Elecciones 2018

¿Es la izquierda progresista la nueva fórmula ganadora demócrata para las elecciones de noviembre?

El ala izquierda del Partido Demócrata ha logrado victorias importantes en las elecciones primarias gracias, en parte, al apoyo de las mujeres y las minorías. Para ellos, el desafío es cómo hacer que la fórmula sea igualmente efectiva en las elecciones de mitad de período.
23 Sep 2018 – 4:49 PM EDT

Al igual que muchas personas tras las elecciones presidenciales de 2016, María Urbina se preguntó cuál sería la mejor manera de emplear sus habilidades políticas para hacerle resistencia a Donald Trump. Urbina dice que estaba "decepcionada y triste" después de la victoria republicana. Pero ella, al igual que otros, vio que algo sorprendente sucedió en todo el país, algo que reavivó su pasión por la política.

"No pensé que volvería a entrar tan rápido pero la respuesta de la comunidad local que emergió fue profundamente conmovedora", dijo a Univision Noticias.

Ahora, 18 meses más tarde, como directora política de The Indivisible Project, Urbina marcha a la vanguardia de un nuevo movimiento progresista que se ha esparcido por el país y reta cada vez más al sistema del Partido Demócrata a adoptar un enfoque más audaz contra Trump y el Partido Republicano.

Nacido de las cenizas de la derrota en 2016, ya ha logrado algunas victorias importantes, y ha sorprendido al mundo político desde Alabama hasta Nueva York y Florida. Y las encuestas sugieren que podría lograr varias más para cuando acaben las elecciones de mitad de período de noviembre.

El movimiento progresista ha desencadenado un intenso debate dentro del Partido Demócrata, y algunos temen que pueda alejar a los votantes si se desvía demasiado hacia la izquierda socialista.


Otros lo ven como un experimento político potencialmente poderoso que podría ayudar a los demócratas a recuperar el control del Congreso el próximo mes de noviembre al vigorizar su base, en la que se incluyen votantes jóvenes y minoritarios, los cuales durante mucho tiempo han estado desencantados con la política tradicional.

"Hay una energía en la base demócrata que verdaderamente está surtiendo efecto", dijo Geoffrey Skelley, del Centro de Política de la Universidad de Virginia. "Está claro que habrá muchos votantes y muchos de ellos son progresistas", indicó.

Pero Skelley y otros dicen que es demasiado pronto para medir el alcance del voto progresista. "Hay razones para que se emocionen. ¿Pero acaso eso significa que se están ganando el partido? No, al menos todavía. Aquí hay muchas aristas", subrayó.


Unidos contra Trump


Indivisible toma su nombre de un compromiso hecho por sus fundadores, en su mayoría exmiembros del personal del Congreso, de unirse contra Trump. Se inspiran en el Tea Party, un movimiento de base que sacudió el Partido Republicano hace una década y lo ayudó a controlar el Congreso, tras lo cual bloqueó la agenda legislativa del presidente Barack Obama.

Urbina, de 32 años, nacida en Nicaragua y criada en Nevada, empezó en la política trabajando para el influyente exsenador demócrata Harry Reid. Después de trabajar en varias campañas electorales, estaba lista para algo diferente después de que Reid decidiera no postularse para la reelección en 2016. Pero comenzó a tener dudas luego de reunirse con otros exmiembros del personal del Congreso que se estaban reagrupando para resistir a Trump.

Estos son los “progresistas” demócratas que quieren bloquear la agenda de Trump (fotos)

Loading
Cargando galería


Autodenominados Indivisible, crearon un documento en Google Docs en línea para personas con ideas afines, titulado ' Una guía práctica para resistir la agenda de Trump'.

Detallaba una estrategia al estilo del Tea Party para "reforzar la estructura demócrata y debilitar la voluntad republicana a favor de Trump" a nivel local y de circunscripción electoral, como asambleas públicas, visitas a las oficinas del distrito y llamadas telefónicas.

"Si una pequeña minoría en el Tea Party pudo detener al presidente Obama, entonces la mayoría podremos detener a un tirano insignificante llamado Trump", declararon.

El mensaje de Indivisible atrajo a Urbina, quien dice que fue tranquilizador descubrir que muchas otras personas se sentían como ella. "Fueron realmente importantes para ayudar a la gente a encontrar la voluntad en medio de su angustia. Quedé muy impresionada de cómo pudieron hacer eso y hacerlo tan rápida y claramente", dijo.

