null: nullpx
Elecciones en Perú

La DEA no investiga a Keiko Fujimori pero no menciona a su mano derecha

Univision Investiga publicó este domingo una nota en la que afirmaba que la DEA admitió que adelanta una investigación de una grabación encubierta en la que un alto directivo de la campaña de Fujimori presuntamente se ufana de haber lavado 15 millones de dólares de la candidata.
17 May 2016 – 11:49 PM EDT

La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori no está ni ha estado bajo investigación de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos, según informó este lunes el organismo desde Washington en un escueto comunicado que no incluyó a uno de los altos directivos de su campaña.

El pronunciamiento de la DEA se produce tres días después de que la portavoz de la agencia en Miami, Anne Judith Lambert, aseguró que hay una investigación “en curso y delicada’’ en relación con una operación descrita por Univisión en un correo electrónico dirigido a su oficina.

En el correo, Univisión pidió a la DEA los resultados de una denuncia en la que un informante implicó a Joaquín Ramírez Gamarra, congresista peruano y secretario general de la campaña presidencial de Fujimori.

El caso descrito por Univisión en el mensaje electrónico tiene que ver con una operación encubierta en la que supuestamente Ramírez fue captado en un audio afirmando que había lavado 15 millones de dólares de la candidata. Ramírez se encuentra bajo investigación en Perú por lavado de activos.

El mensaje electrónico describía el testimonio del piloto Jesús Vásquez sobre un encuentro que tuvo con Ramírez en Miami alrededor de 2013.



El correo relataba que cuando Vásquez y Ramírez alcanzaron cierto nivel de confianza, Ramírez le dijo a Vásquez que actuó como testaferro de Keiko Fujimori en en un esquema de lavado de $15 millones.

El encuentro, según le dijo Vásquez a Univisión, fue grabado secretamente por él en condición de informante y siguiendo instrucciones de agentes de la DEA.

En la solicitud a la DEA, Univisión citó el nombre de Ramírez, de Keiko Fujimori y de dos agente encubiertos que, según el piloto, participaron en la operación.

Basándose en ese testimonio, Univisión pidió los resultados de la investigación.

La respuesta de la DEA no se produjo por escrito sino en cámara el viernes pasado cuando Univisión tomaba imágenes de Vásquez ingresando al edificio de la DEA en Weston, Florida. Vásquez quería entregar una carta en la que pedía información sobre los resultados de la operación encubierta en la que participó durante varios días.

Tras percatarse de la presencia de las cámaras fuera del edificio, Lambert y el director general de la división, agente especial Adolphus Wrigth, salieron al encuentro de los periodistas para indagar por la labor que realizaban.

Allí, Lambert afirmó que había recibido el correo firmado por el periodista de Univisión Investiga que la entrevistaba. La funcionaria no desmintió el relato de Vásquez y explicó que encontró que hay una investigación sobre “el caso’’ después de un breve búsqueda. Junto a ella estaba Wright, quien no objetó ninguno de sus comentarios.

“Es una investigación delicada y está en curso y no podemos hacer ningún comentario’’, afirmó Lambert antes las cámaras de ambos medios.

Frente a las cámaras de Univisión y del programa Cuarto Poder de America TV del Perú, la portavoz repitió una vez más la posición de la DEA respecto al caso y aclaró que la hacía “on the record’’, es decir, para que se divulgara en su nombre. Luego le recibió la carta a Vásquez como lo captaron las cámaras.

Este tipo de respuestas no son muy comunes viniendo de la DEA. De ordinario la agencia responde que no puede confirmar ni negar una investigación. En este caso no solo confirmó la existencia sino que dijo que estaba activa y era delicada.

El domingo, Univisión Investiga publicó una nota en la que afirmaba que la DEA admitió que adelanta una investigación de una grabación encubierta en la que un alto directivo de la campaña presidencial de Fujimori, favorita en las encuestas para las elecciones del 5 de junio en el Perú, presuntamente se ufana de haber lavado 15 millones de dólares de la candidata.

Más contenido de tu interés