null: nullpx
Univision Investiga

México decomisa solo 3 de cada 100 toneladas de cocaína que pasan por sus aguas

Cifras oficiales del último año en incautaciones droga en aguas mexicanas muestran que los narcotraficantes aún continúan teniendo gran éxito en el tráfico ilegal vía marítima.
24 Nov 2019 – 2:12 PM EST

MAZATLÁN, Sinaloa.– Como en casi todos los frentes de la lucha contra el narcotráfico, las estadísticas de la captura de embarcaciones con drogas en el Pacífico muestran que hay más buena voluntad que grandes resultados.

Cada año, las costas del Pacífico mexicano son el destino de más de 700 rutas de droga de embarcaciones que salen desde Sudamérica, según cifras oficiales.

Las autoridades estadounidenses cuentan con información de inteligencia de entre el 80% y el 90% de estos cargamentos, pero solo logran decomisar tres de cada 10. Así lo reveló ante el Senado Charles Ray, vicecomandante de la Guardia Costera de Estados Unidos en 2017.

El espacio que deben cubrir las autoridades en la ruta que pasa por México es tan grande como el territorio continental de Estados Unidos. “Ahí lo entregan y ahí es donde estamos”, dijo Ray en una comparecencia ante una comisión del Senado estadounidense.

En septiembre de 2017, la oficina del Senado para el Control Internacional de Narcóticos auspició una audiencia para evaluar cómo estaban comportándose los esfuerzos de las autoridades estadounidenses que tienen responsabilidad en el control del tráfico de drogas en Colombia.


La audiencia evaluó los esfuerzos para detectar y erradicar el tráfico de cocaína. Como testigos, participaron oficiales en activo y retirados, especializados en el control del tráfico de drogas en agencias federales, entre ellas la Guardia Costera.

Cuando habló de esta “entrega” ante el Senado, Ray se refería a un punto en el tránsito de los submarinos donde la droga es descargada en embarcaciones más pequeñas, para seguir su ruta hacia el norte. Admitió que el traslado de droga en lanchas rápidas, después de que recorren una primera parte de la ruta en submarinos, son la forma más común de mover la droga dentro de la “zona de tránsito”.

“Son principalmente lo que llamamos 'pangas', botes abiertos bastante bien construidos, de 25 a 35 pies de largo, con múltiples motores fuera de borda, hechos para mover narcóticos”, dijo Ray ante una comisión del Senado.

Las cifras oficiales de México muestran que las autoridades locales logran hacer muy poco para detener esta segunda parte de la ruta, una vez que la droga es descargada de los narco sumergibles.

Durante 2018, la Guardia Costera estadounidense logró incautar 209 toneladas de cocaína en la zona que conocen como el “tránsito marítimo”, esto es, las rutas que van a Estados Unidos desde Colombia vía las islas del Caribe y, en siete de cada 10 casos, pasando por aguas del Pacífico mexicano.


Los decomisos de las autoridades en México confirman estas rutas, pero muestran que su desempeño es, cuando menos, deficiente: apenas lograron incautar en el último año 3 de cada 100 toneladas que recorren el país vía marítima, según cifras oficiales de ambos países.

En 2019, según una base de datos elaborada por Univision con información oficial de México, la Marina Armada ha decomisado apenas 5.8 toneladas de cocaína en embarcaciones que recorrían costas de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Sinaloa, Sonora y Baja California, todos en el Pacífico, en 12 operativos.

Fuentes de gobierno y del narcotráfico coincidieron en que los cargamentos son sacados de los submarinos en alta mar, para luego transportarlos por tierra o en lanchas rápidas hacia la frontera con Estados Unidos. En otros casos, camiones de carga los llevan hacia el norte.

Un exnarcotraficante, que vivió durante años como una especie de representante del cartel de Sinaloa en Colombia, dijo para esta investigación que la mayoría de los narcosumergibles que se fabrican en territorio colombiano tienen a México como destino.

“El lugar donde se fabrican estas cosas era inaccesible, era en la mitad de la selva, donde no hay nada, donde hasta lo más indispensable hace falta”, relató.

En algunos pueblos de Michoacán, Chiapas y Sinaloa, según testimonios recabados para esta investigación, la mayoría de los pescadores obtienen sus principales ganancias de la descarga de estos submarinos hacia las 'pangas'.

En un año, la Marina mexicana detuvo a 35 personas por tránsito ilegal de sustancias a bordo de estas 'pangas', según datos oficiales. En cambio, en el año fiscal 2018 la Guardia Costera de Estados Unidos apresó a 600 personas que trasladaban droga ilegal en la zona de tránsito marítimo, donde se concentran las rutas de tráfico, que incluyen a México.

El exenviado del cartel de Sinaloa en Colombia, quien pidió que no se revelara su nombre por seguridad, asegura que a veces los tripulantes tenían información de las rutas para detectar estas embarcaciones y eso les permitía llegar a su destino sin contratiempos.

“Algunos de estos (semisumergibles) llegaban a cargar hasta 10 toneladas, que eso es un infierno de material”, dijo. Un kilogramo de cocaína en México podía valer 8,000 dólares, lo cual hacía que el grupo criminal ganara hasta 80 millones de dólares en un solo viaje, de acuerdo con sus cálculos.

Los operativos de la Marina mexicana se han concentrado la segunda parte de la operación. De los 12 anunciados en el último año, solo uno detectó la llegada a aguas de Chiapas de un semisumergible, el medio de transporte más común para trasladar la droga que viaja desde Colombia.

En el resto, vieron la droga en embarcaciones modificadas, con motores fuera de borda para operar como lanchas rápidas y avanzar a gran velocidad rumbo al norte durante la noche. La Marina no aceptó solicitudes de entrevista de Univision.

Así son los cementerios de narcosumergibles incautados en Colombia

Loading
Cargando galería
Publicidad