Fuera del partido

El desafío inmediato del grupo fue unirse a la batalla para evitar que el Congreso aprobara un proyecto de ley de salud que reemplazara el Obamacare. Desde entonces se ha transformado en una batalla más grande para aumentar el apoyo popular para que los candidatos progresistas recuperen el control del Congreso, incluso aunque eso implique competir con moderados respaldados por el sistema del Partido Demócrata.

"No estaba claro cuánta resistencia nos opondría el liderazgo demócrata", dijo Urbina. "Nosotros estamos fuera de la estructura del partido. No sigo las instrucciones de Tom Pérez", añadió, refiriéndose al presidente del Comité Nacional Demócrata, el órgano rector del partido.

Aunque desconfía del reto que representa su flanco izquierdo, el partido considera a los progresistas parte de un esfuerzo colectivo para retomar el parlamento en noviembre con la estrategia denominada 'De rojo a azul'. Los funcionarios del partido reciben con agrado la organización popular de base y señalan que 39 de sus 41 candidatos seleccionados ganaron sus elecciones primarias.


La guía de Indivisible incluía información sobre cómo formar un grupo. En la actualidad hay 5,000 grupos registrados en todo el país, según los organizadores, que varían en tamaño: desde unas pocas personas en zonas rurales hasta otros urbanos más grandes como Indivisible Action en Tampa Bay, que cuenta con más de 6,000 miembros.

"No estábamos activos políticamente y nos molestaba nuestra propia inacción", dijo Christine Hanna, administradora de un hospital de oncología, de 42 años de edad, quien fundó el grupo de Tampa Bay unos días después de las elecciones de 2016 con 80 personas.

"Somos la base progresista. No coordinamos con el candidato o el Partido Demócrata, solo encontramos una necesidad y la llenamos", dijo.

Indivisible alega que el Partido Demócrata ha apostado por un camino poco ambicioso en el pasado, tratando de lograr victorias al trazar un rumbo centrista, enfocado principalmente en ganarse a los votantes blancos que constituyen el 70% del electorado. Alega que llegar a nuevos votantes es una estrategia más exitosa y que el partido debería prestar más atención al creciente electorado minoritario.

Muchos de los candidatos que apoya son mujeres con poca o ninguna experiencia política previa. Eso ayudó a los demócratas a nominar una cifra histórica de 180 candidatas en las elecciones primarias para la Cámara de Representantes este año, superando el récord anterior del partido de 120, según el Centro para Mujeres y Política Estadounidense de la Universidad Rutgers.

El ejemplo de Alabama

Hay algunos hombres blancos también. El grupo apoyó a un prominente abogado blanco de Alabama, Doug Jones, para el Senado estadounidense en diciembre pasado, ayudándolo a vencer al polémico juez republicano Roy Moore, quien tenía el apoyo de Trump.

Indivisible dice que reclutó a 985 voluntarios virtuales en todo el país para enviar casi 250,000 mensajes de texto a los votantes de Alabama para que votaran, así como para hacer visitas a domicilio en el estado.

Indivisible también tuvo éxito inicialmente al apoyar candidatos en las elecciones estatales y municipales de Virginia en noviembre de 2017.


Para las elecciones de mitad de período de noviembre creó un plan de 50 estados para los movimientos de base, conocido como Indivisible 435, que tienen como objetivo 73 elecciones clave en 13 estados con una lista de candidatos respaldados.

Para obtener el apoyo nacional del grupo, los candidatos se tenían que comprometer a ofrecer protecciones permanentes para los inmigrantes indocumentados, cobertura universal de atención médica para todos los estadounidenses y aumento del salario mínimo.

El proyecto no elige candidatos, sino que requiere que sean nominados por un grupo local. "No hay obligación, no hay franquicia. Pueden apoyar a un candidato o pueden crear sus propios programas de campo", dijo Emily Phelps, directora de comunicaciones del Proyecto Indivisible, con un equipo de 50 personas en Washington.

"Algunos grupos se mantienen neutrales y acuerdan apoyar a quien gane la elección primaria", agregó.

Primarias sorpresivas

La primera gran sorpresa del grupo se dio en junio cuando Alexandria Ocasio-Cortez, una activista y camarera de El Bronx de 28 años de edad y prácticamente desconocida, derrotó al actual demócrata Joe Crowley, quien había estado en el Congreso durante dos décadas y es el cuarto en la jerarquía del partido.

