Elecciones 2018

¿Qué significa para Trump que su candidato en Ohio ganara con dificultad un puesto al Congreso?

A Troy Balderson le tomó dos semanas y 2,000 votos ganar un escaño en Ohio, un estado péndulo donde el presidente ganó con cómoda ventaja en 2016.
25 Ago 2018 – 7:31 PM EDT

El republicano Troy Balderson logró este viernes un apretado triunfo en la elección especial del Distrito 12 del Congreso por Ohio, un estado codiciado por demócratas y republicanos y un barómetro político del país que ahora parece estar en juego.

El resultado fue una sorpresa para quienes confiaban en un triunfo republicano holgado en un distrito que está bajo su control desde 1983 y donde el 87% de la población es caucásica.

Pese a que la elección se celebró el 7 de agosto pasado, Balderson terminó de asegurar este viernes el escaño frente al demócrata Danny O'Connor.

Según la agencia de noticias AP, el republicano ganó por 1,680 votos, un margen de 0.8% sobre O'Connor. En contraste con estos resultados, muchos analistas destacan cómo en las elecciones de 2016 Donald Trump aseguró el distrito por una diferencia de 11 puntos.


Pero la victoria de Balderson es temporal, ya que el puesto volverá a las urnas en noviembre, junto a todos los escaños de la Cámara de Representantes en las elecciones de mitad de periodo. En esa ocasión volverá a medirse con O'Connor.

Pulso político

Demócratas y republicanos gastaron millones de dólares en el Distrito 12 en un afán por reafirmar las tesis propias de sus partidos de cara a noviembre.

Los demócratas quieren reforzar la imagen de la llamada 'ola azul', el fenómeno con el que esperan recuperar la mayoría de la Cámara de Representantes, mientras los republicanos quieren proyectar la idea de que, gracias a Trump, gozan de un gran respaldo electoral.

El presidente viajó especialmente a Ohio a principios de agosto para apoyar a Balderson, en un último intento por salvar la elección, y asegurarles a sus seguidores que él “era su opción desde el principio”.

"Una posible explicación al resultado es una reacción negativa hacia el partido y hacia Trump", opina Christopher Devine, profesor de ciencia política en la Universidad de Dayton, Ohio, en entrevista con Univision Noticias. "Hay fuerzas nacionales en juego relacionadas con el resultado. También, por supuesto, están las cualidades de los candidatos. O'Connor era un buen candidato y tenía un perfil más moderado”, agrega.

Y en lo que respecta a las elecciones de medio término, Devine señala: “Tampoco debemos extrapolar tanto de sólo una elección, si intentamos predecir cómo les irá a los republicanos en noviembre. Como en cualquier estado, habrá diferencias significativas en lo local y a nivel nacional”, agregó.

A menos de tres meses de las elecciones legislativas, demócratas y republicanos buscan señales de esperanza. Ohio históricamente ha estado en medio de esta contienda como un estado péndulo. Pero, ¿lo es realmente?

¿Estado péndulo?

En las elecciones presidenciales Trump ganó Ohio con un 51.3% de los votos, mientras Hillary Clinton obtuvo sólo un 43%. Muy diferente al resultado que alcanzó Barack Obama en 2012 con un 50.6% de las preferencias, mientras Mitt Romney se distanció por menos de tres puntos con 47.6%.


El escenario hace cinco años reforzó la posición de Ohio en la lista de estados péndulo, donde los partidos y candidatos invierten más dinero y tiempo y donde finalmente se juega la presidencia.

Pero el resultado de 2016 dejó a todos perplejos y cuestionó seriamente el estatus de Ohio. Expertos como Geoffrey Skelley, editor asociado de Sabato Crystal Ball en el Centro de Política de la Universidad de Virginia, ven al estado como un terreno más conservador.

"Históricamente Ohio ha sido crítico para ganar combinaciones del colegio electoral. En general siempre estaba cerca del resultado a nivel nacional y del voto popular. En la última elección se inclinó a la derecha y fue un cambio importante", explicó.

"Si pensamos en la apariencia del electorado de Ohio y los cambios en la política estadounidense es evidente que el estado se inclinará más hacia el lado republicano, debido a que tiene mayoría blanca, no tanto como Iowa, pero ciertamente es menos diverso que el país en general", dijo Skelley.

Según cifras de la Oficina del Censo, Ohio cuenta con 11.6 millones de personas, de las cuáles 82.2% son blancas, 12.9% afroamericanas y 3.8% latinas. Sólo un 26.7% de la población del estado tiene estudios universitarios.

Estos 13 olvidados del cinturón del óxido aguardan con esperanza a Trump (FOTOS)

Loading
Cargando galería


Actualmente Ohio es uno entre 26 estados en el país con gobernación, cámara de representantes y senado en manos republicanas, el llamado 'triunvirato'. De los 33 escaños en el senado estatal 24 son conservadores. En la cámara baja sólo 33 representantes son demócratas mientras los otros 66 son republicanos.

"Durante la última década el estado se ha girado a una dirección más republicana. En la legislatura estatal la diferencia entre ambos partidos es 2 a 1. Tan sólo en 2006 los demócratas tenían la gobernación y la mayoría de las carreras estatales", recordó Devine.

A nivel federal, para las elecciones de noviembre hay un escaño en el Senado en competencia, ocupado actualmente por el demócrata Sherrod Brown, quien se postula por la reelección.

En la Cámara de Representantes hay un total de 16 distritos electorales en competencia: 10 de los escaños están ocupados por republicanos y cuatro por demócratas quienes van por la reelección. Sólo dos tienen candidatos nuevos.

Noviembre

Diversas encuestas muestran un virtual empate en la carrera por la gobernación, donde compiten el candidato republicano Mike DeWine y el demócrata Richard Cordray. Ambos son reconocidas figuras a nivel local, donde han ocupado cargos públicos a nivel estatal y federal.

En la carrera de Brown compite el republicano Jim Renacci, una figura reconocida quien dejó su escaño en el distrito 16 de Ohio para entrar en esta campaña.

Además del distrito 12, otro sector que será competitivo en la elección de noviembre es el distrito 1 donde el republicano Steve Chabot compite por su reeeleción en contra del demócrata Aftab Pureval.

El triunvirato republicano en Ohio está en juego, así como su estatus de estado péndulo. Por eso muchos esperan que en noviembre se produzcan señales claras que definan la dinámica política hacia 2020 y más allá.

Publicidad