null: nullpx
Silicon Valley Community Foundation

California tiene los lugares más difíciles de contar en el censo

El condado más poblado de Estados Unidos, la segunda ciudad con mayor cantidad de latinos y el valle donde miles de trabajadores producen la agricultura y comida para el país, presentan complicaciones a la hora del censo. Miedos, falta de acceso a internet y poca información pueden hacer que aumenten las desigualdades en el estado.
1 Abr 2020 – 03:38 PM EDT

Se calcula que cerca de 11 millones de personas son difíciles de contar en California durante el censo 2020 –una cantidad similar a la población total de República Dominicana. Es lo que afirma Diana Crofts-Pelayo, subdirectora asistente de Asuntos exteriores y relaciones con los medios del Conteo Completo de California - Censo 2020, del gobierno de California, quien además indica que el estado ha invertido 187 millones de dólares en campañas de comunicación para incrementar la participación en el censo.

Históricamente, las comunidades que han dejado de contarse son las que más lo necesitan: latinos, afroamericanos e inmigrantes. Así lo afirma Efraín Escobedo –vicepresidente de Educación e Inmigración de la California Community Foundation.

Dejar de contarse impacta en la desigualdad. Y California es un estado desigual. Mientras tiene la mayor cantidad de multimillonarios (personas con más de 30 millones en patrimonio de inversión), también es el estado con mayor pobreza del país. Más de un tercio de los 40 millones de sus residentes viven por debajo o cerca de la línea de pobreza. El grupo más afectado es el de menor nivel de educación: los latinos.

Los fondos federales que recibe el estado se distribuyen en las regiones de acuerdo con las necesidades de su población, determinadas por los datos del censo. El problema es que las comunidades que no se cuentan, no existen.

Según el Instituto de Políticas Públicas de California, la situación de pobreza del estado ha sido reducida alrededor de 7.1% gracias a los programas de asistencia social, como CalFresh (alimentación), el apoyo de efectivo para familias con niños (CalWORKs), los subsidios para mujeres y niños (WIC),y los créditos de taxes (EITC y CalEITC), entre otros.

La mayor desigualdad de oportunidades de éxito para niños de todo el país también se encuentra en dos ciudades californianas separadas por 240 millas: San José y Bakersfield. Según el índice desarrollado por la Universidad Brandeis. mientras San José ofrece la mejor oportunidad de lograr éxito económico y salud para los niños, Bakersfield ocupa el último lugar, con 51% de sus niños en vecindarios que ofrecen muy pocas oportunidades de éxito.

Las zonas difíciles de contar son las que han tenido mucho crecimiento, como en el Valle Central o River Side en San Bernardino, afirma Escobedo. “Como ha habido mucho crecimiento en la población, no son parte de las redes de información. Si hablamos de los vecindarios más locales, los retos de la enumeración están en apartamentos donde es difícil acceder y donde el correo postal no es tan consistente. Este año el censo es digital, así que el acceso a internet o qué tan navegable sea en el celular también va a impactar”.

Jacqueline Martínez, CEO Latino Community Foundation, señala que en las zonas donde la vivienda es más costosa y varias personas alquilan y subalquilan las habitaciones o los garajes, puedan dejar de contarse. Asimismo, señala la dificultad de contactar a las personas que han sido desplazadas por desastres naturales, porque quizás viven con otras familias y se desconocen sus nuevas residencias.

Las zonas que son difíciles de censar en California tienen las siguientes características: falta de internet en casa, personas que viven juntas y no son parientes, personas que viven alquiladas o en condiciones de hacinamiento, inmigrantes, los que reciben ingresos de asistencia pública (porque su información pudiera diferir de lo que indican sus registros de asistencia en el gobierno), desempleados, indigentes, recién mudados al país, niños menores de 5 años o quienes habitan viviendas que tienen tres o más unidades.

Áreas críticas

El condado y la ciudad de Los Ángeles son el condado y la ciudad más difíciles de contar de todo Estados Unidos, particularmente en las comunidades latinas, de afroamericanos e inmigrantes. “Ahora tenemos una población estimada de un poco más de 11 millones de personas en el condado de Los Ángeles”, comenta Escobedo, quien también explica que si en el Censo se dejaran de contar un millón de personas, dejaría de recibir más de mil millones de dólares. “Eso son fondos críticos que nos afectan”. Según Escobedo, en este condado se han distribuido más de 12 millones dólares a 100 organizaciones para educar a la comunidad. El Censo está además reclutando 72,000 personas, con un pago de 25 dólares por hora, para lograr el conteo total.

El Valle Central. En su territorio de 20,000 millas cuadradas, el Valle Central produce un cuarto de los alimentos de la nación y 40% de las frutas. También allí se producen más de 250 tipos de cultivo con un valor estimado de 17 millones de dólares anuales. “Toda la agricultura y la comida para la nación salen del Valle Central y siempre ha tenido dificultad de atención”, afirma Crofts-Pelayo. “Ahí están todos los campesinos, que son personas a veces muy necesitadas”. Si bien Los Ángeles es la ciudad más difícil de censar en el país, porque tiene varios tramos difíciles de contar, en Stockton, en el Valle Central, se encuentra el tramo censal más difícil de contar de toda la nación, comenta Crofts-Pelayo.

Jacqueline Martínez, CEO Latino Community Foundation, habla de la importancia de contarse para poder abordar necesidades educativas de esa zona. “En las escuelas de Tulare o Fresno, por ejemplo, hay una deficiencia severa de recursos. Cuando miras la cantidad de dinero que se necesita para los estudiantes, no hay los recursos necesarios para poder invertir en el crecimiento, y 51% de los niños que están apuntados en esas escuelas son latinos”.

San Diego. Escobedo señala que en lugares como San Diego la dificultad de censar a todos se asocia al miedo de participar. “Tenemos una historia donde muchas comunidades se han sentido excluidas, en algunos casos por narrativas racistas o esfuerzos antiinmigrantes que han ocurrido en el pasado. Las personas tienen temor de participar, aunque se sabe que este conteo es confidencial”.

Cómo responder el censo, paso a paso

Loading
Cargando galería


Este artículo se public´ón con la colaboración de Silicon Valley Community Foundation.

Publicidad