso”, tendido sobre la banqueta, “el tiro mortal fue disparado a su pecho”. Si bien la demanda afirma que Ordaz trataba de huir de los agentes, las cámaras corporales registraron que este sí se dirigió hacia ellos.

El video completo del incidente se puede ver en este enlace. Se recomienda discreción porque contiene imágenes fuertes.

Para acceder a información para prevenir el suicidio o ayudar a otras personas puede llamar a la línea telefónica del National Suicide Prevention Lifeline 1-800-273-TALK (8255).

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés