null: nullpx
Elecciones en Perú

La candidatura de Keiko Fujimori en manos de un jurado electoral

A diez días para que los peruanos concurran a las urnas, la favorita en las encuestas todavía debe superar una demanda por entregar dinero en un acto proselitista.
31 Mar 2016 – 1:27 AM EDT

A diez días para que se celebren las elecciones presidenciales en Perú, las cosas se le ponen difíciles a la favorita en las encuestas Keiko Fujimori. El máximo tribunal electoral del país decidirá esta misma semana si la candidata puede continuar o debe abandonar la carrera electoral.

Además, este domingo, cuando se cumplen 24 años del autogolpe de Estado que dio su padre Alberto Fujimori en 1992 con el que disolvió el Congreso y tomó el control de todas las instituciones, se efectuará una marcha contra de la candidata de Fuerza Popular.

Keiko ha sido acusada de entregar dinero en actividades proselitistas, algo que está prohibido por la legislación peruana. Por esa misma causa ya fue excluido de participar en la justa electoral el candidato César Acuña. Opositores a Keiko piden que se le aplique similar sanción.

Fujimori estuvo presente durante un concurso de baile organizado por simpatizantes, que se premió con dinero. Para el jurado especial no hay "prueba idónea" que la acuse de haber sido ella quien directamente hizo la entrega.

El caso fue denunciado ante el Jurado Electoral Especial de Lima, que el 24 de marzo declaró infundado el pedido para excluir a la candidata.

Pero el congresista Heriberto Benítez cree lo contrario. "Las pruebas son suficientes para revocar la decisión y excluir a Keiko Fujimori", aseguró al sustentar la apelación ante el máximo tribunal electoral.

El Jurado Nacional de Elecciones escuchó este miércoles los alegatos de sus acusadores y de la defensa, y dejó el caso listo para ser votado esta semana.


En el caso que el fallo fuese revocado y Keiko Fujimori sea excluida de la competencia, su partido puede apelar en forma extraordinaria en menos de 24 horas, en un contexto marcado por la presión del tiempo ante la cercanía de las presidenciales.

"Los demandantes muestran fotos y videos poco claros y antiguos, no son idóneos, no acreditan que infringió la norma", replicó por su parte el congresista Pedro Spadaro, defensor de Fujimori.

A Pedro Pablo Kuczynski, candidato del Partido Peruanos por el Kambio (PPK, que coincide con las iniciales de su nombre) y segundo en las encuestas, lo denunciaron por un hecho similar.

En su caso, se trató de una actividad en la selva central del país, donde de acuerdo con el testimonio de uno de sus acompañantes, el candidato de PPK llegó repartiendo cerveza, aguardiente y hoja de coca para los campesinos.

Un informe previo de la comisión de Fiscalización del tribunal electoral no encontró responsabilidad en PPK y consideró que fue sólo un agente pasivo en los hechos, por lo que los analistas creen que saldrá bien librado.


Al clima político enrarecido por las impugnaciones en la recta final de la campaña, se agrega el activismo de algunos obispos de la iglesia católica.

Hace unos días días el arzobispo de Arequipa, Javier del Río, arremetió contra los candidatos Alfredo Barnechea y Verónika Mendoza, mientras que el obispo emérito de Chimbote, Luis Bambarén, lo hizo contra Keiko Fujimori.

Del Río dijo en una celebración por Semana Santa que "un católico no puede votar" por Barnechea o Mendoza porque estos candidatos manifestaron su apoyo al aborto en casos de violación, y a la unión civil para los homosexuales.

El arzobispo de Arequipa remató que elegirlos es "un pecado", lo cual generó el rechazo de ambos postulantes por usar el púlpito para hacer política.

Bambarén afirmó que "no votaría nunca por Keiko" Fujimori por los "contravalores que representa".

Las voces de los religiosos obligaron al Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana a emitir un comunicado para manifestar que "la Iglesia respeta y promueve la libertad de cada persona en el ejercicio de este deber cívico".

Keiko Fujimori sigue contando con el favoritismo en las encuestas que le atribuyen más del 30% de la intención de voto, seguida por Kuczynski con un 15%.

Lea:


Más contenido de tu interés