null: nullpx
Elecciones

Los conservadores de Theresa May pierden la mayoría absoluta tras un resultado catastrófico en las elecciones de Reino Unido

El partido de la primera ministra perdió más de 10 escaños, mientras que los laboristas de Jeremy Corbyn ganaron casi una treintena, lo que coloca a May en situación muy vulnerable y la obliga a formar pactos de gobierno o negociar acuerdos puntuales.
8 Jun 2017 – 5:50 PM EDT

El Partido Conservador de la primera ministra Theresa May perdió la mayoría absoluta en el Parlamento tras las elecciones legislativas anticipadas del 8 de junio en Gran Bretaña, según resultados oficiales anunciados este viernes, generando confusión en la política británica y la posibilidad de que se retrase la negociación para el ' Brexit', el proceso de salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Los conservadores fueron el partido más votado pero perdieron más de una decena de escaños, quedando por debajo de la mayoría de 326, mientras que la oposición laborista ganó una treintena, según resultados casi definitivos.

Con 645 de 650 escaños escrutados, el Partido Conservador conseguía 313 diputados (42.4%), mientras que el Partido Laborista se quedaba con 261 bancas (40.1%).

El resultado crea en la práctica un Parlamento sin mayoría y eventualmente un estancamiento político.

Se trata de un fracaso personal de May, que disponía de una mayoría de 17 escaños en el parlamento y había convocado las elecciones anticipadas pidiendo una mayoría más amplia para negociar en posición de fuerza la salida de la Unión Europea.


Tras conocerse el resultado, Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, exigió la renuncia de May, una petición que la primera ministra ha rechazado este mismo viernes.

May "perdió escaños conservadores, perdió votos, perdió respaldo y perdió confianza. Yo dirá que es suficiente para marcharse", dijo Corbyn a sus seguidores tras ser reelecto en la circunscripción de Islington North, en el centro de Londres.

Relecta en Maidenhead (oeste), May no dio el brazo a torcer y dijo que sólo los conservadores son capaces de garantizar la estabilidad que necesita el Reino Unido en tiempos difíciles.

"El país necesita un período de estabilidad y cualquiera sean los resultados, el Partido Conservador garantizará que podamos cumplir esa tarea de asegurar la estabilidad", dijo May.

Sin embargo, figuras de su partido, como la exministra Anna Soubry, consideraron que May debía pensar en una renuncia debido a que se "encuentra en una situación muy difícil".

El exministro de Finanzas conservador George Osborne dijo que "es totalmente catastrófico para los conservadores y para Theresa May".

Si quiere gobernar, May se verá obligada a pactar para formar gobierno o negociar acuerdos puntuales, cuando lo que pretendía al adelantar las elecciones era lograr un parlamento dócil.

El resultado coloca a May en riesgo de una salida ignominiosa del 10 de la calle Downing, pues se convertiría en el jefe de Gobierno británico con el mandato más corto en casi un siglo.


El hundimiento de los conservadores también arrastraba a la libra esterlina que caía este viernes más de dos centavos frente al dólar.

Con los pequeños partidos -como el Liberal Demócrata- más cerca de los laboristas que de los conservadores, incluso la posibilidad de que Corbyn se convierta en primer ministro ya no parece descabellada.

En estas elecciones votaron más de 45 millones de personas. Un 16% del electorado total votó antes del jueves por correo.

Cuando el 18 de abril la primera ministra conservadora Theresa May convocó por sorpresa elecciones en Reino Unido, su partido tenía 20 puntos o más de ventaja en intención de voto en relación al Partido Laborista.

En fotos: One Love Manchester, el simbólico concierto con el que Reino Unido honró a las víctimas del terrorismo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Elecciones

Más contenido de tu interés