" Quienes más sufren son quienes deberían tener más poder", dice Urbina, utilizando una cita de la campaña de otra exitosa candidata de elecciones primarias respaldada por Indivisible, Ayanna Pressley, una concejal negra de Boston de 44 años de edad quien este mes derrotó a un demócrata titular en una contienda para el Congreso de Massachusetts.


Una afroestadoudniense progresista, Nika Elugardo, también venció a un poderoso titular en la Cámara de Massachusetts a principios de este mes.

Indivisible apoyó al alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum, en las reñidas elecciones primarias del Partido Demócrata para la gubernatura estatal, quien dio una gran sorpresa al derrotar al candidato preferido del partido con una remontada a última hora en la contienda.

A algunos demócratas les preocupa que la agenda progresista pueda ser contraproducente en el sur de Florida, donde muchos votantes hispanos asocian el socialismo con el Partido Comunista de Cuba, así como con regímenes dictatoriales en Venezuela y Nicaragua. " Necesitan asociarse menos con 'la izquierda'", dijo José Parra, un estratega de comunicaciones que ha trabajado con Indivisible.

No todos sus candidatos han tenido éxito. A pesar del respaldo que dieron a la actriz de 'Sex and the City', Cynthia Nixon, perdió la semana pasada en su intento por derrocar al titular gobernador demócrata de Nueva York, Andrew Cuomo. Sin embargo, los progresistas tuvieron éxito en las elecciones para la legislatura de Nueva York, eliminando a un grupo de senadores estatales demócratas moderados que habían votado con los republicanos.

Los demócratas de New Hampshire también rechazaron a los candidatos progresistas para gobernador en las elecciones primarias del estado la semana pasada y favorecieron a los titulares moderados.


Pero los progresistas ven aspectos positivos en la derrota. "Aunque apoyen a un candidato que quizás no gane, eso contribuye a generar conversación", dijo Parra . Señaló que Cuomo se vio obligado a mover su campaña hacia la izquierda para contrarrestar la amenaza de Nixon.

Aunque la organización no sigue la línea del Partido Demócrata, algunos de sus principales candidatos han ganado su respaldo. En Texas, Beto O'Rourke , está llevando una campaña para el Senado sorprendentemente fuerte contra el excandidato presidencial republicano Ted Cruz, con el respaldo conjunto del partido e Indivisible. El grupo también apoya a la representante Kirsten Gillibrand, quien representa una apuesta segura para la reelección al Senado estadounidense por Nueva York.

En California, Indivisible apoya a Harley Rouda, quien desafía al titular republicano Dana Rohrabacher en el distrito electoral 48, así como al mexicano-palestino Ammar Campa-Najjar, quien va contra otro titular republicano en el distrito 50.


Sacando el voto


Indivisible prefiere asociarse con organizaciones locales basadas en la comunidad y brindarles ayuda para transmitir su mensaje. " Estamos aquí para impulsar el movimiento de base", dice Urbina.

"Hay montones de organizaciones que llegan a un distrito desde [Washington] DC", dijo Parra, quien trabajó en la campaña de Gillum. " Indivisible es diferente. Trabaja con personas que ya conocen el terreno y les da capacidad adicional".

Ese esfuerzo es parte de un antiguo movimiento de grupos como Voto Latino, la Liga de Mujeres Votantes y la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), diseñado para aumentar la participación electoral históricamente baja por parte de los votantes de minoría.

Voto Latino unió fuerzas recientemente con 80 grupos, incluyendo Univision, para poner en marcha a Somos Más y registrar un millón de nuevos votantes para 2020.

"No es suficiente probar a los votantes existentes, hay que llegar a nuevos votantes", dijo la presidenta de Voto Latino, María Teresa Kumar.

Señaló una encuesta reciente del Fondo Educativo NALEO y Latino Decisions que reveló que casi el 60% de los votantes latinos registrados informaron que no habían sido contactados por una campaña política alguna para pedirles que se registraran o votaran en noviembre.

"El reto es que el Partido Demócrata no ha desarrollado necesariamente el alcance para incrementar la base. Nuestro trabajo es registrar a todo el que podamos", agregó.

Alexandria Ocasio-Cortez: La “niuyorrican” que venció el establishment del Partido Demócrata en Nueva York (fotos)

Loading
Cargando galería


COLOCAR GALERÍA Estos son los “progresistas” demócratas que quieren bloquear la agenda de Trump (fotos)


Más contenido de tu interés