null: nullpx
Rudy Giuliani

Un cuarto de hotel y una mano en los pantalones: Rudy Giuliani queda “comprometido” en la nueva película de ‘Borat’

El exalcalde de Nueva York y abogado personal del presidente Donald Trump protagoniza una extraña escena en la nueva película del británico Sacha Baron Cohen.
5 Nov 2020 – 10:59 PM EST
Comparte
Cargando Video...

En los últimos meses el abogado personal del presidente Trump, Rudy Giuliani, se ha visto señalado por sus turbias negociaciones en Ucrania e intentos por difundir calumnias sobre Joe Biden y su hijo. Ahora, la aparición del exalcalde de Nueva York en una sátira política puede comprometer su imagen y promete dar material a sus críticos.

En la película "Borat", del británico Sacha Baron Cohen, que se estrena este viernes, hay una extraña escena (descrita como "comprometedora" por algunos medios) en la que se ve a Giuliani metiéndose la mano en los pantalones mientras está acostado en una cama en presencia de la presunta hija de Borat, que se hace pasar por periodista de televisión.

En la película, que filma escenas reales con políticos o figuras públicas, la actriz que interpreta a la hija de Borat, quien a su vez se hace pasar por periodista de un programa de noticias conservador, le hace una complaciente entrevista a Giuliani. Al terminar, la chica sugiere que se tomen una copa en la habitación, equipada con cámaras ocultas. Una vez allí, mientras ella se quita el micrófono, se ve cómo Giuliani se tumba en la cama y se mete la mano en sus pantalones.

Pero la situación se corta rápidamente con la entrada en escena de Borat, que aparece gritando: "Ella tiene 15 años. Es muy mayor para usted".

"No me pudo pillar"

Este incidente ya se había conocido el pasado 7 de julio, cuando Giuliani llamó a la policía de Nueva York para denunciar que un hombre, curiosamente vestido, se había metido en la habitación donde él se encontraba.

"Este tipo entra corriendo, con un loco, lo que yo diría que es un traje rosa transgénero", dijo entonces Giuliani al diario sensacionalista The New York Post. describriendo que la personas llevaba "un bikini rosa, con encaje, debajo de un top de malla translúcida, parecía absurdo".

“Esta persona entra gritando y gritando, y pensé que esto debía ser una estafa o una persecución, así que lo denuncié a la policía. Luego se escapó”, explicó Giuliani. La investigación de la policía de Nueva York no encontró ningún delito en este incidente.

"Solo más tarde me di cuenta de que debía haber sido Sacha Baron Cohen", confesó Giuliani al diario. "Pensé en todas las personas a las que ha engañado anteriormente y me sentí bien conmigo mismo porque no me pudo pillar", añadió.

La explicación de Giuliani

Desde que este miércoles se conoció que la nueva entrega de Borat tenía una escena comprometedora de Rudy Giuliani, se han publicado algunas fotos fijas del momento en redes sociales. A última hora del miércoles, el abogado llamó a la emisora de radio WABC de Nueva York para darle declaraciones y ofrecer su versión de los hechos.

Según Giulini, de 76 años, lo que captaron las cámaras no fue otra cosa que un intento de quitarse los cables del micrófono de la entrevista, que los llevaba por dentro, y arreglarse la camisa, por lo que la escena es, según él, "una invención total", que busca desacreditar sus recientes intentos de impulsar acusaciones de corrupción contra Hunter Biden, el hijo del candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden.

"En ningún momento antes, durante o después de la entrevista fui inapropiado. Si Sacha Baron Cohen da a entender lo contrario, es un mentiroso descarado", añadió el exalcalde y aseguró que cuando él llamó a la policía Cohen escapó, dejando atrás al resto del equipo.

Sin embargo, aún eliminando la escena de la mano en los pantalones, muchos han criticado la actitud de Giuliani en la entrevista, que bebe, coquetea con la joven, tose y no mantiene ninguna distancia de seguridad.

El ex alcalde de Nueva York, incluso, acepta, al menos en teoría, comerse un murciélago con su entrevistadora. En la conversación, asegura que la rápidas acciones del presidente en la primavera salvaron a un millón de estadounidenses de morir por covid-19.

La película

En esta segunda entrega de Borat, el gobierno kazajo lo envía de regreso a Estados Unidos para intentar sobornar a un aliado de Donald Trump en busca de acercar a su país a la actual administración de la Casa Blanca. El regalo inicial para buscar la simpatía del presidente iba a ser un mono, pero el primate se indispone y finalmente, termina siendo la propia hija de Borat el trofeo.

La película, que estará disponible en streaming a partir de este viernes en Amazon Prime, termina pidiendo a los expectadores que vayan a votar.

Al igual que en la primera parte, que ganó 262 millones de dólares con su estreno en 2006 y le valió un Globo de Oro a Sacha Baron Cohen, las escenas más perturbadoras de Borat 2 son las que muestran los prejuicios profundamente arraigados entre el pueblo estadounidense.

Otros republicanos 'pillados' por Cohen

Rudy Giuliani no es el primer político republicano implicado en una de las sátiras del actor, comediante, productor y guioniosta británico.

En 2018, Cohen engañó al candidato republicano al Senado por Alabama Roy Moore con una presunta entrevista para el programa del canal de Showtime "Who is America?". Además, un legislador republicano en Georgia tuvo que renunciar después de que gritara repetidamente un epíteto racial en ese mismo espacio.

En 2008, Sarah Palin, ex gobernadora de Alaska y entonces candidata republicana a la vicepresidencia, acusó a Cohen de fingir ser un veterano discapacitado para conseguir una entrevista con ella, lo que, según Palin, era parte de sus repetidos intentos de humillar y "devaluar" a la clase media estadounidense.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés