null: nullpx
Corte Suprema

'Entierro fetal': La Corte Suprema respalda la ley de Indiana de entierro o cremación de los restos de un aborto

Eran dos cuestiones sobre aborto las que debatió el máximo tribunal este martes: en una dijo que la ley de Indiana de entierro de restos embrionarios tras un aborto puede ponerse en vigor, en la otra dijo que no escuchará argumentos del estado para intentar prohibir abortos en casos de diagnóstico sobre trastorno genético como por ejemplo, el síndrome de Down.
28 May 2019 – 1:24 PM EDT

La Corte Suprema estadounidense confirmó este martes el requisito impulsado por los republicanos de Indiana para que los restos fetales de un aborto sean enterrados o cremados. Por otra parte, la Corte también dijo que no escuchará por ahora los esfuerzos del estado para dar impulso a una disposición que prohibiría los abortos en caso de diagnóstico de riesgo de un trastorno genético como, por ejemplo, el síndrome de Down.

La opinión señala que Indiana tiene un interés legítimo en garantizar la eliminación adecuada de los restos fetales e indicó que los opositores a la medida nunca argumentaron que esta impondría una carga "inconstitucional" sobre el derecho de una mujer a realizarse un aborto.

Los jueces indicaron en su decisión que un tribunal federal de apelaciones que tomó el caso previamente se equivocó al decir que la medida es inconstitucional. La disposición sobre la prohibición del aborto en caso de detección de trastorno genético también fue rechazado por tribunales inferiores.

Los jueces indicaron que preferirían que más tribunales inferiores se expresaran sobre el tema del aborto selectivo antes de abordarlo ellos mismos.

En la decisión, solo dos magistradas se opusieron, Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor. En opinión disidente, Ginsburg dijo que el caso implica el derecho de una mujer "a elegir abortar antes de la viabilidad" del embarazo y "obtenerlo sin una interferencia indebida del estado".

Los argumentos

Respecto a la ley que prohibiría a las mujeres abortar en caso de un diagnóstico o de anomalía fetal (como el síndrome de Down u otra discapacidad) o debido a la raza, el estado de Indiana dijo que quiere prohibir la discriminación contra los fetos. En el caso de entierro o incineración, Indiana señala que busca defender la "dignidad" del feto.


Indiana señala que un feto abortado "no es nada menos que los restos de un humano parcialmente gestado y debe ser tratado con la misma dignidad".

Para los tribunales federales que ya han revisado esta disposición anteriormente dijeron que esta ley de Indiana no era compatible con las decisiones anteriores de la Corte Suprema que determinaron que un feto no es una persona para fines constitucionales.

El Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito en Chicago había manifestado que ambas disposiciones de Indiana violan los precedentes de la Corte Suprema que no admiten que regulaciones imponen una carga indebida sobre los derechos de las mujeres a terminar con los embarazos.

Los defensores del derecho a la interrupción del embarazo dicen que la ley de Indiana busca poner una suerte de carga sobre la mujer que aborta.

Planned Parenthood, proveedor de servicios de salud reproductiva entre ellos el de aborto, fue el que impugnó las normas de Indiana argumentando que el estado "no puede proponer tratar el tejido embrionario y fetal como si fueran restos humanos".

¿Qué podría significar esta decisión?

La decisión del máximo tribunal estadounidense así permite que la ley de eliminación de los "restos" de un aborto pueda entrar en vigor y que Indiana exija a los proveedores de servicios de aborto que entierren o incineren restos embrionarios.

La ley que fue discutida en el Tribunal Supremo fue firmada por el vicepresidente Mike Pence cuando era gobernador del estado.


Esta decisión se da justamente, luego de que días atrás Alabama aprobara una restrictiva ley que sobre el aborto en ese estado algo que podría terminar llevando el tema del aborto a una discusión en la Corte Suprema sobre ese derecho establecido en 1973 tras el caso Roe vs. Wade.

Eso mismo -llevar el aborto a la Corte Suprema- es lo que buscan muchos conservadores en contra el derecho al aborto, que ahora ven en esta Corte Suprema marcadamente conservadora tras la llegada de Brett Kavanaugh una oportunidad para intentar revertir ese derecho.

Esta decisión representa un revés para Planned Parenthood, que disputó la disposición de Indiana.

La medida se aplica solo a las clínicas que realizan abortos y permite que incineren o entierren fetos de abortos múltiples juntos.

Y si bien el Tribunal no decidió sobre la ley restrictiva de Indiana, hay quienes consideran que la Corte Suprema podría estar procediendo lentamente en temas de aborto ya que permitir el entierro o incineración de fetos ahora otorga a los estados más potestad en temas referidos a interrupción de embarazo.

La Corte Suprema tiene programado actuar en las próximas semanas sobre una apelación independiente de ese mismo estado sobre el requisito de un ultrasonido al menos 18 horas antes de que una mujer pueda terminar su embarazo.

36 mensajes que los manifestantes envían a los senadores en las protestas contra Kavanaugh (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Corte SupremaAbortos
Publicidad