Elecciones en Perú

Kuczynski aventaja a Keyko por tan solo 39,000 votos con el 99.99% de las actas procesadas

El candidato de Peruanos por el Kambio (PPK) obtuvo un 50.114% frente al 49.886% de los sufragios de Fujimori, según el último informe publicado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).
5 Jun 2016 – 5:00 PM EDT

Los resultados oficiales le dan una mínima ventaja al economista y exministro Pedro Pablo Kuczynski frente a Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, en la segunda vuelta de unas elecciones que se decidirán voto a voto.

Con un 99.991% de las actas procesadas, Kuczynksi, candidato de Peruanos por el Kambio (PPK), obtuvo un 50.114% frente al 49.886% de los sufragios de Fujimori, según el último informe publicado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).


La diferencia entre ambos es exigua por lo que los votos que faltan por escrutar en el extranjero podrían inclinar el resultado a favor de cualquiera de los dos candidatos.

Los votos emitidos fuera del país ascienden a 885,000, la mayoría en Estados Unidos. Según informó la ONPE, las últimas actas electorales procedentes de fuera del país llegaron antes de acabar el día del miércoles.

"La ONPE garantiza la transparencia y el respeto a la voluntad popular manifestada" por los votantes, sostuvo tras presentar estos resultados el jefe del organismo electoral, Mariano Cucho.

Con estas cifras, hasta ahora ninguno de los dos candidatos se ha proclamado ganador. La abstención –pese a que votar es obligatorio en el Perú– se alzó hasta el 17.5%.

Lo apretado de los resultados ya quedó de manifiesto en el primer parte de resultados de la noche del domingo. Así, el jefe de la ONPE, pidió prudencia y tranquilidad al informar en su primer reporte que los primeros votos contados correspondían a las grandes capitales, mientras que por útimo se contarían los de las zonas más alejadas.


Esas zonas han sido tradicionalmente más proclives de votar por Fujimori.

Desde los primeros momentos de la noche, se supo que la contienda en esta presidencial iba a ser muy reñida. Los primeros datos oficiales confirmaron los sondeos a pie de urna que daban una levísima ventaja al candidato de centroderecha.

Estos datos impulsaron al candidato conocido como PPK a salir con un gesto victorioso a hablar ante sus partidarios y a instarles a estar vigilantes "para que no nos roben los votos en las mesas".

"Yo estoy seguro que la ONPE saldrá mañana en la noche con su veredicto favorable a la democracia. Queremos un país democrático y dialogante", sostuvo el candidato de centroderecha.



Pese a mostrarse cauto en un inicio, dijo tomar los sondeos a boca de urna "con optimismo" y "modestia", acabó con un discurso más triunfal.

Pero si finalmente es declarado ganador, tendrá que tender la mano a sus reivales ya que el Congreso está dominado por los fujimoristas, donde tienen 73 de 130 asientos y solo hay 18 representantes del partido de Kuczynski.

"Nosotros aborrecemos la dictadura y amamos el diálogo (...) Vamos a poder gobernar el Perú hacia un horizonte brillante y mejor. Te quiero, Perú. Y vamos a conversar con todos. Vamos a tener un gobierno de consenso. No más pugna y enfrentamiento", gritó, mientras sus seguidores le alentaban "PPK, presidente".

Las encuestas a boca de urna publicadas al cierre de las urnas, pronosticaban una victoria ligera de Kuczynksi sobre Fujimori. Las encuestadoras Ipsos y GFK le daban una ligera ventaja a PPK; CPI mostró una aventaja de la hija del expresidente, pero con datos muy cerrados: el 51.1 de los votos frente al 48.9% de Kuczynksi.

La hija del expresidente, de 41 años, salió muy sonriente a saludar a sus seguidores que se congregaban a las afueras del hotel donde espera los resultados oficiales junto a su equipo de campaña.

"Estamos contentos, optimistas, rumbo a la victoria. Le digo gracias a Perú", dijo la hija del expresidente ante sus seguidores.

Fujimori, que salió unos minutos después que PPK, se mostró más comedida que su contrincante al apostar por "un Perú con reconciliación y con unidad".

Si finalmente Keiko no logra la presidencia, sería la segunda vez que se queda a un paso de seguir los pasos de su padre. En 2011 perdió ante el actual presidente, Ollanta Humala.


Antes del cierre de urnas, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) había invocado a los dos candidatos presidenciales en competencia y a sus simpatizantes a "esperar el escrutinio final y oficial de las actas electorales".


Los peruanos acudieron a los centros de votación desde temprano en medio de una gran expectativa por saber quién será elegido como sucesor de Ollanta Humala, informa desde Lima la colaboradora de Univision Noticias Mónica Vargas.

Las autoridades electorales invocaron a la población a esperar los resultados oficiales pues la diferencia de votos entre los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski es mínima.

El jefe de la ONPE, Mariano Cucho, llegó a declarar en una tv local que los resultados al 100% "estarán probablemente el viernes, o sábado o domingo de la próxima semana".

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) invocó en un comunicado "a los dos candidatos presidenciales en competencia y a sus simpatizantes que deben esperar el escrutinio final y oficial de las actas electorales".

De hecho, y dada

Casi 23 millones de peruanos acudieron a las urnas en una jornada que no registró mayores inconvenientes.



El país llegó a este domingo polarizado por la idea de volver a tener a una Fujimori en el poder.

Hasta hace un par de semanas, la candidata de la derechista FP encabezaba notoriamente las preferencias electorales, pero en los últimos días, el candidato del centroderechista PPK fue acortando las distancias. Keido ha debido hacer frente a graves denuncias contra sus colaboradores más cercanos.

La hija del expresidente, de 41 años, también ha sido objeto de fuertes críticas por mantener en su equipo a personas ligadas al gobierno de mano dura de su padre, preso por corrupción y crímenes de lesa humanidad.

Además, la semana pasada la excandidata presidencial Verónika Mendoza, líder del izquierdista Frente Amplio, que quedó en tercer lugar en la primera vuelta de las elecciones, anunció publicamente su apoyo a PPK en rechazo al fujimorismo y contra la posibilidad de tener "un país de corrupción y violencia".

Lea también:


Más contenido de tu interés